Inventan un prometedor gel que podría parar la resaca antes de tiempo

Fotograma de Los Simpson

Fotograma de Los Simpson

  • Los síntomas más comunes de la resaca, fruto de la excesiva ingesta de alcohol, son sed, cansancio, jaqueca, náuseas, vómitos, dolores musculares, mareos, temblores, problemas para dormir o cambios anímicos como depresión o ansiedad.
  • Aunque está todavía en una fase muy temprana de investigación, un nuevo gel podría ser la cura definitiva para la resaca, ya que neutraliza los efectos del alcohol antes de que lleguen los síntomas.

Es una sensación desagradable que muchas personas han experimentado después de una fiesta, una cena con amigos, un cóctel, una boda o una juerga universitaria. La temida resaca, resultado de una excesiva ingesta de alcohol, se trata de conjunto de síntomas que suele desaparecer en 24 horas.

Desde la Clínica Mayo enumeran los principales síntomas de la resaca: cansancio y debilidad extremos, boca seca o sed, dolor de cabeza, molestias musculares, dolor de barriga, náuseas, vómitos, problemas para dormir, mareos, poca tolerancia al sonido y a la luz, estado de ánimo ansioso o depresivo, temblores, sudoración, falta de concentración y latidos rápidos del corazón.

 

Entre los factores que contribuyen a la aparición de la resaca están la deshidratación —ya que el alcohol tiene un carácter diurético—, la respuesta inflamatoria desencadenada por el sistema inmunitario, la irritación del revestimiento del estómago —y mayor acidez—, la disminución de los niveles de glucosa en sangre o la interrupción que causa el alcohol en un sueño reparador.

Los científicos han intentado pelear contra ella, creando desde un alcohol que hace a las personas más sociables y desinhibidas pero sin el mal de la resaca a píldoras milagrosas que prometen curarla o complementos efervescentes como la española mano de santo, entre cuyos creadores se encuentra Jesús Navarro, director general de la empresa que vende las especias Carmencita.

Un nuevo gel: ¿la cura definitiva para la resaca?

Desde Science Alert se hacen eco de un nuevo invento para la resaca: se trata de un gel elaborado a partir de proteínas lácteas y nanopartículas de oro que evitaría que se produzcan las temidas consecuencias alcohólicas. Aunque está en una fase muy primigenia del desarrollo, ya ha obtenido resultados muy positivos en ratones, según un estudio publicado en Nature Nanotechnology.

El gel con motas de oro sugiere "una estrategia prometedora para una desintoxicación eficaz del alcohol". Desarrollado por un equipo internacional de investigadores capitaneados por el científico de materiales de ETH Zurich, Raffaele Mezzenga, y el científico de alimentos Jiaqi Su, su gel pudo reducir los niveles de alcohol en sangre en ratones intoxicados en un 40% en 30 minutos.

"El gel traslada la descomposición del alcohol del hígado al tracto digestivo. A diferencia de cuando el alcohol se metaboliza en el hígado, no se produce acetaldehído nocivo como producto intermedio", explica Mezzenga. El equipo demostró que su gel podía catalizar la descomposición del alcohol en el intestino en ácido acético, menos tóxico, en lugar de acetaldehído.

Esta sustancia —el acetaldehído— es la culpable de muchos de los síntomas de la resaca, como la baja presión arterial, enrojecimiento facial, náuseas, jaqueca, sequedad bucal, aumento del ritmo cardíaco o temperatura más alta de la piel.

Un 40% menos de alcohol en sangre

Según el experimento realizado en ratones, aquellos animales intoxicados que recibieron el gel experimentaron una reducción del 40% en los niveles de alcohol en sangre a la media hora de consumir alcohol, que descendió a más del 50% a las cinco horas.

Además, aquellos ratones que recibieron el gel diariamente junto con alcohol perdieron menos peso y metabolizaron mejor las grasas en el hígado que los ratones que recibieron solo alcohol durante 10 días, lo cual puede apuntar a que el gel pudo mitigar el daño a varios órganos.

"Es más saludable no beber alcohol en absoluto", advierte Mezzenga, puntualizando que su producto podría ayudar a las personas que no quieren ser abstemias por completo, pero desean cuidar su cuerpo y no buscan activamente los efectos del alcohol. 

Estas son las 16 drogas más adictivas del mundo

Uno de los principales ingredientes del gel es el suero de leche, la parte acuosa que se separa de la cuajada sólida durante la elaboración del queso. Al hervirse durante horas, el suero forma hebras largas que pueden gelificarse con un compuesto rico en hierro. Sumando nanopartículas de oro y algo de azúcar se facilita una cascada de reacciones enzimáticas que neutralizan la resaca.

Dado que los geles y las nanopartículas tardan más en digerirse, los componentes del gel tienen tiempo para convertir el alcohol nocivo en ácido acético menos tóxico, que el organismo descompone posteriormente en agua y dióxido de carbono. Esto solo funciona cuando el alcohol está todavía en el tracto digestivo: cuando pasa al torrente sanguíneo, ya no se puede hacer nada.

Hasta la fecha, hay pocas pruebas que acrediten que un fármaco o producto para prevenir la resaca cumpla su promesa: los expertos aclaran que la mayoría son complementos vitamínicos o probióticos con escasa evidencia científica. Lo recomendable sigue siendo moderar el consumo de alcohol, beber lentamente y procurar una hidratación adecuada.

En el caso de este gel, queda un camino largo antes de que se apruebe para ensayos clínicos en humanos, pero los primeros experimentos en ratones arrojan esperanza sobre su futura eficacia.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.