Pasar al contenido principal

Pablo Iglesias da un paso atrás y aceptará un Gobierno de coalición sin él

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos Reuters

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha dado marcha atrás este viernes a su intención de entrar en un posible Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, según ha anunciado este viernes a través de Twitter.

"No debo ser la excusa del PSOE para que no haya un gobierno de coalición de izquierdas. Estar o no en el Consejo de Ministros no será un problema siempre y cuando no haya más vetos y la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno sea proporcional a los votos", ha escrito.

El tuit va acompañado de un vídeo en el que Iglesias explica algo más ampliamente su posición.

"España necesita ya un Gobierno de coalición de izquierdas (...) el PSOE dice que el único escollo que evita ese Gobierno soy yo (...) y mi presencia en el Consejo de Ministros no va a ser excusa siempre que el PSOE asuma que no puede haber más vetos", expone.

Iglesias ha transmitido también que ya ha comunicado a Sánchez esta decisión, así como su voluntad de negociar ya "un Gobierno de coalición de izquierdas, un acuerdo integral (programa y equipos)" para sacar adelante la investidura la semana que viene.

El anuncio de Pablo Iglesias llega tan solo un día después de que se conociera el resultado de la consulta de Unidas Podemos a sus bases sobre la investidura.

El 70% de los participantes en la consulta de Unidas Podemos rechazó un Gobierno del PSOE en solitario y apoyó la opción de uno de coalición y sin vetos, y, em ese sentido, podría chocar con el anuncio de este viernes de Iglesias, ya que parte se somete, y acepta, el veto del PSOE sobre que él mismo entre al Gobierno.

Leer más: Sánchez asegura que el principal obstáculo con Podemos es la presencia de Pablo Iglesias en el Gobierno

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha reconocido en público que, como remarca Iglesias en el vídeo, el principal obstáculo para que el PSOE llegue a un acuerdo de investidura con Unidas Podemos es la presencia de su secretario general en el Gobierno, y esa sería la línea roja que ahora Unidas Podemos estaría aceptando.

Y además