Guía de compra de Smart TV: todos los detalles en los que debes fijarte para comprar el mejor televisor

smart-tv-guia-compra

Vanit Janthra/Getty Images

  • Comprar una Smart TV supone una inversión importante de dinero, por lo que debes tener en cuenta algunos factores para hacer una buena compra.
  • Hay algunos aspectos que vendrán determinados por tu presupuesto, pero, aún así, es posible que debas elegir entre varios modelos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A no ser que consigas una gran oferta, comprar un televisor es siempre una inversión considerable para la que necesitas una guía de compra. Hay que valorar muy bien algunas de las características con las que cuenta cada modelo para asegurarte de que utilizas tu dinero de la mejor manera posible. 

Hace hace unos años, el mercado de los televisores ha crecido exponencialmente, y ahora mismo hay una variedad en la oferta ideal para que los usuarios tengan muchas opciones a su alcance de entre las que poder decidir. Aunque, a su vez, hace la decisión más difícil.

Hay algunos apartados que son bastante importantes a la hora de decidir entre comprar un televisor u otro, y que pueden marcar por completo la experiencia que tienes. Por ello, debes tenerlos en cuenta, y sobre todo, debes comparar diferentes modelos para saber cuál es el que mejor se adapta a ti.

  1. La calidad de imagen y las pulgadas
  2. La tecnología de la pantalla
  3. El sonido
  4. El sistema operativo 

La calidad de imagen y las pulgadas, el elemento principal con el que empezar perfilar tu decisión.

 Sony KD-65XH8196PBAEP smart TV
Amazon

Antes de lanzarte a comprar un televisor, debes tener en cuenta algunos aspectos del lugar en el que tienes pensado colocarlo, ya que las limitaciones del espacio físico son, quizá, las más insalvables. Si tienes un espacio limitado, saca el metro y apunta las medidas, ya que serán el factor principal a la hora de elegir el tamaño de la Smart TV. Pero, además del tamaño, también es especialmente relevante la resolución con la que cuente.

A partir de ciertos tamaños los píxeles son visibles a cierta distancia, por lo que la relación entre tamaño y resolución, debe ser apropiada para que la proporción de píxeles por pulgada no sea demasiado baja. Teniendo en cuenta también la distancia a la que planeas ver la televisión.

Bajo mi punto de vista, las 55 y 40 pulgadas son el comodín que acertará en la mayoría de ocasiones, aunque debe ser una decisión que tomes teniendo en cuenta cómo es la estancia en la que vas a colocarla. Por otra parte, a partir de los siguientes tamaños, es recomendable contar con cierta resolución para disfrutar de una buena experiencia:

  • Por debajo de 30 pulgadas: HD.
  • A partir de 30 pulgadas: Full HD.
  • A partir de 40 pulgadas: 4K.

De esta manera, te aseguras un rendimiento correcto en el dispositivo. Tratándose de una inversión que  en prácticamente cualquier caso sobrepasa los 200 euros y que además vas a conservar durante muchos años, elegir bien este aspecto es la clave. 

Si no estás contento con tu Smart TV nada más comprarlo por falta de resolución o de tamaño, lo más seguro es que esa sensación no desaparezca con el paso del tiempo. Y pensar que has hecho una mala compra es algo que puede atormentarte hasta el momento en el que compres otro modelo.

La tecnología de la pantalla vendrá marcada por tu presupuesto.

LG OLED calidad de imagen

LG

Al igual que pasa en los móviles, la tecnología con la que cuentan las pantallas de los televisores puede ser muy diferente, y ahora las tecnologías que dominan el mercado son la LED, OLED, QLED y Nanocell.

  • LED: se trata de la tecnología más utilizada en pantallas, y al estar tan estandarizada, los costes de fabricación son inferiores. Las hay de mejor y peor calidad, y se basan en una pantalla LCD con iluminación LED.
  • OLED: estas pantallas se fabrican a partir de compuestos orgánicos, y tienen la propiedad de que cada píxel puede iluminarse de forma autónoma. Esto le confiere una mayor precisión, viveza en los colores y brillo.
  • QLED: por así decirlo, es un paso más allá de las OLED, ya que además de contar con iluminación autónoma de cada píxel, integran el panel LED de fondo, que hace que emita aún más brillo e intensidad en los colores, aunque también depende de cómo incida la luz en la propis pantalla.
  • Nanocell: se trata de una tecnología patentada por LG, que introduce un filtro consistente en una capa compuesta por nanopartículas, el cual esw capaz de hacer que los colores se reflejen de la manera más realista posible.

La tecnología LED es la más barata, debido a su gran extensión, aunque se espera que en un futuro no demasiado lejano, los costes de fabricación de la tecnología OLED también bajen ligeramente. 

La compatibilidad con el High Dynamic Range, mejor conocido como HDR, también será positiva, ya que le dará a la televisión una mayor amplitud de colores.

En cualquier caso, todo dependerá del dinero que te quieras gastar en esta Smart TV, ya que si buscas, por ejemplo, un modelo de 65 pulgadas, puede que el incremento de precio que suponen las OLED respecto a las LED se salga de tu presupuesto. Al igual, quizá te compense apostar por un modelo OLED de menor tamaño que iguale en precio al LED.

Un sonido que esté a la altura del resto de aspectos

barra de sonido Sony
Amazon

El sonido es una parte sumamente importante en un televisor, ya que supone la mitad —teórica— de la experiencia que brinda uno de estos dispositivos.

En la gran mayoría de casos no se incluye un gran altavoz junto a un televisor debido al limitado tamaño que hay para introducirlo, pero sí que se apuesta por una tecnología capaz de suplir el bajo tamaño de estos.

Al igual que ocurre con el apartado siguiente, lo que más te conviene es ir personalmente a probar el sonido para comprobar si, inicialmente, se oye bien.

Por otra parte, el sonido del que disfrutes también depende de otros factores como la acústica de la sala, por lo que no hay una manera de saber si el audio te va a convencer o no, más allá de probar la Smart TV.

Aún así, hay algunos aspectos importantes a considerar para estar cubierto y tener opciones una vez hayas hecho la compra, como por ejemplo la compatibilidad con diferentes formatos —cuantos más mejor— o la integración de tecnologías como Dolby Atmos.

Una de las ventajas de los televisores, en este sentido, es que siempre puedes valerte de una barra de sonido o de un sistema de audio más complejo para potenciar la experiencia auditiva.

El sistema operativo es importante, aunque puedes comprar un Chromecast o Apple TV para reemplazarlo.

Netflix en Smart TV

IAM-photography / Getty Images

Si vas a comprar una Smart TV, debes tener en cuenta que el sistema operativo es uno de los puntos clave, al menos si tienes pensado utilizar las aplicaciones del dispositivo, cómo Netflix, Movistar Plus, HBO, o Disney Plus.

Pese a que el televisor se vea bien, unos tiempos de carga excesivos o una interfaz lenta a la que le cuesta moverse puede dar al traste con la experiencia que ofrece.

En este sentido tienes dos opciones: apostar por un televisor que tenga un buen sistema operativo y que se mueva bien, o bien comprarte un dispositivo como el Chromecast con Google TV o un Apple TV, que cuentan con un sistema operativo propio que te puede servir como centro de operaciones.

Ahora mismo, las Smart TV de marcas como Samsung, LG, o Sony son algunas de las mejores alternativas, aunque no por ello los modelos de otras marcas rinden mal. 

En cualquier caso, la mejor opción es ir a una tienda en la que tengan la televisión que has pensado en comprar y probar cómo se mueve por la interfaz. Si está conectada a Internet, mucho mejor, pero si no, deberás valorar su velocidad de respuesta a las órdenes del mando, así como los tiempos de carga que tiene al cambiar de aplicación.

LEER TAMBIÉN: Como actualizar TV Xiaomi paso a paso

LEER TAMBIÉN: Como actualizar una TV Sony paso a paso

LEER TAMBIÉN: Cómo actualizar tu TV LG paso a paso, esto es todo lo que debes hacer

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020