Pasar al contenido principal

Huawei dice que HarmonyOS, su sistema operativo propio, podría tardar años en estar listo para sustituir a Android

Huawei CEO Ren Zhengfei.
Ren Zhengfei, CEO de Huawei.. The Asahi Shimbun/The Asahi Shimbun via Getty Images
  • Una alta directiva de Huawei ha admitido que HarmonyOS, su sistema operativo que busca competir con Android tras el veto de Trump, podría tardar años en desarrollarse por completo.
  • A la multinacional china se le prohíbe ejecutar los servicios de Google en sus nuevos móviles, lo que supone un factor clave en la decisión de compra.
  • En declaraciones a The Financial Times, Joy Tan, vicepresidenta de asuntos públicos de Huawei, dice que la situación era un "reto" y que construir una alternativa a los servicios de la compañía de Mountain View podría llevar años.
  • El Huawei Mate 30 no tiene ninguna aplicación de Google ni tiene acceso a su tienda de apps.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una alta directiva de Huawei ha admitido que HarmonyOS, su sistema operativo propio que busca competir con Android, podría tardar años en desarrollarse por completo, tal y como ha confirmado Joy Tan, vicepresidenta de asuntos públicos de Huawei EE. UU., durante una entrevista con The Financial Times.

Concretamente, al preguntarle si su software podría tardar años en desarrollarse, Tan contesta: "Sí. Tenemos que encontrar soluciones alternativas para ese ecosistema, pero va a llevar un tiempo. Hay muchos usuarios de Android en Europa y el sudeste asiático, y están muy acostumbrados a estas aplicaciones de Google en los teléfonos Android".

Estos comentarios contradicen las declaraciones de Richard Yu, jefe de Consumo de Huawei. El ejecutivo dijo a principios de 2019 que Harmony podría estar listo para su lanzamiento a principios de 2020, lo que sería dentro de unos meses.

El fabricante chino se ha visto afectado por las sanciones estadounidenses en los últimos meses, y la administración Trump no oculta su antipatía hacia el gigante chino de las telecomunicaciones. Cree que el equipo Huawei podría utilizarse para espiar y, por lo tanto, representa un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos. La Administración incluyó a la empresa en su lista negra en mayo, lo que significa que cualquier empresa que quiera hacer negocios con la compañía tiene que obtener una licencia del gobierno.

Leer más: El fundador de Huawei insiste en ofrecer sus patentes del 5G a una empresa estadounidense para "recuperar la confianza de occidente"

Este hecho tuvo un efecto dramático inmediato, ya que desde entonces Google no puede licenciar sus aplicaciones y servicios a Huawei.

Por consiguiente, el Huawei Mate 30, que se presentó hace apenas unas semanas, llegará al mercado sin ninguna aplicación de la empresa de Mountain View, lo que supone un duro golpe a las esperanzas de la compañía de ganar terreno en el mercado occidental de smartphones. 

Además de no poder operar en con los emblemáticos servicios de Google —incluyendo su buscador, Gmail y Google Maps— tampoco podrán proporcionar acceso a la Google Play Store, que es como los usuarios descargan aplicaciones en sus teléfonos.

El Mate 30 funciona en la versión de código abierto de Android. Eso sí, hay que tener en cuenta que los teléfonos Huawei anteriores a este terminal no se verán afectados por este veto.

Leer más: La razón por la que el Huawei Nova 5T tiene servicios de Google, a pesar de presentarse después del veo de Trump

Los analistas también se han hecho eco de las declaraciones de Tan. Thomas Husson, vicepresidente y analista principal de la firma de investigación de mercado Forrester, ha destacado: "Huawei necesitará tiempo para ofrecer una alternativa, no sólo para desarrollar una versión de Harmony OS compatible con smartphones, sino para fomentar un ecosistema competitivo de marcas y socios desarrolladores".

Además, describe el hecho como una "consecuencia directa de la guerra comercial entre Estados Unidos y China" y añade que cualquier retraso en el despliegue del software podría disuadir a los distribuidores a la hora de vender el Mate 30.

"Si los consumidores no pueden acceder fácilmente a sus aplicaciones favoritas como Facebook, WhatsApp, Instagram, Snapchat, YouTube, Google Maps y muchas más, las tiendas de algunos países europeos pueden ser escépticos sobre la oportunidad que supone distribuir estos dispositivos", explica.

Y además