Varios ingenieros de Huawei crean una bicicleta autónoma que es capaz de mantenerse en equilibrio y andar sola durante 2 o 3 horas

bicicleta autonoma
  • Varios ingenieros de Huawei han desarrollado y creado una bicicleta autónoma valiéndose de un procesador de inteligencia artificial de la compañía.
  • Además, esta bicicleta integra un sensor LiDAR, giroscopio, acelerómetro y una cámara de profundidad RGBD, entre otras cosas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando alguien habla de vehículos autónomos, quizá en lo que menos puedes pensar es en una bicicleta. Sin embargo, no es algo tan descabellado como parece, ya que este tipo de bicicletas existen, y lo hacen gracias a la labor de una serie de ingenieros y desarrolladores que se han juntado para crear este tipo de bicicletas.

En este caso, esta bici autónoma no necesita, literalmente, a nadie para funcionar, ya que se vale de sus sensores de alta precisión, sus cámaras y su inteligencia artificial para moverse de manera independiente.

Se trata de una bicicleta totalmente normal a la que el equipo ha dotado de un sistema de control automático basado en una red de sensores de percepción y en un chip de computación con suficiente potencia de cálculo como el cerebro, de manera que se pueda paliar la ausencia del conductor. Al tiempo que, también, hubo que implementar una serie de algoritmos de percepción y control para poder aprovechar todo este hardware.

Entre los sensores que lleva esta bicicleta para poder funcionar de manera autónoma se encuentra sensor de profundidad RGBD, un acelerómetro, un giroscopio y un sensor LiDAR con el que poder detectar presencias cercanas.

Por otra parte esta bicicleta cuenta con una batería de litio que le confiere aproximadamente 2 o 3 horas de autonomía a su motor trasero, encargado de mover las ruedas de la bicicleta para que esta pueda moverse.

La unidad de computación que utiliza el software de la bicicleta para funcionar correctamente fue desarrollado por Zhihui Jun, empleado de la compañía China que se valió del procesador Huawei Ascend 310, un procesador de la familia de chips de Inteligencia Artificial de la compañía, para hacer que esta bicicleta pueda funcionar sola.

Algo de lo que es culpable el módulo de control que utiliza el movimiento de rotación del disco junto con un sensor de alta precisión que detecta la inclinación que tiene la bicicleta y devuelve órdenes al módulo de control para compensar esta.

Pese a que no se trate del vehículo más cómodo del mundo para disfrutar de la conducción autónoma, es muy interesante cómo estos ingenieros, valiéndose de diferentes tipos de sensores y de la inteligencia artificial, pueden calcular todo lo necesario para tener bajo control todas las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de montar en uno de estos vehículos.

Otros artículos interesantes:

Esta simple pinza convierte cualquier bici en una bicicleta eléctrica

Estos son los 5 productos que necesitas para que tu bicicleta funcione y te dure durante mucho más tiempo

La pandemia transforma la movilidad en las ciudades: los usuarios de bicicletas, motos y patinetes aumentaron un 7% en España frente a la caída del coche y el transporte público