Pasar al contenido principal

Esta revolucionaria lavadora puede lavar la ropa sin electricidad

Drumi Lavadora sin electricidad
Drumi

Drumi, la lavadora con pedal que lava la ropa sin electricidad, ha entrado por fin en la fase de producción y llegará a los clientes en los próximos meses.

Está especialmente dirigida a las personas comprometidas con el medioambiente que desean reducir su consumo energético, así como a los usuarios que se encuentran en lugares sin acceso a la corriente eléctrica. 

El mes de abril de 2015 conocimos el primer prototipo de esta curiosa lavadora que no necesita electricidad, y a muchas personas les pareció un gran invento para lavar la ropa de una manera más ecológica y económica.

Se trata de un dispositivo desarrollado por la compañía canadiense Yirego, que en estos tres años ha llevado a cabo ajustes en el diseño con la finalidad de optimizar su rendimiento y prestaciones.

Ahora, la empresa ha anunciado que Drumi ha entrado por fin en la fase de producción, de manera que las personas que hicieron la reserva hace tres años empezarán a recibir su pedido durante el segundo o el tercer trimestre de 2018.

Leer más: 10 inventos de mujeres que han cambiado nuestra Historia

Los principales cambios que tiene la versión definitiva en relación al prototipo inicial son un mango para extraer y limpiar el tambor, un cierre de seguridad para la tapa y una ligera reducción de su altura, que ahora es de 41,6 cm.

Menos agua que una lavadora convencional

El funcionamiento de la lavadora que no necesita electricidad es el mismo que ya conocimos en 2015. Lo primero que hay que hacer es cargar el tambor de Drumi con hasta 2 kg de ropa ligeramente, para después añadir 10 litros de agua del grifo y detergente. A continuación, se coloca la tapa y se mueve el mango hacia adelante para activar el cierre de seguridad.

Para comenzar el ciclo de lavado hay que accionar el pedal durante cinco minutos. Una vez hecho esto, se abre el sistema de drenaje para vaciar el agua con detergente, y luego se añade agua limpia para enjuagar la ropa durante tres minutos más.

Por último, se libera el agua restante y se presiona el pedal para eliminar el exceso de humedad de las prendas. Todo el proceso se lleva a cabo sin electricidad y usando mucha menos agua que con una lavadora convencional

Si te parece un invento interesante y quieres comprar la lavadora que funciona sin electricidad, puedes hacer tu pedido en la página oficial del fabricante a un precio de 368 dólares (299 euros) con los gastos de envío a España incluidos.

Te puede interesar