El MateView de Huawei es el monitor perfecto para los que quieran imagen sobresaliente y un escritorio sin cables

Huawei MateView
  • El MateView de Huawei es un monitor que destaca por una imagen 4K sensacional, un diseño minimalista muy bonito y un escritorio sin cables. 
  • Por 649 euros me parece una inversión que merece la pena si quieres calidad de imagen y mejorar tu productividad. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

En una época en la que el teletrabajo se ha establecido casi como una opción prioritaria, tener no solo un buen equipo es básico, sino también esos extra que habitualmente están en la oficina como una segunda pantalla para poder ser más productivo. 

Y esta necesidad es la que ha intentado cubrir Huawei con el monitor MateView. Un panel 4K de 28,2 pulgadas que no solo actúa como complemento perfecto para tu portátil o tu equipo de sobremesa al ofrecerte una pantalla sensacional, sino que también guarda un montón de funcionalidades ocultas muy interesantes. 

Huawei asegura que continuará en el sector de los smartphones y promete regresar al "trono" a pesar de que las sanciones de Estados Unidos paralizan su negocio

Desde la apuesta de un escritorio casi sin cables, hasta la conexión inalámbrica con otros dispositivos.

El monitor cuesta 649 euros, ¿vale la pena? Descubre qué me ha parecido el monitor MateView de Huawei más adelante. 

Diseño minimalista muy elegante que logra dar la sensación de estar ante un panel infinito. 

MateView de Huawei

 

El MateView tiene un diseño precioso que destaca, como es lógico, por un panel de 28,2 pulgadas con formato 3:2 que luce francamente bien. 

Además, logra una sensación de pantalla infinita gracias a unos bordes minúsculos —de 6 y 9,3 milímetros— para ofrecer un 94% de pantalla y un grosor minúsculo y muy minimalista que me ha dejado asombrado. 

La pantalla se sostiene sobre una peana que puedes subir y bajar sin problemas tirando o empujando y que me ha sorprendido porque una vez en tu posición favorita ya no se mueve y eso que no tiene ningún anclaje para fijar su posición

La base de la MateView es plana y rectangular y se fija francamente bien a la mesa a pesar de su reducido tamaño y cuenta con una tecnología que Huawei ha denominado One Hope que sirve para trasladar la imagen del móvil al monitor y lo cierto es que los resultados son inmediatos. 

La única pega es que, al menos de momento, solo tiene compatibilidad con dispositivos de la compañía china, pero igual con una actualización de software pueden entrar otros modelos. 

En la parte inferior del panel descansa el control táctil del monitor desde el que se controla la fuente de entrada, las opciones u otros elementos y a la que, sinceramente, cuesta algo acostumbrarse, pero cuando le has pillado el truco, no falla y es bastante cómoda de usar: con un toque, vas hacia atrás, 2 eliges la opción y con un deslizamiento, cancelas el comando en cuestión. 

Eso sí, igual hubiese apostado por meter un mando a distancia en el pack para controlarlo más fácilmente. 

Por último, en la estructura sobre la que se encuentra el panel, descansan las conexiones de las que hablaré más adelante, pero que me ha parecido que tiene todo lo necesario e incluso lo lleva un paso más allá

Un panel que es una absoluta delicia y que he convertido en mi pantalla principal de trabajo.

MateView de Huawei

Ya he dejado algunas pinceladas básicas sobre el monitor, pero toca refrescarlo. 

El MateView ofrece una pantalla 4K+ (3.840x2560 píxeles) que es una absoluta gozada. Tengo como equipo personal el último MacBook Pro y la representación de colores en el panel de Huawei me ha dejado absolutamente asombrado. 

Además, tiene 2 elementos más que me han gustado muchísimo: un brillo máximo de 500 nits para evitar reflejos que funciona realmente bien y certificación VESA DisplayHDR que consigue que darle a la imagen en pantalla una representación más vibrante y detallada

El punto más interesante es que cuando pasas algo de tiempo delante del MateView se te olvida por completo que es un monitor, ya que arroja un nivel de detalle, un contraste y unos colores tan vívidos sencillamente sobresalientes. 

Por ponerle una pega, su ratio de pantalla 3:2 no logra poner 3 ventanas al mismo tiempo, lo que le puede restar algo de productividad, pero si conectas un portátil, puedes usar esa pantalla extra para lo que te pueda faltar. 

Fuera del ámbito laboral —donde cumple con excelentes resultados— el monitor destaca por una experiencia multimedia sobresaliente y en muchas ocasiones me he puesto alguna que otra serie en el MateView en vez de en la televisión, simplemente por su alto nivel de detalle y un sonido que, aunque no es tan potente como me gustaría —alcanza los 78db gracias a 2 altavoces frontales de 5W—, sí que logra rayar a buen nivel.

Conectividad total y con la posibilidad de usarlo sin cables.

MateView de Huawei

En resumidas cuentas, el monitor tiene todo lo necesario: USB-C para fuente de alimentación, USB-C para conectarlo a tu equipo, 2 puertos USB, MiniDP, 2 puertos HDMI y un adaptador 2 en 1 para auriculares y micrófono de 3,5 mm

Esto es prácticamente lo que le pides a cualquier monitor, pero es que donde Huawei saca nota es en 2 apartados que me han encantado y que persiguen una filosofía sin cables que casi logran cumplir. 

Lo primero es que si lo vas a conectar a un ordenador de sobremesa o un portátil, no te hará falta tener el cable de corriente conectado a la pared. Simplemente conecta la pantalla con tu equipo y listo para funcionar. 

El otro punto, mucho más interesante, es la proyección inalámbrica con equipos compatibles con Windows 10 —una pena que no sirva con Apple, la verdad— pero que te permitirá disfrutar sin cables de la conexión entre ambos dispositivos. 

La única pega es que la calidad de imagen baja de 4K a simple HD, pero por quitarse cosas del escritorio, el sacrificio merece la pena. 

Lo único que le puede faltar en este apartado es una cámara web para las videollamadas, pero al menos incorpora unos micrófonos duales que logran amortiguar el sonido ambiental y mejoran la calidad de la voz del usuario. 

El monitor MateView es una excelente compra para los que busquen una imagen espectacular acompañada de un fantástico diseño premium.

MateView de Huawei

Con todo esto en mente, ¿recomiendo el monitor?

Si quieres una segunda pantalla para trabajar de buen tamaño con una imagen sensacional y además también la vas a utilizar para ver tus series y películas favoritas, no tengo duda de que es una fantástica inversión

Hay opciones más baratas, pero no alcanzan la calidad de imagen de este monitor o si llegan al 4K, se quedan en un tamaño más reducido o más caro. 

Tiene que pulir algunas cosas en software como la compatibilidad de la proyección inalámbrica en Apple o poder conectar más móviles al sistema que vayan más allá de Huawei, pero en todo lo demás, me ha parecido un producto sensacional.

No solo por su nivel de detalle en las imágenes, sino también por su fantástico diseño y la apuesta por un escritorio sin cables que casi funciona a la perfección.

Otros artículos interesantes:

Huawei asegura que continuará en el sector de los smartphones y promete regresar al "trono" a pesar de que las sanciones de Estados Unidos paralizan su negocio

Estados Unidos da permiso para que Huawei pueda comprar chips para su negocio de automóviles

Los ingresos de Huawei caen un 29,4% durante el primer semestre de 2021, pero mejora el margen de beneficio neto por primera vez desde las sanciones

Te recomendamos

Y además