Facebook prohíbe compartir noticias en Australia tras una ley que obliga a las plataformas a compensar a los medios: Google responde con un acuerdo con News Corp

Sundar Pichai, CEO de Google; y Mark Zuckerberg, CEO de Facebook.
Sundar Pichai, CEO de Google; y Mark Zuckerberg, CEO de Facebook.

Carsten Koall/Getty Images; Alex Wong/Getty Images

  • Facebook ha prohibido compartir noticias a sus usuarios en Australia, como reacción a una ley australiana que le obliga a negociar una compensación a los medios de comunicación por utilizar su contenido.
  • Google, por su parte, ha firmado un acuerdo con el conglomerado de medios NewsCorp, para pagarle por utilizar el contenido de sus medios en Australia, Estados Unidos y Reino Unido durante los próximos tres años y negocia otro acuerdo con medios franceses para su nueva plataforma Google News Showcase.
  • Algunos expertos miran con preocupación que estos acuerdos solo beneficien a los medios con gran poder de negociación frente a las plataformas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La ley australiana que obliga a las plataformas digitales a negociar con los medios de comunicación una remuneración por los contenidos informativos que se comparten en sus plataformas ha provocado un tira y afloja con Facebook y Google, las dos grandes tecnológicas que dominan el mercado publicitario australiano y mundial, con muy diferentes reacciones.

El objetivo de esta Ley, aprobada el 9 de diciembre por el parlamento australiano, es establecer un código obligatorio de negociación entre los medios y las grandes plataformas digitales para que estos sean "justamente remunerados por el contenido que generan", con el objetivo de "sostener el periodismo de interés público en Australia", según sostienen el responsable del Ministerio del Tesoro australiano, Josh Frydenberg, y el ministro de Comunicaciones, Paul Fletcher, en un comunicado.

Mientras Facebook ha decidido prohibir que se compartan noticias a sus usuarios australianos, Google ha anunciado un acuerdo con el conglomerado de medios News Corp, propiedad del magnate australiano-estadounidense Rupert Murdoch, no solo para el país oceánico sino a nivel global.

La red social dirigida por Mark Zuckerberg basa su decisión, anunciada este miércoles, en que esta ley "no comprende la relación entre la plataforma y los medios que la utilizan para compartir noticias" y les obliga a elegir entre "cumplir con una ley que ignora la realidad de esta relación" o "impedir los contenidos informativos en nuestra red", según declaró en un comunicado el director de Facebook en Australia y Nueva Zelanda, William Easton. "Con dolor de corazón, hemos optado por lo segundo", dijo.

Europa puede seguir los pasos de Australia y forzar a las grandes tecnológicas como Facebook y Google a pagar a los medios por enlazar sus noticias

Bajo el punto de vista de Facebook, esta relación es diferente en su caso respecto al de Google, ya que su plataforma rival está "inextricablemente vinculada a las noticias y los medios no le dan voluntariamente su contenido", mientras las cabeceras informativas que publican en Facebook "eligen por su propia voluntad hacerlo". La plataforma asegura que en el último año hizo ganar unos 407 millones de dólares australianos (unos 262 millones de euros) a los medios del país y que las noticias son solo el 4% del contenido que ven sus usuarios.

Las autoridades de defensa de la competencia australianas calculan que de cada 100 dólares australianos (64 euros) que se invierten en publicidad digital, Google obtiene 53 dólares y Facebook 28, mientras que solo 19 dólares llegan a otras compañías. 

El ejecutivo de este organismo e impulsor de esta ley, Rod Sims, considera que esta regulación es una forma de controlar el poder de estas plataformas, que podrían estar tomando medidas anticompetitivas para mantener su posición dominante. "Google se ha convertido a sí mismo en el guardián de internet; eso ha dañado al periodismo y puede dañar a la sociedad", aseguró al Financial Times.

Google, por la vía del acuerdo en Australia y Francia

Pensionista lee un periódico en Madrid
Reuters

La reacción de Google ha ido por la vía del acuerdo, ya que este miércoles anunció que pagará "un importe significativo" por reproducir en sus plataformas los contenidos informativos de News Corp, el imperio mediático de Rupert Murdoch que controla medios como The Australian, news.com.au, o Sky News, así como medios estadounidenses como The Wall Street Journal, MarketWatch oThe New York Post, y británicos, como The Times, The Sunday Times o The Sun.

El acuerdo, que en principio es por tres años pero del que no se conoce la contrapartida económica, incluye que Google desarrolle con esos medios una plataforma de suscripción, comparta los ingresos por publicidad, les apoye en el desarrollo de contenidos de audio y les apoye en la innovación en vídeo de la mano de su plataforma YouTube.

Un compromiso celebrado tanto por la plataforma como por la empresa de medios, pero que otros observadores miran de forma crítica, ya que desconfían de que otras empresas informativas tengan el poder de negociación de Murdoch y su imperio de noticias.

Facebook y Google han empezado a pagar a los medios, pero esa no es ninguna solución: el problema de la industria es mucho mayor

"En cada intento de quitarle poder a las plataformas, en realidad se les da más. Google tiene ahora el poder de decidir qué medios de información pueden recibir dinero y cuáles no. Los grandes jugadores del pasado ahora tienen la influencia política para recibir dinero", considera el analista Jeff Jarvis, profesor de periodismo de la City University de Nueva York, en declaraciones al FT.

Australia no es el único país donde Google está comenzando a llegar a acuerdos con medios de comunicación. A partir del lanzamiento de Google News Showcase, su nuevo servicio de noticias, están negociando con medios franceses, a los que según Reuters han ofrecido 22 millones de dólares anuales durante los próximos tres años por reproducir sus noticias y otros 10 millones para que estos medios no reclamen sus derechos intelectuales durante esos tres años. 

En total, serían unos 76 millones comprometidos a un grupo de 121 medios franceses agrupados en la Alliance de la presse d’information generale (APIG), donde están medios como Le Monde, Le Figaro o Liberation, pero a la que no pertenece la agencia de noticias France-Presse  (AFP), que mantiene denuncias contra Google ante las autoridades de competencia francesas, pero al mismo tiempo ha reaccionado de forma positiva al acuerdo y ha reclamado que se extienda a las agencias informativas.

Otros artículos interesantes:

Google invertirá 1.000 millones de dólares en sueldos de editores para News Showcase, su nueva plataforma de noticias

Facebook y Google han empezado a pagar a los medios, pero esa no es ninguna solución: el problema de la industria es mucho mayor

Europa puede seguir los pasos de Australia y forzar a las grandes tecnológicas como Facebook y Google a pagar a los medios por enlazar sus noticias

Te recomendamos

Y además