Inditex coge aire en el tercer trimestre del año aunque gana un 13% menos y cierra los nueve primeros meses del 2020 con una caída de ventas del 29%

Pablo Isla, presidente de Inditex
Pablo Isla, presidente de Inditex
Reuters
  • Inditex cierra los nueve primeros meses del año con un beneficio de 671 millones de euros tras una provisión de 308 millones en el primer trimestre.
  • La facturación del grupo textil entre el 1 de febrero y el 31 de octubre alcanzó los 14.085 millones de euros, un 28,9% menos que los 19.820 millones de euros del pasado ejercicio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Inditex cierra los nueve primeros meses del año con un beneficio de 671 millones de euros. El resultado incluye una provisión del primer trimestre de 308 millones de euros para paliar el impacto del coronavirus. La cifra supone un 75% menos que en los nueve primeros meses de 2019. La compañía sale de pérdidas que registró por primera vez en su historia en el primer trimestre con unos números rojos de 409 millones de euros y ganar 214 millones de mayo a julio.

La facturación del grupo textil entre el 1 de febrero y el 31 de octubre alcanzó los 14.085 millones de euros, un 28,9% menos que los 19.820 millones de euros del pasado ejercicio.

Entre agosto y octubre la facturación del grupo cayó un 14%, hasta los 6.052 millones de euros. El dueño de Zara cerró el tercer trimestre con un beneficio neto de 866 millones de euros, un 26% menos que en el mismo periodo del año anterior. 

El periodo ha estado marcado por el impacto del coronavirus. En estos últimos tres meses del ejercicio, Inditex mantenía el 5% de sus tiendas cerradas y un 88% de sus establecimientos tenían restricciones de aforo y horarios. Cabe recordar que el grupo cerró los nueve primeros meses del pasado ejercicio con un beneficio neto de 2.438 millones de euros.

Los 100 días que han cambiado Inditex: así ha dirigido Pablo Isla el gigante mundial de la moda durante la tormenta económica provocada por el coronavirus

El online continúa marcando un ritmo alto de crecimiento, con un alza del 75% a tipo de cambio constante en los nueve primeros meses del año, y de hasta el 76% en el tercer trimestre. El resultado bruto de explotación (ebidta) alcanza los 3.334 millones de euros en los nueve primeros meses y el beneficio de explotación (EBIT) ha repuntado hasta los 946 millones. 

Destaca la la fuerte generación de caja del grupo en el tercer trimestre del año, que ha permitido incrementar un 7% la posición financiera neta hasta los 8.265 millones de euros, la más alta en la historia de Inditex. En paralelo, la compañía de Amancio Ortega ha logrado contraer los gastos operativos en un 17% durante los nueve primeros meses del año.

El gigante del textil ha logrado reducir su inventario en un 11% respecto al mismo periodo de 2019. El margen bruto se ha mantenido un 58% sobre las ventas en los nueve primeros meses del año, frente al 58,2% del mismo periodo del año anterior.   

Inditex, inmersa en un proceso de reestructuración por el cual pretende reducir del número de tiendas y expandirse con el online, cuenta con 7.197 establecimientos físicos en todo el mundo a cierre de 31 de octubre, frente a las 7.486 con las que cerró el mismo periodo del pasado año. El grupo gallego ha cerrado 141 tiendas en el tercer trimestre del año pero en este camino ha avanzado con la apertura de conceptos flagship de gran superficie en 25 mercados. En paralelo, la compañía de distribución de moda ha llegado a 200 mercados con la plataforma de venta online de sus cadenas de moda. 

Primark ni tiene tienda online, ni le interesa: los analistas de UBS revelan por qué no le resulta rentable vender por internet

De hecho, el presidente de la compañía, Pablo Isla, ha puesto de manifiesto el impacto de las restricciones en la segunda ola del coronavirus. En noviembre, con el 21% de las tiendas cerradas y nuevas limitaciones de aperturas, aforos y horarios, las ventas a tipo de cambio constante representaron un 81% del año anterior, mientras que del 1 al 10 de diciembre han alcanzado el 87%. Actualmente, se encuentran cerradas un 8% de las tiendas y un 10% adicional cierran durante el fin de semana.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha destacado en este sentido que los resultados "son consecuencia directa de una gestión muy eficiente en todas las áreas de la compañía, con una coordinación precisa entre todos los estadios de nuestro modelo -diseño, producto, fabricación, logística, tiendas y online. Son también un reconocimiento a la capacidad diaria para reaccionar y adaptarse a un entorno difícilmente previsible, y a la apuesta irrenunciable por ofrecer la mejor calidad de producto y de servicio".