El Gobierno estima la creación de 300.000 empleos en el primer semestre y anuncia un nuevo incentivo para beneficiarios del ingreso mínimo

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

Por el momento, no parece que la guerra en Ucrania y sus implicaciones económicas hayan alterado el mercado laboral en España. 

Después de superar por primera vez en la historia los 20 millones de afiliados a la Seguridad Social, la afiliación continúa aumentando en mayo y junio, alentada por la semana Santa y la precampaña de verano.

El Gobierno calcula que en la primera mitad del año se crearán 300.000 empleos. "El dinamismo del empleo en este segundo trimestre nos está sorprendiendo positivamente", ha explicado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, esta mañana en el Foro Nueva Economía.

Escrivá ha anticipado que junio cerrará con la creación de unos 300.000 empleos. Además, ha destacado que este crecimiento del empleo está siendo especialmente intenso en algunos sectores de alto valor añadido, como la sanidad, las actividades científicas o la informática y ha subrayado los "efectos positivos que la reforma laboral está teniendo en la mejora de la calidad del empleo".

El dato de junio confirma la tendencia de crecimiento en la creación de empleo de meses anteriores. En abril, España superó por primera vez en la historia los 20 millones de afiliados a la Seguridad Social, una senda que en mayo aumenta en más de 200.000 personas, hasta los 20,3 millones de afiliados.

El ministro también ha adelantado que "en las próximas semanas" el Consejo de Ministros aprobará 2 medidas para complementar el ingreso mínimo vital: el incentivo al empleo y el sello social. Además, ha confirmado que el Gobierno revalorizará las pensiones a final de año con la inflación, a pesar de las advertencias del Banco de España.

En el caso del incentivo al empleo, Escrivá no ha entrado en detalles, más allá de explicar que "impulsará a los perceptores de la prestación (el ingreso mínimo vital) a incorporarse al mercado laboral".

En total, hay 1,2 millones de personas que se benefician actualmente de esta renta mínima. El objetivo del incentivo al empleo es favorecer que dichos beneficiarios no duden en aceptar un empleo y declinen quedarse en paro y cobrando este ingreso.

En cuanto al sello social, se trata de un distintivo para reconocer a aquellas empresas que ayuden a la inclusión de los beneficiarios del IMV.

Otros artículos interesantes:

La profecía 'maldita' de los 20 millones de empleos: en España hay más personas trabajando, pero somos más pobres que antes

Gran renuncia a la española: las dimisiones de trabajadores se disparan en marzo y rozan un máximo histórico

Así va a subir el Ingreso Mínimo Vital en 2022: estos son los importes a recibir según cada caso

Te recomendamos