La del COVID-19 no ha sido la primera: así fue la primera pandemia en Asia Oriental hace 20.000 años según un reciente estudio

El este asiático ya enfrentó una epidemia de coronavirus hace 20.000 años.
El este asiático ya enfrentó una epidemia de coronavirus hace 20.000 años.

Jon Nazca/Reuters

  • Un nuevo estudio apunta a que Asia oriental ya hubo una epidemia de coronavirus hace 20.000 años. 
  • Los pobladores asiáticos se adaptaron a esa variante, que dejó marcadores únicos en su ADN, algo que podría ayudar a los investigadores actuales para comprender el COVID-19 y encontrar una cura o un tratamiento más eficaz.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coronavirus surgió de improvisto, obligando a la comunidad científica internacional a dar un salto adelante sin apenas conocer al enemigo a batir. Ahora conocemos cómo actúa y también un poco más cuál puede ser su origen. 

Un estudio publicado en Current Biology apunta a que no es la primera vez que las poblaciones del este de Asia ya vivieron una epidemia con un coronavirus hace 20.000 años. En el estudio han colaborado científicos de varias instituciones, incluido el Centro Australiano de ADN Antiguo del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona.

Los científicos han encontrado marcadores únicos en los genomas de personas en China, Japón y Vietnam, lo que sugiere que sus antepasados ya han tenido que adaptarse para sobrevivir a una amenaza viral similar. 

Según la investigación, los marcadores no se han encontrado más allá de Asia oriental: ni en otros continentes ni tan siquiera en el sur de Asia se han hallado indicios de la presencia de estos marcadores en el ADN de sus poblaciones originales. 

Asimismo, los marcadores relacionados con los coronavirus dejan rastro diferente a los que dejan otras enfermedades de la región. 

Los hallazgos ponen de manifiesto que estas poblaciones del este asiático tuvieron que enfrentarse a una epidemia de coronavirus o un virus de similares características. Los investigadores utilizaron datos del Proyecto 1000 Genomas, el catálogo público más grande de variación genética humana común. 

Esta nueva evidencia se suma a estudios previos que ubican el origen de la familia del virus hace entre 23.000 y 25.000 años. Comprender esta antigua pandemia podría ayudar a comprender mejor cómo tratar los casos de coronavirus en la actualidad, según los científicos. 

Cuatro de los genes que los investigadores identifican como principales en la respuesta del coronavirus se utilizan para encontrar nuevas terapias y pruebas contra el COVID-19. 

Otros artículos interesantes:

15 cosas que no deberías compartir para evitar contagiarte con el nuevo coronavirus

Qué vacuna es más eficaz contra la variante Delta del coronavirus, que tiene en alerta al mundo

Un científico encuentra 13 secuencias tempranas del coronavirus que han sido misteriosamente eliminadas

Te recomendamos

Y además