Gano casi 30.000 euros con mi negocio secundario de lavandería dedicándole 15 horas a la semana: así monté la empresa siendo ama de casa

Dorothy Cucci,
Laurie Fulford se inscribió en SudShare en 2021: es la manera perfecta de ganar un dinero extra mientras cuida de sus hijos.

Laurie Fulford

  • Laurie Fulford es una ama de casa que gana dinero extra lavando ropa en SudShare.
  • Fulford se inscribió en la aplicación de servicio de lavandería en 2021 y ahora gana casi 30.000 euros al año.
  • Ofrecer un buen servicio al cliente la ayudó a ascender y a destacar entre la competencia.

Este artículo está basado en una conversación con Laurie Fulford, una ama de casa de 39 años y usuaria de SudShare en Myrtle Beach, Carolina del Sur que gana casi 30.000 euros con su negocio de lavandería. El texto ha sido editado para darle una mejor extensión y claridad.

Después de renunciar a mi trabajo para convertirme en ama de casa en 2017, quería ganar dinero extra sin tener que estar atada a un teléfono todo el día o sin tener que preocuparme de que mis hijos hicieran ruido de fondo. Mis opciones eran realmente limitadas.

Un día, vi que alguien publicaba en Facebook un post sobre cómo obtener ingresos adicionales con SudShare y decidí investigarlo. Me inscribí en septiembre de 2021 y ahora gano casi 30.000 euros al año lavando la ropa de otras personas. Además, me divierto haciéndolo. 

Así es cómo empecé y cómo hice crecer mi base de clientes.

El 'airbnb' de las coladas: lavo la ropa de otra gente y gano hasta 40.000 euros al año

Trabaja en tu ranking desde el principio

Cuando empecé me sentía intimidada por la competencia. Nunca había usado DoorDash ni Instacart, aplicaciones de reparto a domicilio ni nada parecido, así que tuve que aprender a utilizarlas. 

Sin embargo, el proceso de registro fue muy sencillo y vi mi primer encargo a los pocos días. Para empezar a trabajar solo necesitas tener un carné de conducir válido y un hogar libre de humos.

Cuando empiezas en SudShare, es fundamental que vayas aumentando tu ranking desde el principio: cuanto más alto estés, más pedidos se te ofrecerán. Los usuarios de mayor rango reciben primero las órdenes de pedidos y si no los quieren, este va bajando por las personas con menos rango.

Por cada encargo obtienes una determinada cantidad de puntos en función de la rapidez con la que recoges el pedido y con la que lo devuelves, o si el cliente te da una buena propina y tienes un buen trato con él. 

Al principio, me centraba en coger prácticamente cualquier pedido que cayera en mis manos. Puedes ajustar el radio de kilómetros que estás dispuesta a recorrer en la aplicación, pero al principio yo tenía el mío fijado en 40 kilómetros. 

Conducía por toda la ciudad, pero intenté confiar en el proceso: sabía que cuando tuviese una buena base de clientes podría reducir el tiempo de conducción para centrarme en un mejor servicio y experiencia. Ahora me he fijado un máximo de 24 kilómetros, pero rara vez acepto trabajos a más de 16.

A los 6 meses, estaba en un punto en el que podía relajarme y no aceptar todos los pedidos que me iban surgiendo. Ya no me pasaba la noche en vela terminando los encargos y había conseguido una lista fija de clientes habituales.

La mayoría de mis clientes son habituales

Al cliente se le cobra un euro por kilo de colada, y de ese euro, los SudShare gana 75 céntimos. En general, la mayoría de mis clientes suelen repetir conmigo. 

De vez en cuando capto alguna persona nueva, pero tengo tantos clientes habituales que sé que voy a tener trabajo mínimo una vez al mes. 

La mayoría de los clientes que repiten con mis servicios son personas muy ocupadas, con familias y trabajos que utilizan este servicio para no agobiarse con las tareas de la casa, poder respirar un poco y concentrarse en otras cosas.

Hay otras personas que recurren a este servicio puntualmente. Por ejemplo, le he estado haciendo la colada de una mujer cuya secadora está estropeada, así que a ella probablemente la perderé cuando se la arreglen. Sin embargo, me comentó que le había gustado mucho la experiencia conmigo, así que espero que alguna vez repita. Por esta razón intento que cada pedido sea lo más especial posible.

Creo que destaco por dar un servicio excelente y detallista a mis clientes

Intento que mi trabajo me enorgullezca. Utilizo una de esas tablas para doblar camisetas que hace que el doblado sea mucho más rápido y ordenado. Hago coincidir todos los calcetines, me aseguro de que toda la ropa está organizada y ato cintas de colores alrededor de las bolsas con la ropa limpia cuando las devuelvo.

Tus sábanas están más sucias de lo que crees: así es como deben lavar para que queden limpias, brillantes y libres de bacterias

También incluyo una tarjeta de agradecimiento a los nuevos clientes en la que se lee: "Espero haberte hecho la vida un poco más fácil hoy. Me encantaría volver a ser su opción para su próximo pedido". 

He descubierto que los pequeños detalles pueden marcar una gran diferencia.

También recomiendo hacer publicidad para quienes quieren dedicarse a esto. He ganado muchos nuevos clientes de esta manera. Poco después de empezar en SudShare, me uní a todos los grupos locales de Facebook en los que me dejaron entrar (grupos de madres, grupos de vecinos, grupos de Myrtle Beach, etc.) y de vez en cuando publico un anuncio allí para captar clientes.

Para triunfar con tanta competencia tienes que ser organizada y tener en cuenta tu horario, ya que no quieres morder más de lo que puedes masticar: la gente cuenta contigo. Suelo dejar a mis hijos por la mañana en el colegio y recogerlos cuando salen. Más tarde, cuando se acuestan, termino el resto de mis pedidos.

Con SudShare, tienes que pagar de tu bolsillo los suministros: las bolsas para devolver la ropa, el detergente, la gasolina, los kilómetros de tu coche, la lavadora y la secadora, etc., todo tiene que estar en orden. Yo hago un presupuesto de unos 100 euros al mes para todos los gastos y posibles imprevistos, por si se me acaba algo o hay que reparar la lavadora.

Insisto en que el negocio va y viene. Hay meses en los que estoy constantemente ocupada y luego hay semanas en las que pienso: "¿Dónde está todo el mundo?". Yo no recomendaría SudShare como fuente principal de ingresos, ya que no es constante, creo que es ideal como una actividad secundaria para ganar un dinero extra.

Me gusta poder aceptar o rechazar los pedidos que quiera, no estoy atada a nada. Si me llega un pedido y estoy de vacaciones, o si mis hijos tienen una fiesta de cumpleaños, o si estoy demasiado cansada ese día, no tengo por qué aceptarlo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.