Con qué frecuencia debes cambiar las bayetas y estropajos de cocina

limpiar platos, estropajo, cocina
Getty Images
  • El uso y el paso del tiempo hacen que los estropajos y las bayetas de cocina se conviertan en un caldo de cultivo para gérmenes y bacterias.
  • Los métodos de limpieza utilizados no suelen ser muy efectivos, por lo que esta es la frecuencia con la que deberías cambiarlos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si ya no eres capaz de recordar cuándo fue la ultima vez que cambiaste el estropajo y, además, tiene un aspecto terrible, deberías pensar en ir cambiándolo por uno nuevo y deshacerte de ese.

El uso con el tiempo hace que se acumulen todo tipo de gérmenes y bacterias entre sus fibras sintéticas que podrían acabar en tu organismo. Aunque pueden durar desde unos días a un par de semanas, un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) reveló que el 96% de los estropajos mostraban un grado de higiene deficiente e ineficaz.

Al igual que las bayetas de cocina, los estropajos no duran para siempre y existe una frecuencia idónea para cambiarlos, así como efectivos métodos de desinfección, pero según un estudio alemán, publicado en Scientific Reports, la mayoría de los métodos domésticos empleados para no siempre eliminan las bacterias que se han acumulado.

Dicho estudio también reveló que de los 118 géneros bacterianos diferentes que habitan los estropajos, los más comunes son las Pseudomonas (68,5%), seguido del grupo Bacteroidetes (26,3%) y Actinobacteria (3,7%).

Otro asunto importante es el de diferenciar por usos: no vale el mismo estropajo para limpiar la encimera que para limpiar los platos, ya que podrías esparcir los gérmenes.

13 malos hábitos de limpieza que no sabías que tenías

Peor incluso es utilizar ese mismo estropajo para limpiar otras partes de la casa, como el baño. Como indica Ignacio López-Goñi, catedrático de microbiología de la Universidad de Navarra y autor de Microbiota: los microbios de tu organismo, la cocina alberga muchos más microbios que el baño. El experto también recuerda que es conveniente cambiar el estropajo de la cocina por uno nuevo cada una o dos semanas, incluso antes si el uso del mismo es muy frecuente.

En cuanto a la limpieza, los métodos más comunes son la lejía, en el microondas, en el lavavajillas, con jabón, detergente y en la lavadora. López-Goñi señala que los métodos más populares –hervirlos o meterlos en el microondas– no son muy efectivos, ya que no eliminan mucho más del 60%.

Desde la OCU recomiendan un método más ecológico y sencillo, además de eliminar la suciedad y los restos después de cada uso: aclarar la bayeta y el estropajo después de haberlos usado y ponerlos a remojo una vez a la semana durante unos minutos en una mezcla de agua con un 10% de lejía.

Eso sí, hay un límite y hay que cambiarlos cuando estén muy estropeados.

Otros artículos interesantes:

13 malos hábitos de limpieza que no sabías que tenías

13 cosas que nunca deberías limpiar con agua

8 cosas que jamás debes limpiar con jabón lavavajillas si no quieres decirles adiós para siempre