12 fechas para entender el fracaso de PSOE y Podemos al formar gobierno: llegaron tarde a reuniones y dejaron mensajes en WhatsApp sin contestar

Pedro Sánchez durante la sesión de investidura en el Congreso de los Diputados.
REUTERS/Sergio Perez
  • Las últimas horas de las negociaciones para la investidura de Sánchez fueron frenéticas.
  • Un mensaje que Echenique no leyó a tiempo en WhatsApp, porque usa más Telegram, pudo ser clave para lograr un acuerdo.
  • El País realiza un profundo recorrido por los mensajes cruzados entre los negociadores del PSOE y Podemos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pudo haber sido el primer gobierno de coalición de la democracia. El primero de coalición entre las izquierdas desde la Segunda República. Sin embargo, la semana pasada se materializó el fiasco por el cual el candidato socialista Pedro Sánchez perdía las dos votaciones de la sesión de investidura.

Hasta ahora, ninguna información había abundado tanto en cómo se produjeron estas negociaciones y cómo fue la ruptura de las mismas entre el PSOE y Unidas Podemos. Esta crónica de El País se detiene en varios momentos claves de las mismas.

Leer más: IU pide a Podemos aceptar una investidura de Sánchez sin entrar en ministerios y el PSOE se cierra en banda: no habrá coalición

Desde la celebración de las elecciones generales el pasado 28 de abril hasta el tenso debate en el Congreso de los Diputados que culminó con una mayoría insuficiente para que el PSOE invistiese a su candidato, el artículo profundiza en cómo fueron los desencuentros con los de Pablo Iglesias.

Atendiendo lo que cuenta el propio diario, estos son los principales momentos claves entre las negociaciones de los de Sánchez y los de Pablo Iglesias.

28 de abril. El PSOE gana las elecciones y Unidas Podemos se deja 20 diputados

Reuters

El 28 de abril se celebran nuevas elecciones generales en España, las primeras tras la moción de censura que en el verano del año pasado aupó al Partido Socialista al poder.

Pedro Sánchez resulta ganador indiscutible en unos comicios en los que el PP ha sufrido un importante batacazo electoral. Las derechas han repartido sus escaños entre PP, Ciudadanos —que crecen en el hemiciclo— y Vox, que irrumpe con 24 parlamentarios.

También Unidas Podemos se ha dejado 20 diputados en el camino. Sus representantes no suman con el PSOE la mayoría absoluta que sería necesaria para investir a Sánchez, un argumento que a posteriori sería clave.

7 de mayo. Primera reunión entre Sánchez e Iglesias tras los comicios

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en el palacio de la Moncloa.El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en el palacio de la Moncloa.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en el palacio de la Moncloa.
REUTERS

Sánchez inicia una consulta con el resto de líderes de los grupos políticos con representación en la Cámara Baja apenas unos días después de que se conocen los resultados de las elecciones generales.

El 7 de mayo, en el Palacio de la Moncloa, tiene lugar el primer encuentro entre los secretarios generales del PSOE y Unidas Podemos. Según relata El País, Sánchez pareció dispuesto en ceder carteras ministeriales "menores" a los de Pablo Iglesias, pero nunca los de Estado —Interior, Defensa, Exteriores— ni Hacienda ni Trabajo.

Se habla en un primer momento de Juventud, Industria o incluso de la presidencia del Congreso, que fue finalmente a parar en manos de la socialista Meritxell Batet.

26 de mayo. Municipales, autonómicas y europeas: descalabro de Podemos

Reuters

Todo cambia en esta fecha. Cuando en la madrugada del 26 al 27 de mayo se conocen los resultados electorales de las municipales, autonómicas y europeas, los socialistas vuelven a resultar vencedores pero la izquierda ha perdido importantes bastiones como el Ayuntamiento de Madrid, donde gobernaba Manuela Carmena.

También se alejan las posibilidades de alcanzar una mayoría progresista en Parlamentos autonómicos como el de la propia Comunidad de Madrid, cuya investidura continúa bloqueada a día de hoy.

Esta Cámara regional es esencial por algo: hace apenas unos meses que uno de los cofundadores de Podemos ha sido apartado del partido por concurrir a las autonómicas en una candidatura llamada Más Madrid.

Leer más: Podemos insta al PSOE a volver negociar cuanto antes: "No hay por qué esperar a septiembre"

Más Madrid acaba consiguiendo mucha más representación en la Asamblea madrileña que Podemos. Los de Iglesias salen de estos comicios muy debilitados.

Fruto de ello, Sánchez deja pasar tres semanas sin levantar un teléfono y hablar directamente con Iglesias.

En este lapso de tiempo, Sánchez sí abunda en los medios que la situación ha cambiado y que Unidas Podemos debe reconsiderar su posición a la hora de alcanzar un acuerdo para formar un Gobierno de coalición.

11 de junio. No habrá Gobierno de coalición: Sánchez e Iglesias acuerdan que habrá "cooperación"

Pedro Sánchez, tras la reunión del Consejo Europeo.Pedro Sánchez, tras la reunión del Consejo Europeo.
Pedro Sánchez, tras la reunión del Consejo Europeo.
REUTERS/Francois Lenoir

"Era una patada hacia adelante", remacha El País en la información que publica este domingo. Sánchez e Iglesias salieron triunfales de una nueva reunión en Moncloa en la que han acordado los términos sobre los que se basarán el futuro Gobierno de la Nación.

Sin embargo, a preguntas de los periodistas ni Iglesias ni la vicesecretaria general de los socialistas, Adriana Lastra, atinan a explicar qué quiere decir exactamente lo que será un Gobierno "de cooperación".

Habrá que esperar varios días hasta que Sánchez explique que este Gobierno de "cooperación" contempla dicha "cooperación" en varias materias: una cooperación institucional, programática, y parlamentaria.

Se asume que Unidas Podemos será el "socio preferente" de los socialistas durante la legislatura, habrá un programa base común y Podemos contará con representación en los ministerios —con secretarías de Estado y altos cargos institucionales, pero no con presencia en el Consejo de Ministros—.

Primer desplante entre socialistas y Podemos: Iglesias exige sí o sí ministros.

2 de julio. Sánchez convoca la investidura para finales de mes

Pedro Sánchez habla con Meritxell Batet en una sesión del Congreso.Pedro Sánchez habla con Meritxell Batet en una sesión del Congreso.
Pedro Sánchez habla con Meritxell Batet en una sesión del Congreso.
REUTERS/Sergio Perez/Pool

El 2 de julio Sánchez telefonea desde Bruselas a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y le plantea la convocatoria de la sesión de investidura para los días 22 y 23 de julio.

Tras dos meses desde que se celebraran las generales, las negociaciones para la investidura comienzan a prosperar en tímidos pasos.

Ante lo que considera "excusas" de Sánchez, Iglesias plantea a través de una tribuna publicada en prensa que someta a la votación de investidura una posible coalición contra Podemos y promete que en caso de que no salga adelante, su partido rechazará entrar en el gobierno.

También defiende que desde el Ejecutivo habrá máxima lealtad institucional en temas controvertidos como el conflicto territorial de Cataluña.

Mientras tanto, Sánchez ha abierto la puerta a que Unidas Podemos determine candidatos "independientes" para que sean ministrables por el PSOE y aquí empieza a sonar con fuerza el nombre de Manuela Carmena.

9 de julio. Quinta reunión fallida y comienzan los cruces de reproches

REUTERS/Sergio Perez

Las circunstancias se enconan y los encuentros se tensan. Sánchez e Iglesias culminan su quinta reunión sin éxito, y comienzan a sobrevolar reproches porque la posibilidad de una repetición electoral está más cercana.

Sánchez comienza a advertir que en caso de no salir elegido en la investidura no se volverá a presentar como candidato y habrá nuevas generales en noviembre.

Por su parte, Sánchez admite que aceptará ministros militantes de Podemos pero pone varios peros, como el hecho de que no sean miembros de su cúpula y nunca —en ningún caso— el propio Iglesias. Unos "vetos" que para Podemos son inasumibles.

El 12 de julio Iglesias convoca una consulta a las bases de su partido y el 18 se conocen los resultados: los militantes exigen un gobierno de coalición, no uno monocolor del PSOE.

El mismo día en el que se conocen los resultados, Sánchez avanza que el principal escollo para formar gobierno es que Iglesias esté presente en él.

19 de julio. Iglesias se aparta y comienzan las negociaciones de verdad

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.
REUTERS

El viernes 19 de julio Iglesias da un paso atrás y abre la puerta a que finalmente haya investidura, cuando precisamente el electorado más descreído estaba.

Leer más: Pablo Iglesias da un paso atrás y aceptará un Gobierno de coalición sin él

Anuncia mediante un vídeo publicado en redes sociales que da este paso atrás para fomentar la posibilidad de que se dé el Gobierno de coalición y que arranquen las conversaciones "sin más vetos".

20 de julio. Primer desplante de Echenique a Carmen Calvo: negociaciones infructuosas hasta medianoche

Pedro Sánchez y Carmen Calvo.Pedro Sánchez y Carmen Calvo.
Pedro Sánchez y Carmen Calvo.
REUTERS/Sergio Perez

El reportaje de El País arranca relatando cómo fue el primer desencuentro entre los dos equipos negociadores del PSOE y Unidas Podemos justo el sábado después, día 20 de julio. A 48 horas de la sesión de investidura, Carmen Calvo, vicepresidenta en funciones, espera a Pablo Echenique, número tres de la formación morada, en un hotel cerca de San Sebastián de los Reyes.

Lo espera allí porque la política tiene que entrar después en un programa de televisión de La Sexta.

— Pablo, estamos aquí. ¿Dónde estáis?

— Vicepresidenta, estoy en mi casa, ya te he dicho que si no nos dais garantías de que no habrá vetos y de que Irene Montero tendrá una vicepresidencia, no podemos empezar la negociación.

— De acuerdo, Pablo, no habrá vetos. Irene estará y tendrá una vicepresidencia social.

— Entonces cojo un coche y vamos para allá.

Echenique tarda una hora en llegar y las cosas arrancan mal, Calvo se tiene que ir al plató. Cuando regresa, las negociaciones se prolongan hasta medianoche, pero ha avanzado poco.

Fue entonces cuando Echenique manda el documento que días después —el miércoles, antes de la segunda votación de la investidura— la propia Calvo filtraría a los medios, cambiando el título de "propuestas" a "exigencias" de Podemos.

Entonces Podemos pidió la vicepresidencia y cinco ministerios, entre ellos Trabajo, Hacienda y Transición Ecológica. Según El País, Iglesias tiene en su cabeza el ministerio para Yolanda Díaz, histórica líder de IU en Galicia.

21 de julio. Calvo a Echenique: "¡Es que queréis todo el gobierno!"

Pablo Echenique, de Podemos.Pablo Echenique, de Podemos.
Pablo Echenique, de Podemos.
Podemos/Dani Gago

El domingo se reanudan las negociaciones y Echenique habla entonces en términos puramente matemáticos. Según El País, es cuando Unidas Podemos desliza que le corresponderían al menos cinco ministerios de los 17 que hay en el momento en función del número de votos cosechados el 28 de abril.

Sin embargo, los de Iglesias aceptan inicialmente la oferta de quedarse con una vicepresidencia y tres ministerios. El problema a partir de ahora sería cuáles.

Podemos plantea Igualdad, Trabajo y Transición Ecológica. Calvo estalla. "¡Es que queréis todo el Gobierno!".

"No os estamos pidiendo la luna. Son los temas por los que nos vota nuestra gente", le recuerda Echenique.

Según el relato del periódico, Calvo zanja: "Un Gobierno socialista nunca os dará las políticas de empleo teniendo el triple de escaños que vosotros. Trabajo y Transición Ecológica no las vamos a soltar. Son las que le dan todo el sentido a este Gobierno. No sabéis negociar. No sois realistas ni razonables".

22 y 23 de julio. Debate de la investidura: la tensión llega al Congreso

REUTERS/Sergio Perez

Todo el mundo recuerda del debate de investidura de la semana pasada el encontronazo que tuvieron Sánchez e Iglesias. Incluso adversarios políticos del socialista, como el popular Pablo Casado, tuvo palabras de consideración hacia Unidas Podemos al no poder entender el 'descrédito' en las negociaciones que estaba teniendo el PSOE con su hasta entonces "socio preferente".

Sin embargo, los de Iglesias votan finalmente abstención el día 23. En un principio iban a votar negativamente a la investidura de Sánchez —la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, votó por vía telemática varias horas antes con este sentido negativo—. El objetivo de este voto es allanar el camino para que continúen las negociaciones.

Leer más: Sánchez lo volverá a intentar: dice que no se resigna ni tira la toalla y alude a la responsabilidad de PP, Cs y Podemos

24 de julio. Comienza el duelo de filtraciones y de mensajes sin contestar en Telegram

Pedro Sánchez durante la sesión de investidura.Pedro Sánchez durante la sesión de investidura.
Pedro Sánchez durante la sesión de investidura.
REUTERS/Sergio Perez

— ¿Qué pasa, Alberto? No nos contestan.

Es Carmen Calvo a Alberto Garzón, coordinador federal de IU y miembro del grupo parlamentario de Unidas Podemos. La llamada la hace a la desesperada la vicepresidenta en funciones porque Pablo Echenique no le contesta a un mensaje en Telegram desde hace un rato. Los socialistas son más dados a WhatsApp mientras que los cargos de Podemos utilizan la aplicación rusa.

Durante todo el día se había venido celebrando una tensa negociación en el que sobrevolaron sobre la mesa ministerios como el de Sanidad o Igualdad.

Garzón es quien desbloquea esta posibilidad. "Creo que se arreglaría si diérais Igualdad. ¿Es imposible?".

A las 17.09 del miércoles, Calvo envía un mensaje a Ione Belarra, de Podemos. "Si ni siquiera cogéis el teléfono, ¿cómo lo interpreto?".

A las 19.08, otro. "¿Igualdad tampoco os vale?".

Cuando Echenique lee este mensaje —en WhatsApp— es demasiado tarde: las negociaciones están rotas.

A las 19.15 Sánchez e Iglesias hablan. A las 19.27, Podemos envía a sus bases un comunicado: "Sánchez ha confirmado a Iglesias que no está dispuesto a ofrecer competencias ni en Trabajo, Hacienda, Transición Ecológica ni Igualdad. Es su última palabra".

Pero Igualdad sí que estaba.

25 de julio. Día de la segunda votación: "El Gobierno de España no se negocia así"

Congreso de los Diputados.Congreso de los Diputados.
Congreso de los Diputados.
Zipi/Pool via REUTERS

Todo el pescado está vendido. La segunda votación de investidura se va a celebrar pasadas las 14.30 horas.

A las 10.59 Echenique envía a Calvo una última oferta: quieren el ministerio de Ciencia y Universidades y Trabajo. Calvo lo recibe en la Ejecutiva del PSOE y le enseña el texto a Sánchez, que lo rechaza. Según El País, el líder socialista dijo que "el Gobierno de España no se negocia así".

Iglesias sube a la tribuna y rebaja una vez más su oferta. Ni siquiera el ministerio de Trabajo: solo las políticas activas de empleo, que en su mayoría están transferidas a las comunidades autónomas.

Garzón intenta forzar un receso en la Cámara Baja.

Sánchez lo rechaza. Se va a votar.

LEER TAMBIÉN: Sánchez pierde la investidura al no haber logrado entenderse con Iglesias

LEER TAMBIÉN: PSOE y Podemos revientan las negociaciones para la investidura al filtrar sus ofertas y contraofertas de ministerios

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. PSOE
  2. Unidas Podemos
  3. Pedro Sánchez
  4. Pablo Iglesias
  5. Política Nacional
  6. Gobierno de España
  7. Elecciones Generales 2019
  8. Trending
  9. Listas