Pasar al contenido principal

Influencers virtuales, la próxima gran revolución publicitaria

Lil Miquela
Lil Miquela, la influencer virtual más famosa del mundo Business Insider España

Instagram

  • La última sensación en Instagram se llama Lil Miquela, una influencer virtual con más de 1,5 millones de seguidores, que ya ha protagonizado campañas para Chanel, Fendi o Prada.
  • Gracias a ella, su estudio de creación va a conseguir levantar una ronda de financiación de 125 millones de dólares.
  • Pero no es la única celebrity digital del momento, le siguen de cerca Blawko, Bermuda, Shudu y Noonoouri... y todo apunta a que esta fiebre irá a más.

Chiara Ferragni y Dulceida tienen competencia... y no es real. La última sensación en Instagram se llama Lil Miquela, una influencer virtual creada por CGI (Imágenes Generadas por Ordenador, en español) que ha conseguido que la startup que la creó, Brud, vaya alcanzar una ronda de financiación de 125 millones de dólares liderada por Spark Capital.

Esta joven estadounidense de raíces hispanobrasileñas tiene 19 años y vive en Nueva York, no tiene exigencias de guión que se salgan del presupuesto y está encantada de colaborar con marcas de la talla de Chanel, Fendi y Prada. Suele vestir de oscuro, aboga por los derechos de los transexuales y, sobre todo, es de lo más cool.

Pero es que además canta. De hecho, en 2017 lanzó su primer sencillo: Not Mine que, día de hoy, ya cuenta con más de 800.000 reproducciones en YouTube. 

Leer más: 3 meses y 500 euros es todo lo que necesitas para ser 'influencer'

Ella es solo la punta del iceberg, la primera que se hizo un hueco en este mundo de celebrities digitales. De hecho, ha llegado a ser tan relevante en el panorama de la moda internacional que Vogue le dedicó varias páginas en su número de septiembre, el más importante y esperado del año.  

En Brud están más que contentos con su éxito, y, por ello se esconden bajo un secretismo digno de película de espías. Obligan a sus empleados y marcas a firmar contratos de confidencialidad, pero por una buena razón: si no fuera así, "la magia alrededor de Lil Miquela se esfumaría". Y es que si, de verdad, se pusiera cara al creador de esta influencer —que podría ser la antítesis de esta celebrity— sus más de 1,5 millones de seguidores en Instagram empezarían a desaparecer.

De hecho, poco se sabe de esta empresa, más allá de que sus fundadores son Sara DeCou y Trevor McFedries y que en la compañía trabajan "ingenieros, contadores de historias y soñadores". Eso sí, en cuanto a números no van nada mal: la organización recaudó más de 6 millones solo el año pasado gracias a los inversores

Te puede interesar