Pasar al contenido principal

Este sencillo gráfico muestra el impacto del 'boom' de los móviles en la industria de las cámaras fotográficas

Redmi Note 7 haciendo foto
Martín Castro
  • ¿Y si los móviles estuvieran condenando a muerte a las cámaras de fotos tradicionales?
  • Las cifras lo sugieren: mientras que las ventas de las cámaras de fotos han sufrido una espectacular caída entre 2010 y 2019, las ventas de móviles se disparan.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Pueden los móviles estar matando a las cámaras de fotos? Las cifras sugieren que sí.

Los datos de ventas muestran caídas precipitadas en el número de cámaras vendidas después de 2009 a la par que las de teléfonos móviles se han disparado en el mismo periodo, según una información de Digg que parte de los gráficos de Statista que puedes ver más abajo.

Mientras que las ventas de cámaras experimentaron una espectacular subida en la primera década de los años 2000, pasando de vender menos de 40 millones de cámaras al año a 121 millones... sufrieron una caída aún más brusca que su subida entre 2010 y 2019, precipitándose desde esos espectaculares 121 millones a tan solo 15 millones en esos 9 años.

A la vez, el mismo año que las ventas de cámaras comienzan a caer, la gráfica de las ventas de móviles escala casi verticalmente, de los 15 millones de móviles vendidos en 2009 a los 1.472 millones en 2017, de nuevo, según datos de Statista y la Camera & Imaging Products Association (CIPA), a la que pertenecen empresas como Olympus, Casio, Canon, Fujifilm, Sony y Nikon, entre otras.

Lo cierto es que en los últimos años la fotografía móvil ha mejorado tanto (de hecho, uno de los aspectos más destacados de los nuevos iPhone son los cambios en sus cámaras) que ya muchos consideran innecesario llevar consigo una cámara de fotos además del teléfono móvil.

Leer más: Qué cambia exactamente con las cámaras de los nuevos iPhone: hola, triple objetivo

Las cámaras profesionales y semiprofesionales siguen haciendo mejores fotografías, pero las cámaras de los móviles son suficientes para muchos, porque además facilitan el envío de las imágenes por redes sociales. 

Y las cámaras de fotos no están siendo las únicas perjudicadas: los chicles y las revistas también, al pasar de un producto que tentaba a los clientes de los supermercados mientras hacían cola para la caja, a unos olvidados ante el atractivo de los teléfonos móviles, algo mucho más interesante con lo que hacer tiempo, según publicaba Business Insider Estados Unidos.

Y además