Pasar al contenido principal

Así es como la Inteligencia Artificial y otras nuevas tecnologías están transformando los departamentos financieros de todo el mundo, según el CFO de Microsoft Ibérica

Arnaud Petit, director financiero de Microsoft Ibérica.
Arnaud Petit, director financiero de Microsoft Ibérica. Microsoft
  • Arnaud Petit, director financiero de Microsoft Ibérica, cuenta a Business Insider cómo es el papel del nuevo director financiero dentro de esta revolución digital que está transformando las empresas.
  • El director financiero en el siglo XXI debe ser sin duda uno de los actores que lideren el cambio cultural y los procesos de transformación digital en las organizaciones, explica el directivo. 
  • "La inteligencia Artificial se puede aplicar a todos los campos, incluido el financiero. Es más, los CFOs tienen la casi obligación de predecir el futuro… y para conseguirlo la Inteligencia Artificial juega un papel mucho más eficaz que el de las mejores bolas de cristal", explica Petit.
  • "No, los robots o, mejor dicho, algoritmos, serán una ayuda que nos permitirá ser más productivos y desempeñarán un papel muy relevante en muchos de los procesos de negocio que no aportan valor pero que sin embargo exigen tiempo y recursos", responde a la pregunta de si los robots gobernarán los departamentos financieros. 

La transformación digital es ya una realidad que afecta a todas las áreas de las empresas creando nuevos roles en estas. Este es el caso del departamento financiero donde las nuevas tecnologías permiten agilizar las gestiones y ayudar a gestionar los riesgos.

Arnaud Petit, director financiero de Microsoft Ibérica, cuenta a Business Insider cómo es el papel del nuevo director financiero dentro de esta revolución digital que está transformando las empresas. 

"En el área financiera, los trabajos diarios que antes se hacían de manera manual y llevaban días e incluso semanas, ahora se realizan de forma automática y en cuestión de segundos, gracias a tecnologías como la inteligencia artificial, el business intelligence o el aprendizaje automático como machine learning y chatbot", explica Petit.

A lo que añade que hay algunas áreas donde las novedades tecnológicas han impactado más. "Sin duda las áreas que más y mejor se han visto impactadas por las nuevas tecnologías han sido la elaboración de análisis e informes financieros, las estrategias y predicciones, la gestión de riesgos y la automatización de los procesos de negocio, cuatro grandes áreas en las que nos seguimos transformando", apunta. 

Leer más: Estas son las claves para que las grandes y pequeñas empresas puedan triunfar en la revolución digital, según el director general de Airbnb en España

En este contexto, ¿cuál es el rol que debe tener un director financiero en el siglo XXI? "Sin duda el de ser uno de los actores que lideren el cambio cultural y los procesos de transformación digital en las organizaciones", señala Petit. 

"Antes estaba encargado de custodiar los datos y facilitarlos a petición del comité de dirección. Ahora debe adoptar una actitud mucho más proactiva, tener una visión estratégica y, como parte de esa dirección y con voz y voto en la toma de decisiones, impulsar dicha transformación. El objetivo último debe ser la mejora de la competitividad de toda la organización, y es el CFO y su equipo quien debe liderar el cambio", añade. 

Microsoft es una empresa tecnológica que ha tenido una amplia evolución en los últimos años para adaptarse al nuevo entorno, cómo se hace esta evolución dentro de la propia empresa y cómo se aplica al mundo financiero. Petit explica que su gran valor diferencial ha sido acometer la transformación digital desde arriba, con una implicación directa de los equipos que lideran la compañía.

"Luego hemos apostado por la tecnología como eje para impulsar aspectos clave para cualquier equipo financiero: eficiencia operativa (es decir, ganar tiempo) y datos siempre fiables. Y una vez conseguido lo anterior tenemos que ser capaces de visualizar esos datos de una forma que sea accesible y muy fácil de entender. Esto lo conseguimos a través de soluciones de Microsoft Business Intelligence como Power BI, una herramienta de visualización de datos muy dinámica, flexible, segura y que, además, mejora la colaboración entre los diferentes equipos y departamentos", añade. 

La inteligencia artificial más eficaz que las bolas de cristal

Una de las innovaciones que más aplicaciones puede tener en este campo es la inteligencia artificial, un campo en el que Microsoft tiene Azure.

"La inteligencia Artificial se puede aplicar a todos los campos, incluido el financiero. Es más, los CFOs tienen la casi obligación de predecir el futuro… y para conseguirlo la Inteligencia Artificial juega un papel mucho más eficaz que el de las mejores bolas de cristal", explica Petit.

"El trabajo de la IA a través del machine learning automático nos permite realizar pronósticos cada vez más exactos en muy poco tiempo. Por otra parte, cualquier organización debe saber gestionar los riesgos diarios a los que se enfrenta. De ese modo, la IA es capaz de analizar y dar la señal de alarma si hay cualquier elemento fraudulento, especialmente en el mundo digital, que deba ser atendido", desgrana. 

La inteligencia artificial es una herramienta clave para los nuevos tiempos, pero no la única. "La revolución de los datos permite mejorar la toma de decisiones en el seno de las organizaciones, ya que la Inteligencia Empresarial (BI) es capaz de correlacionar y predecir futuros escenarios de negocio gracias a la interconexión de estos datos, lo que otorga una ventaja competitiva a las organizaciones que son capaces de extraer los insights y actuar en consecuencia", explica el directivo. 

Leer más: La OCDE lanza sus principios sobre inteligencia artificial que adoptarán 42 países, incluida España

Otro de los retos a los que se enfrentan las empresas en esta revolución tecnológica es la automatización y cómo llevarla a cabo. ¿Estarán los nuevos departamentos financieros gobernados por los robots? Petit lo tiene claro. "No, los robots o, mejor dicho, algoritmos, serán una ayuda que nos permitirá ser más productivos y desempeñarán un papel muy relevante en muchos de los procesos de negocio que no aportan valor pero que sin embargo exigen tiempo y recursos", señala. 

"Podemos, por ejemplo, y una vez más gracias a la IA, crear chatbots capaces de guiar a los empleados en sus dudas cotidianas, ofreciéndoles una solución personalizada en segundos y ahorrar mucho tiempo en acciones repetitivas. Pero mientras que sucede esto también estamos apostando por herramientas colaborativas como Microsoft Teams que mejoran la comunicación entre departamentos y equipos deslocalizados y que, en consecuencia, mejoran la productividad", explica. 

"No se trata de sustituir equipos humanos por Inteligencia Artificial, se trata de aplicarlos donde mejoren la eficacia de procesos tediosos, largos o complicados", agrega. 

Los grandes quebraderos de cabeza de los departamentos financieros 

En este momento de cambios, las preocupaciones de las empresas son variadas desde los costes a cómo afectará a la organización aplicar las nuevas herramientas. Preguntado por cuáles son las preocupaciones de sus clientes a la hora de adaptar los departamentos financieros a las nuevas herramientas señala que una de las dudas que surgen son los costes porque no todas las empresas son capaces de ver con la misma claridad que se trata de una inversión que redundará a corto plazo en su productividad y eficacia operativa.  

"Pero en este sentido, el cloud computing -la nube-, ha supuesto una verdadera revolución en lo que a inversión tecnológica se refiere, al poner herramientas y aplicaciones al alcance de todo tipo de empresas, proporcionando una capacidad escalable y flexible bajo demanda", apunta. 

Otra de las dudas reside en la seguridad y si las nuevas tecnologías serán capaces de guardar los datos de forma correcta. "Los equipos financieros estamos manejando siempre información crítica y sensible y tratarla de manera diferente genera dudas, miedo a perder los datos y, en definitiva, reticencias a los cambios", apunta.

Leer más: Este es el consejo para crear una app de éxito de una investigadora multipremiada

"Sin embargo, todos los equipos financieros, independientemente del sector o la industria en que desarrollen su actividad, nos solemos enfrentar a los mismos retos: datos obsoletos (y a veces almacenados en sistemas antiguos y de difícil acceso), falta de herramientas eficaces y adaptadas a la complejidad creciente de nuestro negocio y procesos tediosos y en ocasiones artesanales que inducen al error. Y las nuevas tecnologías están aquí para resolver a esos problemas y ayudarnos a mantener nuestra ventaja competitiva frente a otras empresas. Hay que apostar por ellas", prosigue Petit. 

Para que los clientes adopten las nuevas tecnologías, Petit señala que  ayudan a sus clientes a entender que el cambio digital exige un cambio cultural y que este proceso debe ser impulsado desde arriba, desde el comité de dirección. Un cambio, que apunta, hay que abordarlo sí o sí pues de ello depende el futuro de sus organizaciones. Tras esto hay que indentificar las áreas de mejora y para eso, Petit señala que hay que ser "disruptivos" y a veces tomar algún riesgo.

"Es muy importante señalar que no hay atajos, no hay caminos rápidos y que cada pequeño paso cuenta en esta transformación. Es fundamental que comuniquemos a nuestros departamentos de tecnología cuáles son nuestras necesidades y nuestros requerimientos y no nos olvidemos que todo esto tiene que estar enmarcado dentro de las políticas de cumplimiento interno de la compañía", remata. 

Y además