Pasar al contenido principal

Europa es cada vez más morosa: así son las dificultades financieras de las empresas

Banderas Europa
Getty Images

En los últimos tiempos, la situación económica en Europa occidental no está pasando por el mejor momento y un buen reflejo de ello son las dificultades financieras debido al retraso en los pagos de sus clientes. En ese sentido, y aunque todavía tiene signo positivo, las previsiones de crecimiento de las economías de Europa occidental apuntan una desaceleración hasta el 1,7% en 2019, desde el 2% de 2018.

De hecho, de acuerdo al último Barómetro de Prácticas de Pago sobre Europa Occidental difundido por Crédito y Caución, el 58% de las empresas (hace un año, 56%) ha experimentado dificultades financieras en su negocio debido al retraso en pagos de sus clientes B2B.

En promedio, casi el 42% del valor total de las facturas B2B en Europa occidental sufre la morosidad (hace un año, 41%). A nivel doméstico, los proveedores de Grecia (51% del valor total de las facturas) e Italia (46%) fueron los más afectados. Los mayores afectados por el retraso en el pago de clientes extranjeros se encuentran en Gran Bretaña (53% del valor total de las facturas) y Francia (51%).

“El retraso en el pago de los clientes B2B se refleja en un Periodo Medio de Cobro más largo, que puede impactar de forma negativa en la liquidez empresarial, aumentando el riesgo de crédito comercial B2B”, reza el documento. “Durante 2017 los mayores aumentos del Periodo Medio de Cobro se registraron en Países Bajos (46 días frente a los 41 días del año anterior) y Gran Bretaña (35 días frente a 31)”.

Con el Brexit y las medidas proteccionistas, impulsadas en gran medida por Estados Unidos, añadiendo presión a los mercados de exportación, el tejido empresarial está comenzando a experimentar un mayor impacto negativo debido al retraso en pagos de las facturas.

Leer más: 3 factores que los inversores deben tener en cuenta mientras se intensifican las conversaciones sobre el Brexit, según la mayor gestora de fondos

El barómetro analiza en ese sentido la opinión empresarial sobre los mayores riesgos para el crecimiento económico mundial en los próximos seis meses. El 45% de las empresas cree que la evolución del proteccionismo de Estados Unidos hacia una guerra comercial es el evento que con mayor probabilidad frenará el crecimiento económico en los próximos seis meses. El mayor porcentaje en este sentido se registró en Dinamarca (60%).

Te puede interesar