Pasar al contenido principal

El Gobierno aprueba la tasa Google pero asume que sus ingresos serán menores de lo esperado por la "ralentización económica"

María Jesús Montero, ministra de Hacienda
Europa Press

  • El Consejo de Ministros ha aprobado la nueva tasa Google y la tasa Tobin por segunda vez, pero ahora prevén ingresos menores: 968 millones por la "ralentización económica".
  • El proyecto original esperaba ingresos de 1.200 millones y ya se remitió al Congreso en febrero del año pasado, pero la convocatoria de elecciones del 28-A hizo que su tramitación caducara.
  • De nuevo irá a por las empresas que ingresen más de 750 millones de euros a nivel global, o 3 millones por su negocio en España.
  • Impondrá un gravamen del 3% sobre 3 actividades: por la prestación de servicios de publicidad en línea, por los servicios de intermediación online y por la venta de datos generados a partir de la información que dan los usuarios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La ministra portavoz María Jesús Montero ha confirmado este martes la aprobación en Consejo de Ministros del proyecto de ley de Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales —IDSD, más conocida como tasa Google española—. También se ha aprobado el Impuesto sobre Transacciones Financieras, ITF, conocida como tasa Tobin.

Ambos impuestos comenzaron a debatirse en el Congreso de los Diputados en febrero de 2019, pero la convocatoria de elecciones anticipadas para el 28 de abril del año pasado provocó que todo el trabajo avanzado se perdiera al caducar su tramitación.

La ministra portavoz y ministra de Hacienda ha asegurado que la Tasa Google propuesta se inspira en la propuesta original de la Comisión Europea, y ha marcado que su objetivo será "gravar operaciones propias de la economía digital que ahora están fuera del sistema tributario", por lo que "supone un agravio para otros negocios".

Leer más: La tasa Google podrá estar lista antes de que se aprueben los nuevos presupuestos, pero no se liquidará hasta finales de año

El Gobierno preveía en los Presupuestos Generales que presentó antes de la convocatoria de elecciones del año pasado que los ingresos por este impuesto fueran de 1.200 millones de euros al año. Ahora reduce la previsión de ingresos a 968 millones, por "la ralentización de la economía".

Por lo demás, la tasa Google, poco varía de su propuesta inicial: afectará a las empresas que ingresen más de 750 millones de euros a nivel global y que generen 3 millones solo en España. Gravará un 3% sobre 3 conceptos: prestación de servicios de publicidad en linea, servicios de intermediación online y venta de datos generados a partir de la información que proporcionen los usuarios en sus plataformas tecnológicas.

Según ha explicado la ministra Montero, "muchos ciudadanos reciben en sus casas llamadas telefónicas o consultas por internet" por figurar en bases de datos de estas compañías. "Algunas empresas venden estas bases de datos y consiguen dirigir una publicidad personalizada a los consumidores, por lo que hay empresas beneficiándose sin que esto repercuta en la sociedad".

Inicialmente, la Tasa Google exigirá una liquidación trimestral de este impuesto, pero la ministra Montero también ha ratificado lo que avanzó la vicepresidenta Nadia Calviño este lunes desde Bruselas: de forma excepcional, una vez que entre en vigor, se liquidará esta tasa digital el 20 de diciembre de 2020.

Leer más: La tasa Google tendrá un impacto de hasta 665 millones en los consumidores según las compañías, pero su cálculo esconde una pequeña trampa

"Esta medida nos permite un margen para lograr un acuerdo internacional en las negociaciones que mantengamos con la OCDE y el G20 a lo largo de los próximos meses, y nos permite dar un mayor tiempo a las empresas para que puedan adaptarse a este único pago al final del ejercicio".

La idea del Gobierno de España es adaptar "su legislación interna" una vez se alcance un "consenso global" en la OCDE sobre cómo debe ser esta tasa Google, que afectará a grandes tecnológicas. La ministra también ha querido recordar que no habrá "discriminación en función de la nacionalidad o el tipo de empresa".

El comentario tiene su importancia justo cuando hace apenas unas semanas el presidente francés Emmanuel Macron alcanzó una tregua con su homólogo estadounidense, Donald Trump. El mandatario norteamericano amenazó con subir los aranceles hasta gravar sobre el 100% de productos franceses como respuesta a las tasas contra las tecnológicas. 

Montero también ha recordado que ni las pequeñas y medianas empresas ni las startups se verán afectadas por la medida.

La tasa Tobin también vuelve a tramitarse

La ministra portavoz también ha dado detalles sobre cómo será el nuevo Impuesto de Transacciones Financieras o Tasa Tobin: gravará el 0,2% de la adquisición de acciones de empresas españolas cotizadas cuya capitalización bursátil sea superior a los 1.000 millones de euros. "No afectará, por tanto, al campo de acción de las pymes". Quedan fuera de este impuesto los derivados, según ha apuntado la titular de Hacienda. 

Además, este nuevo tipo impositivo recaerá "sobre el intermediario financiero que ejecute la orden de adquisición". "España está haciendo lo mismo que ya han avanzado países como Francia, Italia o Bélgica".

La recaudación ascenderá, según Montero, a los 850 millones de euros al año. Con estos dos nuevos tipos de nuevo en tramitación, España conseguirá, según el Gobierno, "una fiscalidad necesaria y progresiva que se adapta a la realidad de la economía del siglo XXI".

Y además