De casi desaparecer a revivir con la pandemia: este es el futuro que le espera al código QR, según los expertos

Un cliente usa un código QR para ver la carta de un restaurante

REUTERS/Henry Romero

  • Cuando parecía que el código QR iba a desaparecer, la pandemia le dio una segunda vida de la mano del turismo y la hostelería.
  • Business Insider España ha consultado a varios expertos qué futuro le espera a esta tecnología y si podría tener un sustituto próximamente.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las predicciones tecnológicas no aciertan siempre: la innovación que estaba llamada a ser un éxito acaba cayendo en el olvido y la que parecía que no lo lograría, se vuelve imprescindible.

Esto último parece haber ocurrido con el código QR (Quick Response), una tecnología desarrollada en 1994 por el japonés Masahiro Tanaka que solo empezó a difundirse en la última década.

Pese a su sencillo uso, si hace unos años alguien veía por la calle o en un establecimiento uno de estos códigos, pocos eran los que acababan dándole uso. 

Este puente entre el mundo offline y el online tenía una gran pega que impedía su proliferación: para poder leerlo y descodificarlo había que tener una aplicación en el smartphone que lo hiciera. 

Teniendo en cuenta que estamos descargando apps constantemente, esto no tendría porqué suponer un gran problema, pero sí que contradecía la inmediatez que predicaba. 

Una segunda oportunidad

Control de pasaporte Covid en un aeropuerto
Getty

Tuvo que llegar una pandemia que alterase la forma de vida de los seres humanos para conseguir que este upgrade del clásico código de barras fuese de uso masivo y práctico.

El invento de Tanaka ha resucitado y es ahora esencial en todos los menús de los restaurantes, tarjetas de embarque y entradas a eventos, entre otros muchos usos, incluido el Certificado COVID.

Otro beneficio de estos códigos es que, una vez desarrollados, pueden tener cambios en la información sin la necesidad de generar otros, lo que facilita la vida del que lo genera y del que lo usa.

La necesidad de instaurar el contactless en la nueva normalidad provocó la adopción general de esta solución que ahora vemos como fácil, rápida y práctica

A esto se suma que el avance de la tecnología en los móviles ha permitido que casi cualquier smartphone incorpore estos lectores en la aplicación de las cámaras, sin necesidad de otras apps.

Cómo escanear un código QR a través del móvil de forma fácil y rápida

Business Insider España ha preguntado a varios expertos sobre qué será del QR en los próximos años, especialmente en el sector turístico, culpable del reciente impulso de esta solución.

Luis Buzzi, socio de Turismo y Ocio de KPMG en España, considera que ha ayudado, en este caso por necesidad, a dar un primer paso en la digitalización del sector. 

"Lo que ahora está sirviendo para direccionar a los clientes a cierta información, seguramente evolucionará y generará un modelo de marketing digital", señala.

Esto permitirá ofertar al cliente servicios para interaccionar con él y captar información del mismo, sus preferencias y necesidades, con las que poder vincularlo a través de ofertas y personalización. 

Por tanto, considera que ha venido para quedarse en la actualidad y más allá de la pandemia, aunque evolucionará para que la interacción sea más automática, asegura el experto. 

Alvaro Carrillo, director general del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), coincide en que la solución ha venido para quedarse ahora que nos hemos acostumbrado a utilizarlos.

"El cliente ha aprendido lo que vale contar con muchísima más información al sumergirse en un mundo virtual, lo que va a ser de mucha utilidad", asegura.

Para Carrillo, si la información no es estática y requiere actualización constante, el código QR es el puente perfecto entre ambos mundos.

Sobre su futuro, considera que será el cliente quien decida de dónde desaparecerán, al igual que pasa con muchas apps de destino o de algún tipo de hotel que nadie acaba descargando. 

"Dependerá mucho de cuál sea el valor añadido que le das al usuario con la aplicación o con el código QR, pero también la facilidad y el incentivo que tiene para utilizarla", apunta.  

La tecnología NFC, posible sustituto

Lector NFC Puerta
Makidotvn / Getty Images

Al igual que otras tantas tecnologías, el QR podría tener los días contados si aparecen otras más atractivas y sencillas de usar.

La alternativa al QR de la que más se habla es el NFC (Near Field Communication), un sistema de comunicación entre pares (P2P) que permite a varios dispositivos conectarse entre sí.

Esta tecnología de comunicación se basa en emisiones de alta frecuencia que se pueden transmitir a corta distancia, de alrededor de 10 centímetros como mucho.

El NFC está muy presente en la actualidad, y la tendencia es ascendente, ya que esta tecnología "invisible" es capaz de ahorrar muchísimo tiempo en tareas del día a día.

Entre los múltiples usos del NFC está el identificarte para pasar al metro, sincronizar un smartphone con un altavoz Bluetooth, la identificación personal o incluso realizar pagos contactless.

¿Podía ser entonces el código QR un nexo de unión entre los medios impresos tradicionales y la tecnología NFC? 

"El NFC tiene más sentido desde el punto de vista de operaciones y logística para gestionar el retail, pero yo creo que son 2 caminos en paralelo", afirma Carrillo.

El experto opina que el NFC tiene sentido en el sector turístico para casos como la identificación personal para entrar a recintos mediante pulseras inteligentes, por ejemplo.

"Para casos donde es necesaria la identificación personal u otras acciones que requieran de mayor seguridad, como los pagos, sí que puede ser conveniente el uso de NFC", aseguran fuentes de Segittur.

En esa misma línea, Buzzi considera que, en su faceta de identificador personal, el QR se extenderá en aquellas aplicaciones que requieran de una menor seguridad o que puedan complementarse con la presentación de un documento adicional para verificar la identidad. 

Hasta que la próxima tecnología sea igual de accesible

"De momento, los códigos QR no necesitan un reemplazo inmediato, ya que dan respuesta a unas necesidades concretas", apuntan desde Segittur. 

Sin embargo, siempre es bueno mirar hacia adelante y anticiparse a lo que podría ser masivo en el futuro, como la mencionada NFC o las franjas geolocalizadas.

Pese a ello, desde Segittur no creen que vayan a desaparecer a corto plazo, ya que tanto oferta como demanda han visto su utilidad y, lo más importante, sus beneficios.

"La pandemia ha dado un gran impulso al uso del QR, pero su futuro es limitado en el medio plazo", asegura, sin embargo, Esther González Arnedo, directora del Master de RRHH de EAE Business School.

"No olvidemos que es una versión más sofisticada del lector de código de barras que ya existía en los 70, un resumen de datos que las máquinas puede leer y transformar en texto comprensible", añade.

Sin embargo, señala, la tendencia es que los dispositivos y ordenadores del futuro puedan leer e interpretar directamente los textos, sin necesidad de comprimirlos en QRs. 

Por ello, y aunque nos estén facilitando la vida en esta crisis, González tiene claro que están llamados a la extinción en un futuro próximo.

Sin duda, el QR llegó para quedarse una larga temporada, pero quién sabe si será hasta que la próxima tecnología se vuelva igual de accesible.

Otros artículos interesantes:

Cómo saber si tu móvil tiene NFC tanto en iOS como en Android

Un estudiante italiano se tatúa el certificado COVID en el brazo y demuestra que funciona al escaneárselo para pedir en un McDonald's

Cómo añadir el certificado COVID en iOS y Android para llevarlo siempre contigo en Apple Wallet o Google Pay