Pasar al contenido principal

Cabify propone una solución a los taxistas: negocia lanzar una plataforma donde integrar los taxis tradicionales

Taxistas bloquean la Gran Vía de Barcelona durante una protesta contra la regulación de los VTC, el 19 de enero 2019.
Taxistas bloquean la Gran Vía de Barcelona durante una protesta contra la regulación de los VTC, el 19 de enero 2019. REUTERS/Albert Gea
  • La empresa asegura que lo está negociando con asociaciones de taxis tradicionales.
  • Cabify ya tiene una app, Easy, con la que integra a los taxis en América Latina.
  • Asegura también que no ha tomado ninguna decisión con respecto a salir o no de Barcelona.

Cabify ha anunciado este miércoles que está negociando con las asociaciones de taxistas tradicionales lanzar en el país una plataforma que los integraría, como ya hace ahora MyTaxi.

La multinacional española de VTC ya opera en América Latina con su otra plataforma, Easy, "la aplicación de taxi más descargada de todo el mundo" según proclaman, que busca lanzar en España a modo de proyecto piloto en el primer semestre de este año.

A través de ella, los usuarios pueden pedir con su móvil que les recojan taxis tradicionales y pagarlos a través de la misma app, de forma casi idéntica a como se reservan viajes en Cabify o Uber (con la diferencia de que en este caso son taxis y no vehículos VTC).

Esta es una de las vías que la empresa propone para aplacar el conflicto con los taxis, que este martes alcanzó uno de sus momentos más álgidos cuando el Govern, aparentemente, aceptó que los VTC en Barcelona deban ser reservados como mínimo con una hora de antelación y la patronal de los VTC afirmase que esto supondría la salida de estas empresas de la ciudad.

Leer más: Las claves de la guerra de las VTC

Los taxistas de Madrid y Barcelona llevan varios días de huelga indefinida, en el primer caso, coincidiendo con la celebración de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), con la que reclaman más regulación para los vehículos VTC que entienden que suponen una competencia desleal.

Sin embargo, Cabify ha proclamado este miércoles en rueda de prensa que los taxis son "aliados" y que su competencia, de ambos, es el vehículo particular, abogando por que cada ciudadano pueda elegir la alternativa que más le convenga.

Easy es una plataforma que existe desde 2011 y que Cabify integró en su negocio a principios de este año.

Por ahora, el 25% del negocio de Cabify está en España. 

Cabify también ha propuesto a Fomento constituir un "fondo de transición" para el sector del taxi que garantizara compensaciones para el gremio en el supuesto de que perdieran sus licencias, que estaría dispuesta a asumir la empresa.

Así, reuniría los 2.400 millones de euros que estima que valen las 16.000 licencias de taxi que actualmente circulan por Madrid, aunque también valora contar con la aportación de otras empresas de VTC o plataformas de carsharing, por ejemplo.

No saldrá, por ahora, de Barcelona

Cabify ha insistido en que aún no ha tomado ninguna decisión sobre si sale o no de Barcelona, y que lo que haga dependerá de las medidas que tome el Govern catalán.

Barcelona es la segunda mayor ciudad española para el negocio de la empresa.

"Las noticias que hemos oído de un cambio regulatorio no son esperanzadoras", ha declarado el fundador y CEO de Cabify, Juan de Antonio, junto a su director general, Vicente Pascual.

"Me cuesta creer que la Generalitat quiera expulsar a los VTC de Barcelona", ha apuntado, aunque no ha concretado nada más sobre de qué dependerá su decisión.

Cabify argumenta que el 96% de las reservas que se hacen en la app son inmediatas (es decir, quien hace la reserva necesita un taxi que vaya a recogerlo en el momento), por lo que obligar a contratarlos con una hora como mínimo supondría cerrar las empresas de VTC en la ciudad.

"Las soluciones regulatorias que está planteando la Generalitat no solucionan ningún problema", ha remarcado De Antonio.

Cabify es una empresa que cuenta, además de con la aplicación de VTC (que incluye Cabify Express, de reparto de objetos), con otros tres servicios: la mencionada Easy, Bipi (de coches de alquiler sin conductor) y Movo (motosharing).

La compañía está presente en 130 ciudades de 12 países y cuenta con más de 400 empleados en todo el mundo. También es el primer unicornio (empresas que valen más de mil millones de dólares) de España.

Con sus coches VTC da servicio en el país en Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Alicante, Valencia y A Coruña.

Te puede interesar