Pasar al contenido principal

Indra alcanza unos beneficios de 127 millones, un 82% más que en 2017

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra

Europa Press

Indra alcanzó un beneficio neto de 127 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 82% respecto a los 70 millones obtenidos en 2016 según ha informado la empresas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La generación de caja de la compañía que preside Fernando Abril-Martorell ascendió a 186 millones de euros, gracias a la mejora operativa. El resultado bruto de explotación (Ebitda) se incrementó un 16% en 2017, hasta los 266 millones. La ratio deuda/Ebitda bajó a 2,2 veces y habría sido de 1,2 veces excluyendo adquisiciones.

Las ventas de Indra alcanzaron los 3.011 millones de euros gracias a la aportación de la nueva filial Tecnocom (255 millones) y al crecimiento orgánico de Indra (del 2%).

El beneficio neto por acción básico creció un 73% y en términos reportados, incluyendo Tecnocom, la contratación creció un 18%, los ingresos un 11% y el resultado operativo (Ebit) un 21%, incrementos que, sin incluir esta filial, serían del 10%, 2% y 23%, respectivamente.

Indra resalta que ha cumplido con las estimaciones de ingresos, margen de Ebit y 'free cash flow' antes de circulante anunciadas para 2017, que no incluían la integración de Tecnocom.

Excluyendo el impacto derivado de la adquisición de Tecnocom -cuya actividad está concentrada únicamente en el segmento de TI-, las ventas en 2017 se habrían situado en 2.756 millones de euros, presentando un crecimiento del 2%.

El segmento de TI, excluyendo la consultora, habría crecido un 6%, destacando los crecimientos de Administraciones Públicas & Sanidad por el negocio de Elecciones y de Energía & Industria por las mejores dinámicas en el sector de Oil & Gas.

Leer más: Mujeres en consejos de administración: menos de un 20% en las empresas cotizadas

Por áreas de negocio, las ventas Transporte y Defensa descendieron un 3 %, hasta 1.183 millones, como consecuencia de las caídas registradas en las actividades de Transporte y Tráfico, y de Defensa y Seguridad.

Por el contrario, las ventas en el negocio de Tecnologías de la Información aumentaron un 23 %, hasta 1.828 millones con crecimientos en sus cuatro verticales, por la contribución de Tecnocom y la aportación del negocio de Elecciones.

Por su parte, la deuda neta se situó en 588 millones de euros en diciembre de 2017 (frente a los 523 millones registrados en diciembre de 2016) como consecuencia directa de las compras de Tecnocom, Paradigma y GTA por un total de 248 millones de euros y la consolidación de su deuda (10 millones de euros).

Por ello, el nivel de apalancamiento asciende a 2,2 veces el Ebitda de los últimos doce meses. Excluyendo la integración de las compañías adquiridas, la deuda neta se habría reducido hasta los 309 millones de euros y el apalancamiento operativo hasta las 1,2 veces (frente al nivel de 2,3 veces de diciembre de 2016).

Te puede interesar