Pasar al contenido principal

Un estudio concluye que las mujeres que consumen comida rápida tardan más en quedarse embarazadas

embarazo
Pixabay

La dieta durante el embarazo es sujeto de múltiples investigaciones y hay información abundante acerca de lo que se debe y no se debe comer durante la gestación. La Organización Mundial de la Salud recomienda asesorar siempre a las embarazadas acerca de la importancia de la dieta sana y el ejercicio durante el embarazo. 

Sin embargo, parece que no se presta la misma atención a la dieta antes del embarazo y cómo puede afectar a las posibilidades de concebir. Un nuevo estudio realizado por el Instituto de investigación Robinson de la Universidad de Adelaida (Australia) y publicado en la revista científica Human Reproduction destaca la importancia que tiene la alimentación previa al embarazo al revelar que las mujeres que consumen mucha comida rápida tardan más en quedarse embarazadas que las que llevan una dieta más sana. 

El estudio, realizado entre el 2004 y el 2011, ha seguido a 5.598 mujeres de Australia, Nueva Zelanda, Irlanda y Reino Unido desde su primera visita prenatal. Las mujeres que han participado en el estudio eran madres primerizas y no ha incluido a aquellas que estaban recibiendo tratamiento de fertilidad por causa de la pareja. En general, la mayoría no presentaba un historial de infertilidad ya que el 94% de las participantes no se habían sometido a un tratamiento de fertilidad antes de la concepción. 

En la primera visita, que se realiza alrededor de las 14 semanas de gestación, las matronas recaban información acerca de la dieta de la mujer y el tiempo que le ha llevado quedarse embarazada. Así, el estudio cuenta con información de la alimentación durante el mes previo a la concepción con datos sobre el consumo de fruta, verduras, pescado y comida rápida. 

Leer más: 15 alimentos que sacian y no engordan

La doctora Jessica Grieger, autora del estudio e investigadora de la Universidad de Adelaida, resume la conclusión del análisis: "una dieta de buena calidad que incluya fruta y minimizar el consumo de comida rápida mejora la fertilidad y reduce el tiempo que se tarda en quedar embarazada". 

Según los resultados de la investigación, las mujeres que comieron fruta menos de una a tres veces al día en el mes previo a la concepción tardaron medio mes más en quedarse embarazadas que aquellas que sí consumieron más de esa cantidad. Por su parte, las mujeres que consumieron comida rápida más de cuatro veces por semana tardaron un mes más en concebir. 

El estudio también ha clasificado a las parejas participantes en fértiles y no fértiles. En el segundo grupo se encuentran aquellas que tardaron más de un año en quedarse embarazadas. Con los datos recabados sobre su alimentación previa al embarazo, la investigación concluye que las mujeres que consumen menos fruta aumentan su riesgo de infertilidad del 8% al 12%, y las que toman comida rápida incrementan la cifra al 16%. 

Sin embargo, el estudio también revela que no todos los alimentos influyen por igual. Mientras que el consumo de fruta y pescado afecta directamente al tiempo en quedarse embarazada, el pescado y las verduras no influyen en absoluto por muy sanos que sean. 

Es importante destacar que la investigación solo incluye la dieta de la mujer y no de la pareja, y que se limita solo a un número restringido de alimentos. Además, dentro de la clasificación de lo qué es o no comida rápida, no incluye la que se come en casa por lo que puede faltar información al respecto. Sin embargo, sí ha tenido en cuenta otros factores que aumentan el riesgo de infertilidad como la ingesta de alcohol y tabaco o la edad.

Leer más: 9 costes inesperados de tener un hijo

La comida rápida también afecta durante el embarazo

Lo que está claro es que la alimentación juega un papel fundamental en el embarazo y no es la primera vez que se denuncian los efectos de la comida rápida en la gestación. En 2014, un estudio publicado en la revista PLOS ONE y realizado por investigadores del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, reveló que el consumo de comida rápida es un factor de riesgo en el desarrollo de diabetes gestacional.  

La ingesta de comida basura durante el embarazo también puede afectar al desarrollo del bebé. Un estudio de 2013, realizado también por la Universidad de Adelaida, descubrió que los bebés de mujeres que llevan una dieta con comida rápida durante la gestación presentan una cantidad de opioides superior a la normal. Los opioides son sustancias químicas que se liberan al comer alimentos altos en grasa y azúcar y que liberan dopamina. Esto hace que estos niños sean más propensos a consumir más de estos alimentos altos en grasa y ricos en azúcar. 

Lo mejor, tanto si esperas quedarte embarazada como si no, es evitar la comida rápida en la medida de lo posible puesto que tu salud se beneficiará de ello. En cuanto a la alimentación durante el embarazo, lo mejor es seguir la recomendación de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y llevar una dieta completa y variada con fruta, alimentos a la plancha y poca grasa y azúcar. 

Te puede interesar

Lo más popular