He viajado en el prototipo secreto de un vehículo autónomo para transporte público en Silicon Valley: funciona como un Uber pero costaría lo mismo que un viaje en metro

Mark Seeger, fundador y director ejecutivo de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Mark Seeger, fundador y director ejecutivo de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Candy Cheng/Business Insider
  • Business Insider ha viajado en exclusiva en el sistema de vehículos eléctricos sin conductor de la startup Glydways.
  • Los trayectos se realizarían de forma privada, como en Uber, y costarían aproximadamente lo mismo que un viaje en metro.
  • Se espera que el primer proyecto conecte la ciudad de San José con el aeropuerto de la ciudad de Silicon Valley para el año 2024.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Dentro de un búnker militar reconvertido después en una estación de armamento naval, a unos 55 kilómetros al este de San Francisco, el pequeño equipo de Glydways se prepara para su 115ª reunión con un responsable político.

Esta vez, los 26 empleados de la startup se reúnen con un representante público regional para mostrar su ambicioso proyecto: una flota de cápsulas eléctricas autónomas que esperan que pronto transporten a los viajeros por todo el área de la Bahía de San Francisco.

"La movilidad es actualmente insostenible, hablemos de coches, trenes, barcos o aviones", explica a Business Insider Mark Seeger, fundador y director ejecutivo de Glydways, durante un reciente viaje de prueba, el primero que se le otorga a un medio de comunicación, en su lugar secreto de pruebas, cerca de la ciudad de Concord, en California. 

Seeger fundó Glydways en 2016 porque estaba frustrado por la falta de opciones de transporte público asequibles en Estados Unidos tras pasar su infancia entre Europa y Asia. "Los precios son altos, damos servicio a muy pocas personas, la experiencia es terrible y a nivel económico es simplemente terrible", define.

Mark Seeger, en un centro de pruebas en Concord, California. Glydways
Mark Seeger, en un centro de pruebas en Concord, California. Glydways
Glydways

Viajes personales como en Uber, pero al precio de un viaje en metro

La audaz solución de Seeger es una red de vehículos de 1,2 metros de ancho y 2,1 de alto con capacidad para 4 personas. Cada viaje se realiza bajo pedido del cliente, como un Uber, en una estación de Glydways que está diseñada para parecerse a una de metro.

Una vez dentro, no hay conductor ni volante. Una pantalla similar a un iPad invita a los pasajeros a comenzar el viaje. Un toque cierra las puertas y comienza el viaje. Un segundo toque te permite personalizar la música: relajada, animada o en modo silencio.

La NASA comienza las pruebas de vuelo de un avión que en el futuro podrá ser utilizado como taxi volador en las ciudades

En lugar de luchar por un asiento, los pasajeros se sientan cómodamente en asientos de cuero. Es sorprendentemente espacioso, lo que permite que una persona con una estatura de más de 1,80 se pueda estirar. Una vez comienza el viaje, los pasajeros viajan por una ruta preprogramada que va a una velocidad de 120 km por hora hasta llegar al destino.

Una pantalla de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Una pantalla de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Candy Cheng/ Business Insider

Otros sistemas de transporte rápido requieren grandes inversiones en infraestructuras, como líneas ferroviarias o carreteras. Las cápsulas Glydways también viajarían en sus propios carriles exclusivos, pero estos tendrían aproximadamente 1,5 metros de ancho, similar a un carril bici. Los vehículos también tienen flexibilidad para recorrer vecindarios, aparcamientos, parques y campus universitarios.

"Tenemos tracción a las 4 ruedas. Eso significa que somos totalmente flexibles para trabajar por la ciudad para elegir una ruta que esté optimizada y superar todos los obstáculos que normalmente tendrías que atravesar", apunta Seeger.

Una reunión del equipo de Glydways en el búnker de una antigua estación de armas navales. Candy Cheng/Business Insider
Una reunión del equipo de Glydways en el búnker de una antigua estación de armas navales. Candy Cheng/Business Insider
Candy Cheng

Seeger estima que el sistema Glydways costaría aproximadamente 42 millones de euros cada kilómetro y medio, lo que incluye 4 carriles (2 en cada dirección) en una estructura elevada, los vehículos, el equipo de apoyo y los puntos de acceso donde se recogen y dejan los pasajeros.

Esto supone una relativa ganga en comparación con otros sistemas de transporte público, que a menudo cuestan se disparan por encima de los 85 millones de euros por kilómetro. Por ejemplo,  se prevé que el plan para extender el tranvía de Silicon Valley a San José, California, costará unos 85 millones de euros por cada 1,5 km. 

Un simulación de una estación de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Un simulación de una estación de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Candy Cheng/Business Insider

La compañía asegura que podría mover hasta 10.000 personas por hora en uno de sus carriles, mientras mantendría las tarifas tan bajas como un viaje en metro en la mayoría de las ciudades importantes. Ahora trata de encontrar inversores privados, principalmente del sector de las infraestructuras, para captar fondos.

Aurora, la empresa de vehículos autónomos respaldada por Amazon y Uber, saldrá a bolsa vía SPAC valorada en 11.000 millones de dólares

"Cuando lleguemos a una ciudad, no estamos pidiendo miles de millones. No estamos pidiendo cientos de millones. Estamos pidiendo nada, o casi nada, dependiendo de las características específicas de la ciudad", afirma Seeger. "Y no necesitamos un subsidio anual para operarlo porque operamos de manera rentable", añade.

Una de las plataformas de carga de puntos de acceso para entrar en un Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Una de las plataformas de carga de puntos de acceso para entrar en un Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Candy Cheng y Business Insider

Mientras el vehículo se desliza por un carril de 1 milla (algo más de 1,5 km) en la instalación secreta de pruebas, la idea de que este fuera mi viaje futuro al trabajo se me hacía un poco aterradora. No ayuda que Seeger discuta abiertamente sobre los riesgos potenciales de un sistema de transporte radicalmente nuevo que sería utilizado por tanta gente a diario.

Lo que más le preocupa son los riesgos de ciberseguridad que podrían surgir si los piratas informáticos obtienen acceso a la red. "Lo que me mantiene despierto por la noche es que sé que mataré a alguien", confiesa Seeger. "Vamos a trasladar a millones de personas por día. Algo que no podamos prever va a suceder", aventura.

Mark Seeger, CEO de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Mark Seeger, CEO de Glydways. Candy Cheng/Business Insider

Seeger, de 42 años, nació en Países Bajos y creció en New Hampshire, Singapur y Malasia. Eso le abrió los ojos sobre los beneficios que proporcionan los sistemas de transporte público pueden brindar al brindar acceso a empleo, educación y vivienda de una forma justa.

"Me importa la igualdad de oportunidades más que cualquier otra cosa", asevera. Añade que cuando estaba en Yakarta, Indonesia, podía llevarle horas moverse menos de un kilómetro debido a la falta de transporte público seguro. De hecho, la ciudad no tuvo sistemas de transporte masivo medianamente rápidos hasta 2008.

Por ahora, la mayoría de inversores de capital riesgo de Silicon Valley no han comprado su sueño. Un total de 384 inversores le han dicho que no, y algunos incluso se rieron de él. "Por la razón que sea, vivimos en una cultura, o tal vez es la naturaleza humana, para ver algo nuevo e inmediatamente descartarlo e inmediatamente desear que falle", cuenta. 

Vehículo de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Vehículo de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Candy Cheng/Business Insider

En abril de 2019, Seeger viajó a Sand Hill Road, el epicentro del mundo de la financiación de startups, para intentar atraer a otro inversor de riesgo, esta vez el multimillonario Vinod Khosla y su firma homónima, Khosla Ventures. Antes de que pudiera terminar su presentación, Khosla lo detuvo. Seeger anticipó otro 'no', pero Khosla dijo: "Ya he escrito sobre esta idea". 

Mercedes utilizará la tecnología de Nvidia en todos sus coches a partir de 2024, en un paso más hacia los vehículos autónomos

2 meses después, Seeger recibió una hoja de términos de Khosla Ventures, su primera ronda institucional planteada por un venture capital. Khosla aseguró que, si tenía éxito, Glydways podría resolver uno de los problemas más importantes y difíciles del mundo. 

"Puede hacer que el transporte público sea más barato, más rápido, no programado y bajo demanda las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y funciona mucho mejor que los autos autónomos", afirmó.

Hasta la fecha, Glydways ha recaudado alrededor de 30 millones de dólares de inversores de capital riesgo, unos 25 millones de euros, una cantidad relativamente pequeña en el frenético entorno de financiación actual. 

Seeger se niega a revelar la valoración de la compañía, pero confirma que ya ha iniciado conversaciones para la siguiente ronda: un dinero que sería útil para llegar a 2024, cuando espera poner los primeros vehículos de Glydways en la carretera.

Sede de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Sede de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Candy Cheng

La compañía ya tiene algunos contratos en desarrollo en California y está en negociaciones con funcionarios de la ciudad en todo Estados Unidos y Japón. En las últimas semanas, Fort Lauderdale, Florida y San Diego, California, han expresado interés en trabajar con Glydways, indica Seeger, que espera firmar el primer contrato de un sistema completo en diciembre. 

"Cuando vendemos un sistema, como empresa ganamos un par de cientos de millones de dólares", explica.

La propuesta más prometedora hasta ahora son un proyecto de 7 kilómetros que conecta el centro de San José con SJC, el aeropuerto internacional más cercano. Se estimó que eso generaría 586 millones de dólares en ingresos, explican a Business Insider fuentes conocedoras de las negociaciones. 

"Si lo hacemos bien, nos dispararemos a la valoración de miles de millones de dólares muy, muy rápidamente", augura Seeger.

Prototipos de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Prototipos de Glydways. Candy Cheng/Business Insider
Candy Cheng/Business Insider

Hay otra oportunidad de mercado considerable: la entrega autónoma. Glydways estima un coste por viaje de 25 centavos por milla, lo que significa que Glydways podría competir o aliarse con Amazon, FedEx y UPS para trasladar paquetes.

El equipo confirma que un representante del equipo de fusiones y adquisiciones de Amazon ha visitado la sede de Glydways en las últimas semanas. Para Seeger, una alianza en la parte de las entregas sería beneficiosa para todos y se alinea con su pasión por reducir las emisiones de carbono. 

"Quiero sacar los camiones de la carretera, y si pueden mover un paquete a un menor precio, son más rentables", explica. Un portavoz de Amazon se ha negado a comentar . 

Por qué los vehículos conectados y autónomos pueden ser un riesgo para la privacidad: "Hacen falta mecanismos de protección"

De todos los proyectos de vehículos autónomos que existen, podría decirse que Glydways tiene más que demostrar en términos de su capacidad para escalar y los riesgos potenciales. Podría cambiar el futuro del transporte público para que llamar a un Glydways se vuelva tan omnipresente como reservar un Uber. 

O podría ser un fracaso muy costoso.

De cualquier manera, el equipo de Glydways está avanzando poco a poco con sus planes para desplegar los vehículos en el Área de la Bahía de San Francisco en 2024. Khosla creía que Glydways puede reemplazar la mitad de los coches en las principales ciudades en menos de 20 años.

"Las consecuencias del éxito justifican con creces el riesgo de fracaso", apuntó antes de financiarla.

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

La NASA comienza las pruebas de vuelo de un avión que en el futuro podrá ser utilizado como taxi volador en las ciudades

Por qué los vehículos conectados y autónomos pueden ser un riesgo para la privacidad: "Hacen falta mecanismos de protección"

Mercedes utilizará la tecnología de Nvidia en todos sus coches a partir de 2024, en un paso más hacia los vehículos autónomos

Te recomendamos

Y además