Pasar al contenido principal

Estos son los 10 hábitos que debes seguir para mejorar tu memoria

chica recordando

Getty Images

  • Aunque no siempre recuerdes todo, con estos simple hábitos notarás una gran mejora en tu memoria. 
  • La alimentación, la relajación o el sueño son algunos de los factores determinantes a la hora de memorizar con mayor rapidez y eficacia. 
  • Los estudios científicos relacionados con la memoria arrojan datos sorprendentes sobre hábitos beneficiosos y dañinos para esta. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La memoria es una de las capacidades cognitivas que si no se ejercita se pierde. ¿No te ha pasado que vas a un centro comercial y no recuerdas donde dejaste el coche en el parking? ¿Que no recuerdas el nombre del profesor que te impartió una asignatura el año pasado? ¿De esas veces que sabes que tienes que hacer algo antes de acostarte, pero recuerdas qué?

Es probable que hayas conocido a personas que lo recuerdan todo, desde el cumpleaños de tu mascota hasta el nombre del ponente de la conferencia de hace 6 años, y te hayas preguntado, "¿cómo lo hace?"

Leer más: Deja de decir que tienes Alzheimer porque a tu memoria no le pasa nada: 3 causas de olvido totalmente normales y por las que no deberías preocuparte

La ciencia ha demostrado que con unos "simples" hábitos cotidianos puedes ejercitar tu memoria y ayudarte a recordar u organizarte de manera más eficiente y rápida.

Estos son los 10 hábitos que debes seguir para mejorar tu memoria: 

 

1. Verbalizar en voz alta datos importantes.

chica megafono

Getty Images

Puede sonar algo raro, pero es un método demostrado. En un estudio publicado en la revista científica Memory, quedó demostrado que los sujetos que leen información en voz alta tienen un 15% más de retención de dicha información. 

Como explica CulturaColectiva "es mejor comprender que memorizar". El hecho de verbalizar las tareas o los eventos del día (por ejemplo, "he aparcado en la plaza 18") te ayuda a recordar con mayor facilidad. Es una manera de "dar órdenes" al cerebro. 

2. Escuchar música.

Mujer escuchando música.
Getty Images

Independientemente de si eres más se soul, de heavy, o de pop, el escuchar música de manera habitual puede ser clave en la memoria. Escuchar música relaja, o al menos distrae durante un tiempo, pero provoca otro efecto en las personas. La necesidad o al menos la curiosidad de conocer la letra de la canción. 

Ya se en inglés, francés, español o coreano, si la canción te gusta vas a acabar aprendiendote la letra y cantándola a viva voz. De hecho mucha gente crea sus propias melodías con datos importantes como regla mnemotécnica para recordarlos. 

¿No crees que esto refuerza el argumento de hablar en voz alta? Quizá es por esto que recuerdas mejor la última canción de Rosalía que el tema de historia. 

Fuente: CulturaColectiva.

3. Dormir.

dormir
Business Insider España

Un estudio realizado por la AGS (Asociación Americana de Geriatría, en español) ha destacado que las personas que duermen 7 horas tienen mejor memoria que aquellas que duermen menos de 5 o más de 9 horas . 7 horas es lo ideal, ni más ni menos. 

Richard Shane, creador del método Sleep Easily, ha declarado para TheHealthy que "el sueño fortalece las conexiones entre las células cerebrales y las diferentes regiones del cerebro, y mueve la información a áreas del cerebro que son más eficientes para almacenarlo". 

Leer más: Recargar energía, fijar nuestros recuerdos y asentar conocimientos: las 8 cosas increíbles que hace tu cerebro mientras duermes

 

4. Centrarse en una única tarea.

mujer agobiada

Getty Images

Está claro que aunque podamos atender varias necesidades o tareas a la vez, esto va a  provocar que dejemos de poner esfuerzo en unas para llegar a otras, por lo que aunque aumente tu eficiencia quizá el resultado final no sea el mejor. En estas situaciones es normal que no recuerdes cosas ya que tu atención está dividida. 

"Puede parecer contrario a la intuición reducir la velocidad, pero la investigación ha demostrado que cuanta más información consumes a la vez, más superficial se vuelve tu conocimiento. Al asimilar menos información, tu cerebro puede comprender mejor, desarrollar el conocimiento y construir redes cerebrales ” ha sentenciado para TheHealthy  Sandra Bond Chapman, directora del Centro de Salud Mental de la Universidad de Texas. 

 

5. Meditar.

mujer meditando

Getty Images

La doctora Chapman asegura que el primer paso para mejorar la memoria es relajarse. Vacía tu mente, medita o simplemente reflexiona en silencio y tratando de calmar tu cuerpo para poder calmar tu mente. 

El PNAS (Actas de la Academia Nacional de Ciencia, en español), una de las revistas científicas más citadas, concluye que la meditación te ayuda a evitar distracciones, o pensamientos estresantes, lo que mejora el enfoque. 

Leer más: Esta es la mejor técnica de meditación para empezar el día con energía, según el entrenador Tony Robbins

Otro estudio publicado en PMC (PubMed Central), una base de datos de artículos científicos, demuestra que la meditación realmente puede cambiar la estructura de tu cerebro; se desarrollan las áreas asociadas a la atención. 

Fuente: TheHealthy.

6. Organizar la información.

Organizar tu agenda del día es el último paso por las mañanas [RE]
Unsplash/STIL

Es un consejo muy básico pero del que no te debes de olvidar. Organizar todas las tareas que tienes que hacer te ayudará a ordenarlas por prioridades o a saber cuánto tiempo te llevarán. Esto ayudará también con el vicio de procrastinar tareas y sentirás que tu eficacia aumenta. 

De hecho, una investigación realizada por la APS (Assotiation of Psychological Science/ Asociación de Ciencias de la Psicología), ha demostrado que el simple hecho de escribir a mano las tareas puede reforzar la información en tu memoria. 

Fuente: The Healthy y Cultura Colectiva

Leer más: 11 ideas útiles de Excel que te ayudarán a organizarte mejor

7. Hacer ejercicio diariamente.

Los ejercicios aeróbicos como correr pueden ayudar a revertir ciertos daños cardíacos asociados a la edad [RE]
Shutterstock

Tu cuerpo y tu mente están intrínsecamente unidos, cuidando uno ayudas al otro,  mens sana in corpore sano. El ejercicio mantiene el cerebro ágil. Esto es así porque, como recoge The Healthy con el ejercicio se pueden evitar "succionadores" de memoria como la presión arterial alta o la diabetes

"Los estudios han encontrado una mejora en el aprendizaje, la memoria y la concentración directamente después del ejercicio aeróbico, por lo que tomar pequeños descansos para ejercitarte a lo largo de tu jornada laboral puede ser beneficioso para tu cuerpo y tu mente", asegura la experta en acondicionamiento físico y nutrición Erin Palinski-Wade. 

 

8. Andar hacia atrás.

pies andando

Getty Images

Quizá no era este el ejercicio que tenías en mente para ayudar a tu memoria pero está demostrado que es tremendamente eficaz. 

Un estudio ha demostrado recientemente que caminar hacia atrás ayuda a recordar mejor los eventos del pasado. Incluso mejor que andar hacia delante o quedarse quieto. 

En este estudio los participantes que visionaron un video con objetos moviéndose hacia atrás, o incluso que imaginaron que retrocedían, recordaron mejor. 

Los investigadores lo denominaron el "efecto de viaje en el tiempo mnemónico" , y aunque todavía no están seguros de cómo funciona esta relación en el cerebro, podría tener aplicaciones en el mundo real, por ejemplo para la próxima vez que necesites recordar algo.

Fuente: TheHealthy.

9. Dieta Mediterránea.

Beneficios dieta mediterránea
Shutterstock

La comida que ingerimos influye de manera directa sobre la memoria debido a la aportación que hace a nuestro organismo: absorbe los nutrientes necesarios. Como recalca Cultura Colectiva"los ácidos grasos como el omega 3 y 6, presentes en el pescado, los frutos secos y el aguacate, por ejemplo, protegen, además de nutrirlo, el cerebro". 

La dieta mediterránea tan propia de nuestro país, podría ser la clave para mejorar tu memoria. Comer mucha verdura, frutas frescas, pescado y cereales ayuda a tener un sistema circulatorio mejor que a su vez hace que fluya más oxígeno y lleguen más fácilmente los nutrientes al cerebro ayudadno así a tu memoria. 

Fuente: The Healthy

Leer más: De la dieta mediterránea a la pizza napolitana: 13 tradiciones culinarias tan reputadas que han sido reconocidas como patrimonio mundial de la UNESCO

10. Reducir el consumo de alcohol.

Copa de vino.
Getty/wundervisuals

Para mantener tu cerebro en plena forma, no puedes tomar más de 1 vaso al día si eres mujer o 2 si eres hombre (aunque esto está relacionado con los estándares de peso y altura por lo que en tu caso puede variar). En general una ingesta grande de alcohol está relacionada con una mayor pérdida de memoria. 

“El consumo excesivo de alcohol, incluso ocasionalmente, puede provocar resacas que incluyan deshidratación. Dado que incluso la deshidratación leve puede tener un impacto negativo en el funcionamiento mental, limitar el consumo de alcohol puede ayudar a prevenir esto” ha sentenciado la experta en nutrición Erin Palinski-Wade. 

Y además