Pasar al contenido principal

Así logró este ingeniero a sus 26 años vender su propia startup a Cabify y pasar a dirigir todo su equipo tecnológico

Sebastián Barrios, CTO de Cabify.
Sebastián Barrios, CTO de Cabify.

Cabify

  • Sebastián Barrios está a la cabeza del equipo de tecnología de Cabify desde hace 2 años.
  • En 2012 fundó la startup Yaxi, una aplicación dedicada a conectar a taxistas con pasajeros.
  • "Fue una decisión sencilla para nosotros, aunque no tanto para los inversores", comenta en una entrevista para Business Insider España.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde hace dos años, Sebastián Barrios encabeza el equipo que desarrolla, implementa y mantiene las aplicaciones y funcionalidades de la plataforma de vehículos de alquiler con conductor Cabify, fundada y dirigida por Juan de Antonio. 

Barrios, además, es la prueba perfecta de que en Cabify hay sitio para todo el mundo. Con tan solo 28 años, este mexicano ha alcanzado uno de los puestos más altos en una compañía que se está haciendo con las calles de muchas ciudades de nuestro país.

Antes de llegar a Cabify, Barrios había emprendido en varias ocasiones. En 2012, fundó la startup Yaxi, una aplicación dedicada a conectar a taxistas con pasajeros. Cuando se la vendió a Cabify en 2017, pasó de encabezar un equipo de 15 personas a otro de 300 ingenieros. Pero, ¿qué tenía de especial esta empresa para llamar la atención de un unicornio como Cabify?

"No pienso que fuese algo en particular, pero hacíamos cosas diferentes", desvela Barrios a Business Insider España. "Muchísimos procesos de la compañía estaban automatizados y eso nos permitió operar con un equipo muy pequeño de menos de 10 o 15 personas", comenta.

Según el actual CTO de Cabify, Yaxi consiguió un volumen importante de negocio frente a la competencia que había levantado mucho más capital que ellos.

Leer más: La próxima vez que pidas un Cabify, usa estas tres palabras

Su diferenciador principal y pieza clave para conseguir un hueco en esta industria fue la posibilidad de cobrar una comisión a los conductores mucho menor que la la competencia. Mientras Yaxi cobraba entre un 5% y un 10%, Uber cobra entre el 20% y el 25%. Algo de lo que se beneficiaban tanto conductores como clientes y que les permitió ser rentables. "Nuestro pequeño tamaño permitió convertirnos en la primera empresa de esta industria en ser rentables y los conductores preferían trabajar en nuestra plataforma", comenta Barrios.

Pero en el mundo de los negocios la rentabilidad no es solo lo principal: "Había una conexión con Cabify en valores y conocía a Juan [CEO fundador] por lo que teníamos una competencia amigable y nos reuníamos mensualmente", explica. 

"Fue una decisión sencilla para nosotros, aunque no tanto para los inversores, ya que hubo que convencerles de que era mejor vender que crear más capital", cuenta Barrios a Business Insider España. "Tiene más sentido unir fuerzas que competir entre todos", añade.

A la pregunta de si tomaría ahora las mismas decisiones que tomó en el pasado, el joven explica que con la información que contaban en el momento de la venta tomaron la decisión correcta. Además, desvela que lo que no era parte del acuerdo fue que él pasase a ser director de tecnología de Cabify, "pero por suerte, como se alinearon las cosas y que le gustó lo que vieron en Yaxi de mi manera de dirigir, me ofrecieron llevar la tecnología a nivel global".

"Me gusta decir que en Cabify la carrera de la gente está limitada solo por cuánto quieres trabajar y aportar a la compañía. No hay ninguna restricción para nadie y mi ejemplo es prueba de ello. Estás solo limitado por tus ganas. Hay una clara meritocracia en la que eso se ve recompensado", explica el director de tecnología.

Y además