La ciberseguridad puede ser el motor que necesita el sector tecnológico español: por qué la industria tiene tanto potencial, según los expertos

Dos profesionales de la ciberseguridad.
Getty Images/Laurence Dutton
  • La industria de la ciberseguridad ha demostrado su estado de salud este verano, con las compras de Telefónica o la ronda de financiación de IriusRisk, entre otros hitos.
  • VirusTotal a Google en 2012 o AlienVault a AT&T en 2018 son dos de los ejemplos de cómo la ciberseguridad española se abre paso en un mercado global.
  • Expertos como Bernardo Quintero, responsable del área de ciberseguridad de Google, o inversores y managers de Kibo Ventures, Adara Ventures o Swanlaab Venture Capital relatan el estado actual del mercado español.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La industria de la ciberseguridad pisa el acelerador en España.

IriusRisk protagonizó la semana pasada una nueva ronda de financiación en la que levantaron cerca de 6 millones de euros. En menos de dos semanas, Telefónica Cybersecurity Tech anunció la compra de firmas como la valenciana Govertis, especializada en compliance y protocolos; o iHackLabs, una startup que simula ciberataques para ayudar a sus clientes.

La ciberseguridad es una de las ruedas del sector tecnológico español, que vive momentos dulces tras la venta de Idealista a EQT por más de 1.300 millones de euros. Varios expertos han vaticinado ya a raíz de esta operación corporativa 2 ó 3 años "muy importantes" para la industria.

Para entender la importancia y el potencial de la ciberseguridad dentro del ecosistema empresarial español, Business Insider España se ha puesto en contacto con varios fondos de inversión, con varios CEO de startups punteras y con expertos como Bernardo Quintero, uno de los rostros más visibles de Google en el ámbito de la ciberseguridad.

Una industria que empieza a dar los frutos de su cantera

Un hombre en un evento de hackers en Las Vegas en 2017.Un hombre en un evento de hackers en Las Vegas en 2017.
Un hombre en un evento de hackers en Las Vegas en 2017.
REUTERS/Steve Marcus

Panda Antivirus —hoy Panda Security—, Hispasec, S21... los nombres de varias compañías de ciberseguridad españolas se remontan a mediados o a finales de los años 90. Más de 20 años después, estas empresas son hitos vivientes sin las que no se entendería el sector.

Expertos como Juan López, director de Inversiones de Kibo Ventures, o el propio Bernardo Quintero —fundador de VirusTotal, compañía que fue adquirida por Google en 2012— hablan de la "cantera" que hay en esta industria.

"El hecho de que hubiese un grupo de gente que se dedicase después a sacar ideas generó una cantera, una especie de primer caldo de cultivo de compañías", detalla el propio López.

Leer más: Las 14 startups españolas a seguir de cerca para entender el crecimiento exponencial del sector de la ciberseguridad

Quintero abunda en esta idea: "Son dos factores. Por un lado, estas primeras empresas se convirtieron en los propios centros de formación. Cuando metimos a los primeros empleados en Hispasec, muchos no tenían ni idea de ciberseguridad. Solo algunos tenían ciertos conocimientos".

"Otro punto muy importante", continúa, fue que los primeros emprendedores eran personas accesibles. "Éramos como ellos. Yo monté mi empresa a pulmón, sin nada de inversión. La gente se podía sentir reflejada en nosotros. Esto tiene un efecto de contagio no solo en la rama de la ciberseguridad, también en la de emprendimiento".

Alberto Gómez, de Adara Ventures, estuvo en el conocido exit de AlienVault, startup que fue adquirida por AT&T en 2018 en una de las mayores operaciones corporativas del sector. Coincide que tanto en el mercado español como en los mercados europeos hay "más personas cualificadas en esta área con ánimo de emprender, además de inversores dispuestos a financiar".

"El sector está en muy buen estado".

Todavía más centrada en los servicios que en el producto

Stephen de Vries es el CEO de IriusRisk, la startup que protagonizó su reciente ronda de financiación de 6,7 millones de dólares. En una reciente entrevista con Business Insider España señaló, lo que a su juicio, es una diferencia entre el mercado de la ciberseguridad estadounidense y el español. Allí se prioriza el software o el producto. Aquí, los servicios.

Por lo general, los inversores consultados por Business Insider España constatan esto como hecho. López, de Kibo Ventures, reconoce que "dependiendo de qué tipo de disrupción o innovación estés dando, a veces una capa de servicios es casi obligatoria". "Generar un producto es muy difícil y suele darse en segundas fases".

Eso no quita que en España esté produciéndose un cierto cambio de tendencia. A juicio de Quintero, si bien los estadounidenses siempre han tenido "una mentalidad más de producto", en España una de las primeras compañías de ciberseguridad fue Panda Antivirus, "un producto que era escalable".

Leer más: Todo lo que debes saber sobre Palantir, la hermética compañía de análisis de datos que acaba de salir a bolsa superando los 16.000 millones de euros en capitalización bursátil

Lo mismo ocurre con la propia compañía que fundó él mismo, VirusTotal. "Fue el primer servicio 100% internet, que no era software", y por tanto, también era escalable.

Pero también se está cambiando el 'chip'. Quintero cree que "el gran boom de la ciberseguridad" está en temas como la inteligencia artificial o el machine learning. "Hay que pensar en servicios escalables y tener una conexión mucho más global".

"En España pecamos un poquito de negocio local". Hace años, las pymes tenían antivirus y poco más. "Poco a poco, viendo las startups que están saliendo, está cambiándose el 'chip'". La ronda de financiación de IriusRisk se anunció, precisamente, para profundizar en su internacionalización.

Con un enorme potencial por delante

Técnico de un centro de datos en Málaga.Técnico de un centro de datos en Málaga.
Técnico de un centro de datos en Málaga.
REUTERS/Jon Nazca

Hay talento, hay emprendimiento, y hay inversión.

Lo que hace falta es creérselo.

Es lo que opina también el propio Quintero. "Si algo bueno tiene España es el talento, no solo en ciberseguridad. Los ingenieros españoles estamos muy cotizados fuera; tenemos muy buena formación y a nivel cultural somos gente que nos buscamos la vida".

Quintero ríe. "No es por encasillar, pero otras culturas pueden ser algo más metódicas, y esa picaresca española ayuda en ingeniería. Si hay un problema puntual, llaman al ingeniero español de turno que te hace una 'ñapa' en un momento. Y eso se valora mucho".

Una de las personas que más ha estudiado sobre los hechos objetivables y el potencial de la industria española de la ciberseguridad es Dario Villena, manager en Swanlaab. Villena recuerda el cambio normativo en el que se está trabajando, por el cual las infraestructuras críticas tendrán que enfrentarse a auditorías anuales de ciberseguridad.

En otras palabras: habrá más negocio.

Además, también detalla que desde España "hay muy buena conexión", siendo este uno de los países europeos con la mayor red de fibra óptica.

Leer más: Los espías españoles destapan los aterradores objetivos de los ciberdelincuentes en 2020: hogares de trabajadores y laboratorios farmacéuticos

Juan López, de Kibo, también resalta lo "interesante" que se ha vuelto el sector de la ciberseguridad. Desde el fondo reconocen que se han lanzado a invertir y reconocen que mucho del retorno que obtendrán de su cartera vendrá del mundo de la ciberseguridad.

"Es algo lógico: los sectores tecnológicos que atacan las startups son cada vez más amplios, y más, quizá, industriales. Lo que antes era una cosa prácticamente de internet, de portales de información, se ha convertido en un sector en el que están todos los sectores, pero digitalizándose".

Y en todos esos sectores tendrá que haber una capa que segurizar. "Por cada experto en temas IoT, por cada experto en temas del espacio, por cada experto en minería... tendrá que haber un experto en ciberseguridad que entienda la casuística y los problemas asociados con ese sector industrial", apunta López.

La travesía hacia un IBEX tecnológico

Cuando se supo a mediados de septiembre que Idealista había sido adquirida por el fondo EQT por más de 1.300 millones de euros, el CEO de Verse y antiguo socio fundador de la web inmobiliaria, Bernardo Hernández, fue claro en declaraciones a Business Insider España. "Me gustaría que saliese a bolsa".

"Todavía puede hacerlo", apuntó al momento. "El ecosistema está madurando y está hecho de muchos agentes. Veremos fondos de capital riesgo cada vez más grandes, empresas con modelos de negocio cada vez más rentables, y no nos debería extrañar que este récord de 1.300 millones dentro de 5 ó 10 años sea superado por una operación de 15.000 o 20.000 millones".

Es difícil prever si será la rueda de la ciberseguridad la que ostente este récord en los próximos años. Según Bernardo Quintero, de VirusTotal y Google, España tiene "los mimbres". "Estamos dando pasos en ese terreno y estoy seguro de que lo llegaremos a ver, no sé si en el breve o medio plazo".

Leer más: Facebook duda sobre la continuidad de su negocio en Europa si Irlanda prohíbe finalmente las transferencias de datos de sus usuarios a EEUU

"Lo que nos hace falta es creérnoslo nosotros mismos, tenemos ciertos complejos y cuando empiezas a salir te das cuenta de que la gente ahí fuera lo que valora es el producto", reconoce.

Alberto Gómez, de Adara Ventures, se muestra más escéptico.

El testimonio de Gómez es clave porque Adara estuvo respaldando a AlienVault cuando fue adquirida en 2018 por AT&T en una de las operaciones corporativas más importantes del sector, si bien no se conoció a cuánto ascendió.

En una entrevista por entonces con Hipertextual, Gómez avanzaba que antes de la operación se había valorado que la firma de ciberseguridad española saliese a bolsa en Estados Unidos durante 2019. "Las métricas y los resultados financieros apuntaban a ello".

No obstante, AlienVault optó por la venta. "Comparada con una salida a bolsa que hay que esperar un año y medio para la salida, luego tienes que esperar para vender porque tienes que aguantar y que en el mercado pueden pasar mil cosas… fueron importantes para decirse por la oferta en cash".

Leer más: Desplegar el Centro de Operaciones de Ciberseguridad y apostar por más regulación: claves para defender el ciberespacio de España, según altos cargos militares

"Siempre queda la duda de qué habría pasado de salir a bolsa".

Preguntado por Business Insider España ante la posibilidad de que tras el ejemplo de Idealista se vea un IBEX más tecnológico comandado por las firmas de ciberseguridad, Gómez lo descarta a corto, medio e incluso largo plazo.

"La única manera de lograrlo es que hagamos algo comparable a Shanghái o Nueva York. "No podemos pensar en un IBEX tecnológico, en España no tenemos la escala crítica. Y Alemania tampoco la tiene".

"Ningún mercado alternativo europeo funciona con la liquidez necesaria. Ni el de Londres. El español es totalmente ineficiente. Hay muy poca información, muy poco volumen. No es realmente un mercado donde una empresa, más allá de levantar un capital inicial, puedan acudir inversores y contar con que pueden comprar y vender acciones con cierta transparencia, liquidez y profundidad".

LEER TAMBIÉN: Los empleados de TikTok confiesan cómo es el ambiente dentro de la empresa mientras su futuro pende de un hilo

LEER TAMBIÉN: Más de 19.000 empleados de Amazon han dado positivo en COVID-19 desde marzo

LEER TAMBIÉN: Elon Musk no sabe delegar: por qué su estilo de liderazgo es un riesgo para el negocio y la retención de talento

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. Empresa
  2. España
  3. Ciberseguridad
  4. Emprendimiento
  5. Fusiones Empresariales
  6. Startups
  7. Bolsa
  8. Trending
  9. Top
  10. selección