Pasar al contenido principal

El hielo de Groenlandia se está derritiendo al ritmo que los científicos consideraron el peor escenario posible para 2070

Small pieces of ice float in the water off the shore in Nuuk, Greenland on June 13, 2019.
  • La ola de calor de julio en Europa ha provocado que el hielo de Groenlandia se derrita a un ritmo que los científicos no esperaban ver hasta dentro de 50 años.
  • La capa de hielo de Groenlandia ha perdido 55.000 millones de toneladas de agua en cinco días en julio y agosto, suficiente para cubrir el estado de Florida con casi 13 centímetros de agua.
  • El deshielo debido al cambio climático contribuye a la elevación del nivel del mar, lo que provoca inundaciones en las zonas costeras.
  • Este verano, incendios forestales sin precedentes también han tenido lugar en Groenlandia, Alaska y Siberia, contribuyendo al deshielo a medida que la ceniza y el humo viajaban a través del Ártico.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Groenlandia es conocida por sus glaciares, pero en el último mes, la isla ha sufrido incendios y deshielo. 

Los científicos no esperaban un deshielo en Groenlandia a este ritmo hasta dentro de 50 años: Para la última semana de julio, el deshielo había alcanzado los niveles que los modelos climáticos proyectaban para 2070 en el escenario más pesimista.

El 1 de agosto, la capa de hielo de Groenlandia perdió 12.500 millones de toneladas de hielo, más que cualquier otro día desde que los investigadores comenzaron a registrar la pérdida de hielo en 1950, según informa The Washington Post.

El dramático derretimiento sugiere que la capa de hielo de Groenlandia se está acercando a un punto de inflexión que podría ponerla en un curso irreversible hacia su desaparición total. Si eso sucede, el catastrófico aumento del nivel del mar se tragaría a las ciudades costeras de todo el mundo. A medida que el deshielo del hielo continúa superando las expectativas de los científicos, algunos temen que esto pueda suceder más rápidamente de lo que pensaban.

Leer más: Un tercio de los glaciares del Himalaya se derretirá en 80 años aun cumpliendo los Acuerdos de París: 2.000 millones de personas se verán afectadas

55.000 millones de toneladas de agua en 5 días

A satellite image shows melt-water ponding on the surface of the ice sheet in northwest Greenland, near the sheet’s edge, on July 30, 2019.

La temporada de deshielo del Ártico comienza cada año en junio y termina en agosto, con un pico de derretimiento en julio. Sin embargo, la escala de pérdida de hielo en Groenlandia este año ha sido extraordinaria. Del 30 de julio al 3 de agosto, el deshielo se produjo en el 90% de la superficie del continente, vertiendo 55.000 millones de toneladas de agua en 5 días. Eso es suficiente para cubrir Florida con casi 13 centímetros de agua.

El deshielo refleja la pérdida récord de hielo que se produjo en 2012, cuando casi toda la capa de hielo de Groenlandia estuvo expuesta al deshielo por primera vez en la historia documentada. Este año, el hielo comenzó a derretirse incluso antes que en 2012 y tres semanas antes de la media, informa la CNN.

Este deshielo extremo se produjo durante el mes más caluroso jamás registrado, cuando una intensa ola de calor azotó Europa y luego se trasladó a Groenlandia. 

Ice melts during a heatwave in Kangerlussuaq, Greenland on August 1, 2019.

En Suiza se ha observado un deshielo igualmente superior a la media: los glaciares han perdido 800 millones de toneladas de hielo durante las olas de calor de junio y julio. Alaska sufrió deshielo en julio.

Todo lo que se derrite expone más permafrost: suelo congelado que libera poderosos gases de efecto invernadero cuando se descongela. Eso está sucediendo más rápido de lo que los científicos predijeron. La liberación de estos gases lleva al planeta a calentarse aún más, lo que acelera el deshielo.

El mes pasado fue una anomalía para Groenlandia, pero podría ser la nueva normalidad para 2070 si los seres humanos no reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, según modelos climáticos simulados por Xavier Fettweis, un investigador del clima de la Universidad de Lieja en Bélgica.

"A mediados o finales de siglo es cuando deberíamos estar viendo estos niveles de deshielo, no ahora mismo", dice Ruth Mottram, científica climática del Instituto Meteorológico Danés, a Inside Climate News. "[Los modelos] claramente no son capaces de capturar algunos de estos procesos importantes".

Leer más: He viajado en ferri por la costa de Groenlandia por menos de 400 dólares, y a pesar del frio, ha sido una forma fantástica de visitar algunos de los lugares más espectaculares del mundo

El deshielo en Groenlandia aumenta el nivel del mar

El deshielo de Groenlandia ya ha elevado el nivel del mar más de 1,27 centímetros desde 1972. La mitad de eso ha ocurrido sólo en los últimos ocho años, según un estudio publicado en abril.

Ice melt forms gushing white water in Kangerlussuaq, Greenland on August 1, 2019.
Caspar Haarloev from "Into the Ice" documentary via Reuters

tk

A este ritmo, toda la capa de hielo de Groenlandia podría derretirse en 1.000 años, lo que provocaría una elevación del nivel del mar de hasta 23 pies.

Pero Mottram no está tan seguro de la línea de tiempo proyectada.

"Entre 1,5 y 2 grados, hay un punto de inflexión después del cual ya no será posible mantener la capa de hielo de Groenlandia", explica a Inside Climate News. "Lo que no sabemos es lo rápido que se perderá la capa de hielo de Groenlandia". El hielo de Groenlandia ya se está acercando a ese punto de inflexión, según un estudio publicado en mayo. Mientras que el deshielo durante los ciclos cálidos solía equilibrarse con la formación de nuevo hielo durante los ciclos fríos, los períodos cálidos ahora causan un deshielo significativo y los períodos fríos simplemente los detienen.

Eso hace que sea difícil para la capa de hielo regenerar lo que está perdiendo.

En el Ártico también se han producido incendios sin precedentes

Satellites detected the infrared signal of a wildfire near Sisimiut, Greenland on July 10, 2019.

El clima cálido y seco que causó el derretimiento del hielo también preparó el terreno para los incendios forestales en Groenlandia.

Los satélites detectaron por primera vez un incendio forestal cerca del área de Sisimiut el 10 de julio. Las temperaturas en la región en ese momento se acercaban a los 20 grados Celsius; el máximo diario normal es de 10 grados Celsius.

Los incendios pueden haber sido provocados por un excursionista que usó un horno al aire libre.

Este fue el primer incendio de su tamaño desde que otro gran incendio en la misma zona sorprendió a los científicos en agosto de 2017. Ese fuego ardió durante dos semanas.

NASA’s Aqua satellite captured thick wildfire smoke swirling over Alaska on July 8, 2019.

Incendios forestales sin precedentes también han asolado el Ártico este verano, liberando 50 megatones de dióxido de carbono a la atmósfera sólo en junio. Eso equivale a las emisiones anuales de Suecia, y más carbono que los incendios del Ártico que se liberan todos los meses de julio de 2010 a 2018 juntos, según el CAMS.

CAMS ha rastreado más de 100 incendios forestales "intensos y de larga duración" en el Círculo Polar Ártico durante seis semanas en junio y julio. Esos incendios se extendieron más lejos y duraron más de lo normal.

Los incendios en Alaska y Siberia también dejaron ceniza en la capa de hielo de Groenlandia, lo que oscureció la superficie y provocó que absorbiera más calor, lo que conduce a un deshielo más rápido.

"Es inusual ver incendios de esta escala y duración en latitudes tan altas en junio", dice Mark Parrington, experto en incendios forestales de CAMS, en un comunicado. "Pero las temperaturas en el Ártico han aumentado a un ritmo mucho más rápido que la media mundial, y las condiciones más cálidas fomentan el crecimiento y la persistencia de los incendios una vez que han empezado a arder".

Leer más: El deshielo de los polos está hundiendo los océanos

Las regiones árticas son especialmente sensibles al cambio climático

Pacific black brant fly past Mount Dutton in the Izembek National Wildlife Refuge in Alaska's Aleutian Islands. November 7, 2008.
Pacific black brant fly past Mount Dutton in the Izembek National Wildlife Refuge in Alaska's Aleutian Islands. November 7, 2008. Reuters

El Ártico se está calentando casi el doble de rápido que la media mundial.

En el otro extremo del mundo, el deshielo de la Antártida también se está acelerando. El continente ha perdido 252.000 millones de toneladas de hielo al año en el último decenio. Eso es sólo un poco por detrás de Groenlandia, que está perdiendo una media de 286.000 millones de toneladas por año.

Juntas, Groenlandia y la Antártida contienen más del 99% del agua dulce del mundo en sus capas de hielo, según el Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo. Si ambos se derritieran por completo, el estado de Florida desaparecería.

Según un mapa de National Geographic, ciudades como Ámsterdam, Países Bajos; Estocolmo, Suecia; Buenos Aires, Argentina; Dakar, Senegal; y Cancún, México (por nombrar sólo algunas) también desaparecerían.

Y además