Un antiguo CEO de HSBC advierte que la industria tecnológica muestra los mismos síntomas de alarma que tuvo la banca antes de la crisis de 2008

El antiguo CEO de HSBC, John Flint, en el Foro de Davos en 2009.
El antiguo CEO de HSBC, John Flint, en el Foro de Davos en 2009.

REUTERS/Arnd Wiegmann

  • El ex CEO de HSBC advierte de que hay que regular la industria tecnológica porque muestra los mismos síntomas que mostró la banca antes de la crisis de 2008.
  • Advierte que esto no quiere decir que haya una nueva crisis a la vuelta de la esquina, pero sí que hay que regular y responsabilizar a las tecnológicas para proteger a los usuarios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Los algoritmos que organizan el trabajo a los repartidores o que determinan qué anuncios vemos en la red no son más sencillos de entender que los productos financieros que llevaron a la crisis de 2008". El exconsejero delegado del HSBC, John Flint, ha asegurado en una columna publicada este fin de semana en el Financial Times que la industria tecnológica muestra unos síntomas alarmantes.

Unas señales, ha enfatizado, similares a las que ya emitió el sector bancario antes de la crisis financiera de hace 12 años.

"Algunos elementos son familiares: son grandes empresas en las que confía la sociedad y que causarán un daño muy grave si fracasan o dan malos resultados a sus clientes", expone Flint en su artículo. "Esta vez será el sector tecnológico, y no el bancario, el que nos podría dejar a todos expuestos".

Cuenta atrás para Google, Apple, Facebook y Amazon: la nueva regulación europea contempla 'dividir' compañías y abre la puerta a otra disputa en la OMC

Flint fue el consejero delegado de HSBC entre principios de 2018 y mediados de 2019. Se incorporó a la entidad bancaria británica, una de las más grandes del mundo, en el 89. Desde entonces ostentó varios puestos de responsabilidad en la firma. "Mis 30 años como banquero me obligaron a mirar al futuro y anticiparme a los riesgos", recuerda.

Esa es la razón que le lleva a hacer un desalentador diagnóstico de la actualidad, esta vez con el foco puesto en la industria tecnológica. "Debemos actuar ya".

"El riesgo para los clientes en caso de que las empresas tecnológicas den malos datos es ahora tan grave como lo fue en el sector financiero". Flint remacha que en la banca ese excesivo riesgo recibe el nombre de "riesgo de conducta" empresarial y apunta que "la economía digital está consumiendo la vieja economía" y el mundo carece de "estructuras de gobernanza adecuadas" para hacer frente a esa transición.

La situación ahora es incluso más compleja, ya que la pandemia ha acelerado la transformación digital en diversos ámbitos, y lo que podía haber sido un proceso de años ha tenido lugar en cuestión de unos pocos meses. A Flint las iniciativas para regular la industria en Reino Unido le parecen ambiguas. "¿Quién regula a las grandes tecnológicas?", ha insistido en su pieza.

Europa presentará en cualquier momento su nueva directiva para regular a las tecnológicas: los principales desafíos legales para Google, Apple, Amazon y Facebook

"Necesitamos gestionar los riesgos de desinformación y aprender a moderar el contenido". "Necesitamos entender cómo se crean y cultivan los sesgos en la red". "Cuando tengamos todo esto claro, deberemos buscar a los responsables. No puedes responsabilizar a un algoritmo", ha apuntado.

Si bien el antiguo CEO del HSBC ha descartado que la situación actual lleve a una crisis del calado como la que tuvo lugar en 2008, Flint ha recordado que el riesgo existe, es "significativo" y "no se puede seguir ignorando".

Tras la crisis financiera, en Reino Unido se creó un organismo regulador que exige a la banca ser más transparente y clara con los clientes. "Esto permitió a los consumidores tomar decisiones de una manera mucho más informada", destaca. "También ayudó a reconocer a los responsables en caso de que algo saliese mal". 

Por esta razón, Flint considera que ahora es necesario una iniciativa similar para con la industria tecnológica. "Necesitamos la misma ambición". "Una Autoridad de Conducta Digital" que lidere en el mundo, y cuyo propósito sería "garantizar buenos resultados para los clientes y un intercambio justo de valor para quienes usan estas plataformas".

La de Flint no es el único llamamiento a regular a las tecnológicas. Pero sí es una de las primeras voces del sector financiero británico que se alzan. El 9 de diciembre la Unión Europea presentará dos nuevas regulaciones con la ambición de garantizar una mejor moderación en las redes sociales y frenar las prácticas anticompetitivas de las grandes plataformas de la industria, como son el caso de Google, Amazon, Facebook o Apple.

Las cuatro gigantes tecnológicas de origen estadounidense ya se han enfrentado a sendas acusaciones de monopolio tras una investigación parlamentaria que se llevó a cabo en el Congreso de EEUU. Del mismo modo, en Europa han recibido sanciones por cuestiones de competencia o vulneraciones a la protección de datos de ciudadanos europeos.

Otros artículos interesantes:

Madrid, segunda capital europea que más vacantes de empleo ha perdido por el coronavirus

Dia sanea sus cuentas: así es como refinanciará su deuda con la banca

Telefónica mueve ficha para vender parte de los cables submarinos que opera con Telxius, ante una posible salida a Bolsa de la filial