"¡Si me queréis, irse!": las faltas de ortografía más comunes en español, y otros errores lingüísticos que cometen muchos hispanoparlantes

La cantante Lolita, hija de Lola Flores, durante un concierto en 2005.
La cantante Lolita, hija de Lola Flores, durante un concierto en 2005.

Mariana Bazo MB/CCK/Reuters

  • Cientos de millones de personas en el mundo hablan español, una lengua con decenas de miles de palabras, y no siempre lo hacen de forma correcta, por lo que los errores de puntuación, gramática y ortografía son frecuentes.
  • Así puedes saber cuándo utilizar "haya", "halla" o "aya"; "a ver" o "haber"; "deshecho" o "desecho", entre otros. E, incluso, qué debería haber gritado Lola Flores en lugar de su ya mítica frase.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Real Academia Española recoge en su diccionario más de 90.000 palabras, y unos 543 millones de personas hablan español en el mundo, lo que lo sitúa como una de las lenguas con más presencia en todo el mundo.

Sin necesidad de saber de estadística, está claro que hay muchas posibilidades de que se cometan errores al hablar o escribir en español. 

Tanto fallos en la puntuación (la coma vocativa, el punto y coma para enumerar, no dejar espacio antes del punto, exclamaciones e interrogaciones de apertura...), como errores de gramática ("detrás mía", "hubieron problemas", conjugación de verbos irregulares...) y de ortografía. 

Estos son algunos de los errores ortográficos más comunes en el español, junto a otros fallos lingüísticos frecuentes e incluso míticos:

"A ver" si sabes cuándo debes escribir "haber"

El dilema entre escribir "a ver" o "haber" da lugar a uno de los errores ortográficos más habituales en el español o castellano, como recoge Fundéu: "Existe cierta tendencia a confundir la expresión a ver, formada por la preposición a y el infinitivo del verbo ver, con el infinitivo de haber".

La fundación del español urgente, asesorada por la RAE, resuelve la duda, recordando los distintos usos que se le puede dar a "a ver":

  • Solicitar al interlocutor que nos deje ver o comprobar algo (en modo interrogativo): "—Tengo un regalo —¿A ver?".
  • Expresar expectación o interés por saber algo ("A ver cómo nos va en el trabajo el mes que viene").
  • Llamar la atención de alguien antes de preguntarle, pedirle u ordenarle algo ("A ver, circulen").
  • Expresar aceptación de algo que se considera inevitable ("—¿Pagas impuestos? —¡A ver!").  
  • Expresar curiosidad, expectación o interés, a veces en forma de reto ("A ver si te atreves").

Por su parte, el infinitivo de haber "tiene 2 usos fundamentales: como auxiliar en la formación de los tiempos compuestos ('Tendrías que haber venido') y como impersonal ('Pudo haber alguna desgracia')", explica.

Ahí hay una persona que dice "¡Ay!"

Este es el ejemplo típico que se suele poner en la escuela para incluir y diferencias estos 3 términos similares por las letras que los forman, pero completamente distintos en su significado y uso.

Hay es una forma del verbo haber, que se puede utilizar en oraciones como "Hay muchos artículos interesantes en Business Insider España"; ahí es un adverbio, para indicar un lugar ("Siéntate ahí, en esa silla"); y ay es una interjección que indica dolor o temor ("¡Ay! Me he pinchado" o "¡Ay de mí!").

¡Eso está hecho (¿o echo?)!

"Aunque se pronuncian igual, no deben confundirse en la escritura las formas echo, echas, echa, del verbo echar, que se escriben sin h, y las formas hecho, hecha, hechas, del participio del verbo hacer, que se escriben con h, al igual que el sustantivo masculino hecho (‘cosa que se hace o que sucede’), tanto cuando se utiliza como tal como cuando forma parte de la locución de hecho (‘efectivamente’)".

Así diferencia de nuevo la Fundéu los términos hecho y echo, que también dan lugar a típicos errores de ortografía entre los españoles y otros hispanoparlantes.

Ejemplos como "Te echo de menos", "Échame una mano", "¡Eso está hecho!" y "He hecho la comida" pueden ayudar a distinguirlos.

No es lo mismo un desecho que estar deshecho

Similar al anterior, aparece como otro error común en el castellano el del mal uso de las palabras desecho y deshecho.

"Deshecho, con hache intercalada, es el participio del verbo deshacer, mientras que desecho, sin hache, es un sustantivo derivado del verbo desechar que significa ‘residuo o cosa que se descarta después de haber escogido lo mejor y más útil’", explica la fundación del español urgente.

Así, deshecho puede indicar la reversión de algo que se había hecho previamente ("Ha deshecho los cambios") o para señalar que una persona está destrozada anímicamente ("El futbolista quedó deshecho tras la oleada de críticas"), entre otros usos.

En cambio, desecho se emplea como verbo para rechazar o eliminar algo ("Desecho tus sugerencias", "Desecho muebles viejos") o como sustantivo que significa "cosa o conjunto de cosas de las que se prescinde por considerarlas inútiles" ("Esos son desechos industriales", "Me considero un desecho").

Vaya con la valla y la baya

Otras 3 palabras que suenan igual, pero no tienen nada que ver. 

Una valla puede ser un objeto para cerrar un lugar ("Una valla nos impedía el paso"), un espacio donde poner publicidad ("Esa valla publicitaria puede distraer y provocar accidentes") o un obstáculo en un trayecto para deportistas ("Ganó la carrera sin tirar ninguna valla").

Baya es un tipo de fruto carnoso ("Las bayas destacan por su sabor y propiedades medicinales"); mientras que vaya puede hacer referencia al verbo ir ("Vaya usted delante, yo le sigo"), a una interjección que denota decepción o actitud favorable o desfavorable, entre otras ("Vaya, lo lamento", "¡Vaya fuerza que tiene!") e incluso a una burla o mofa ("dar una vaya").

¿Estás yendo, o estás llendo?

Estás yendo por mal camino en la vida si usas el término llendo (o iendo) como gerundio del verbo ir

La única forma correcta es con y, como recuerda la RAE a quienes dudan.

¿Dónde se halla la aya? Donde haya un haya

Ahí tienes muchos de los usos que tienen esos términos parecidos, homófonos para una gran cantidad de hispanoparlantes. ¿Necesitas más explicaciones? Wikilengua las da.

"Cuando se trata de verbos, haya es del verbo haber y halla es del verbo hallar (‘encontrar’)": "Deseo que haya paz", "Halla la solución a este curioso acertijo lingüístico si puedes".

Para complicar el problema, hay ocasiones en que se pueden utilizar correctamente ambos términos, aunque con significados distintos: "Solo come lo que halla en el campo" (lo que encuentra), frente a "Solo come lo que haya en el campo" (lo que exista).

Además, haya puede ser también un sustantivo que hace referencia a un árbol. Finalmente, aya es otro sustantivo con el significado de "persona encargada de cuidar, criar y educar niños".

Si lo dijistes con s, es un error

Según el Instituto Cervantes, en la lengua hablada, aunque se considera un rasgo de vulgarismo, se va extendiendo el uso de una "s" final en las formas del pretérito indefinido de segunda persona del singular. Lo que es aún peor, a veces también se observa en la lengua escrita, y en la prensa.

"Dijistes", "vinistes" o "fuistes", por ejemplo, son errores demasiado comunes en el español: lo correcto sería "dijiste", "viniste" o "fuiste".

Si me queréis, irse

Que lo soltase en su momento la cantante y actriz Lola Flores (el día de la boda de su hija, Lolita), y que forme parte ya de la cultura popular de España, no lo convierte en correcto: no hay que confundir el uso del infinitivo con el del imperativo (un error más de tipo gramatical, pero igualmente importante).

"No se considera correcto, en el habla esmerada, el uso del infinitivo en lugar del imperativo para dirigir una orden a una segunda persona del plural, como se hace a menudo en el habla coloquial", aclara la RAE.

"Las formas de imperativo de la segunda persona del plural correspondientes al pronombre vosotros terminan en -d: amad, comed, venid; pero pierden esa -d cuando se les añade el pronombre enclítico os: amaos, poneos, veníos", añade.

De esta manera, no es correcto decir "¡Escuchar!" para llamar la atención del alumnado, ni "Poneros el pijama" para que tus hijos se acuesten. 

"Solo es válido el empleo del infinitivo con valor de imperativo dirigido a una segunda persona del singular o del plural cuando aparece precedido de la preposición a, uso propio de la lengua oral coloquial: '¡Tú, a callar!', 'Niños, a dormir'", matiza la Academia.

Sí, sí, pero... ¿qué debería haber gritado Lola Flores, para salir de dudas? "Idos es la forma recomendada de la segunda persona del plural del imperativo del verbo ir(se), aunque la variante iros, ampliamente extendida, también se considera válida", responde Fundéu.

Otros artículos interesantes:

Acertijo lingüístico: ¿qué palabra en español existe y se puede pronunciar, pero no se puede escribir?

Extensiones para aprender idiomas o mejorar tu redacción y no cometer errores

16 errores gramaticales que comete hasta la gente más inteligente

Te recomendamos

Y además