Pasar al contenido principal

Opinión

-

Tecnología

He podido probar el primer móvil plegable del mundo, aunque parece más un artilugio que un dispositivo realmente útil

Flexpai [RE]
FlexPai, el móvil plegable de Royole. Royole
  • La startup Royole, dedicada a la fabricación de pantallas, presentó este lunes su nuevo gadget de pantalla flexible plegable, superando a Samsung.
  • Cuando se dobla por la mitad, el dispositivo puede funcionar como dos teléfonos inteligentes diferentes.
  • Cuando se despliega puede actuar como una tableta.
  • Su pantalla flexible es fantástica, pero parece más un truco que una característica realmente útil.

Acabo de poner mis manos en lo que se supone que es el futuro de los smartphones.

Mi primera impresión: al futuro todavía le queda algo de trabajo.

El ostentoso gadget del futuro es un teléfono plegable con pantalla flexible. Se espera que Samsung dé a conocer su propia solución para este tipo de dispositivos en su conferencia para desarrolladores este mismo miércoles. Su proyecto, sin embargo, fue derrotado el pasado lunes por la noche por Royole, una startup dedicada a la fabricación de pantallas y dispositivos móviles.

Bill Liu, CEO of Royole, with a selection of devices that use his company's flexible displays.
Bill Liu, CEO de Royole, con una selección de dispositivos que utilizan las pantallas flexibles de su compañía. Troy Wolverton

Troy Wolverton

En un pequeño evento de prensa, el CEO de la compañía, Bill Liu, presentó el FlexPai, que según él es el primer teléfono plegable de pantalla flexible del mercado. Cuando está plegado el dispositivo se parece a un pequeño cuaderno con una pantalla envolvente. Cuando se abre, tiene el aspecto de una pequeña tablet.

"Hemos estado trabajando en esto durante mucho tiempo", ha explicado Liu a Business Insider.

Royole ha diseñado el FlexPai para abordar dos deficiencias significativas de los smartphones actuales: sus pantallas son frágiles y no son lo suficientemente grandes para realizar muchas tareas, como ver películas o editar documentos.

Leer más: Samsung Galaxy X: 7 cosas que esperamos de un móvil plegable

A diferencia de casi todos los smartphones, la pantalla del FlexPai no está incrustada en un panel de vidrio. Su pantalla es un panel OLED impreso en un finísimo material plástico. La pantalla es resistente a los arañazos y, al no usar vidrio de ninguna clase, también está a prueba de golpes. Se puede doblar 200.000 veces sin romperse, según asegura Liu.

"Es un avance significativo". Continúa: "Es el fin de las pantallas rotas".

El FlexPai puede funcionar como móvil o tablet

El FlexPai tiene una bisagra en el medio que permite doblarlo hasta el punto donde sus dos extremos se toquen o desplegarlo formando un ángulo de 180 grados. La bisagra es lo suficientemente rígida como para mantener cualquier ángulo de una manera estable en cualquier posición. Por lo tanto, se puede doblar de manera parcial para formar una especie de "A" para conseguir que se sostenga de pie apoyada sobre sus dos extremos.

El dispositivo funciona con una versión personalizada de Android que Royole llama Water OS que ha sido diseñada específicamente para la pantalla flexible del FlexPai. Una cosa que permite hacer es reproducir un vídeo diferente en cada lado de la pantalla del dispositivo cuando está plegado, para que un amigo y tú podáis ver dos cosas diferentes al mismo tiempo.

El FlexPai tiene además soporte para funcionar con dos tarjetas SIM. Cuando está doblado por la mitad, se pueden usar las dos pantallas como si fueran dos smartphones distintos, teniendo la posibilidad de asociar cada una de las pantallas a una SIM diferente.

The FlexPai's hinge will maintain any angle between 0 and 180 degrees.
La bisagra del FlexPai mantendrá cualquier ángulo entre 0 y 180 grados. Royole

Claro la pantalla flexible seguramente sea más útil al desplegarla, ya que así se puede ver la pantalla completa de 7,8 pulgadas al completo. Con esa configuración, tiene casi el tamaño exacto del iPad mini. Solo es un poco más pesada y ligeramente más gruesa.

Entonces, básicamente, el FlexPai es una tablet en miniatura que cabe en tu bolsillo. Permitirá a los usuarios ahorrar dinero y peso, ya que no necesitarán tener tantos dispositivos, explica Liu.

Necesitarás "cada vez menos dispositivos para obtener la misma experiencia de usuario", ha asegurado.

Royole ya está produciendo en masa el dispositivo y aceptando pre-reservas. La startup de hecho planea comenzar a enviar las unidades a los clientes a finales de diciembre.

El gadget es caro y torpe

Pero es posible que desees esperar antes de comprar una unidad.

Para empezar se trata de un dispositivo caro. Se vende a partir de 1.318 dólares en la versión que incluye 128 GB de almacenamiento. Si quieres la versión de 256 GB tendrás que pegar 1.469 dólares. Eso es más de lo que cuesta la versión más cara del iPhone XS Max, y ese modelo de Apple cuenta con 512 GB de almacenamiento.

Por otro lado, Royole aún no cuenta con ningún acuerdo con las operadoras de Estados Unidos, ni por supuesto presencia en España. De hecho ni siquiera se está enfocando a la venta del FlexPai a los consumidores estadounidenses: ahora mismo se dirige a los consumidores chinos.

Unfolded, the FlexPai is about the same size and shape as Apple's iPad mini.
Desplegado, el FlexPai tiene aproximadamente el mismo tamaño y forma que el iPad mini de Apple. Royole

Justo antes de que Apple presentara ese iPad, me reuní con una pequeña empresa de Silicon Valley que mostró una de las primeras tabletas con pantalla táctil modernas. Había sido escéptico acerca de las tabletas antes de esa fecha, pero después de ver el dispositivo, incluso aunque fuera un prototipo, quedó claro de inmediato las razones por las que alguien querría un gadget así.

Esperaba tener la misma experiencia con el FlexPai. He estado entusiasmado con la llegada de la generación de dispositivos con pantallas flexibles desde que vi la primera demostración de una pantalla de este tipo hace aproximadamente una década.

La idea de tener un dispositivo con una pantalla enorme que pueda caber en su bolsillo o se pueda enrollar en un tubo del tamaño de un bolígrafo es realmente atractiva, al menos en teoría.

Parece un mero artilugio

Pero en este momento, este dispositivo de pantalla flexible se siente más como un pequeño artilugio diseñado para llamar la atención que una ventana al futuro.

No pude probar realmente el dispositivo, así que no puedo decir cómo funciona o qué tal responde en un uso diario. De hecho, tengo dudas de que en la práctica su pantalla flexible sea realmente tan convincente. Otras compañías han probado teléfonos con pantalla dual, y nunca han tenido éxito entre los consumidores. Soy escéptico de que a la gente le vaya a gustar llevar un gadget más grueso en el bolsillo.

Es verdad que al tener una pantalla más grande puede ofrecer una mejor experiencia para ver películas. Pero la pantalla aún no es lo suficientemente grande como para que el dispositivo reemplace a un portátil o una tablet normal. No vas a querer editar documentos ni realizar ningún tipo de trabajo serio en ese tamaño de pantalla.

Resolver el problema de las pantallas frágiles es un avance importante. Pero no a un precio de 1.300 dólares.

Ha sido genial ver el FlexPai en persona. Solo espero que los futuros dispositivos plegables hagan un mejor trabajo, estando a la altura de las expectativas que se han generado en los últimos tiempos.

Te puede interesar