Pasar al contenido principal

Leonard Steinberg: Uber está cambiando los barrios preferidos de los ricos en Nueva York

El agente inmobiliario Leonard Steinberg en su oficina
"El tiempo es el último lujo", asegura el agente inmobiliario de Nueva York (EE. UU.) Leonard Steinberg Sarah Jacobs/Business Insider
  • El agente inmobiliario de propiedades de lujo Leonard Steinberg ha vendido inmuebles en Nueva York por un valor superior a 3.000 millones de dólares.
  • Sin embargo, Steinberg asegura que servicios como Uber y Lyft están cambiando los lugares en los que las personas más ricas compran viviendas en la ciudad.
  • Según él, los compradores de gran poder adquisitivo pueden aprovechar las apps de transporte para desplazarse sin perder productividad.

El agente inmobiliario y presidente de Compass, Leonard Steinberg, vende casas a los habitantes más ricos de Nueva York desde 2001.

Steinberg tiene en su haber más de 3.000 millones de dólares (unos 2.493 millones de euros) en transacciones. Su mayor operación hasta la fecha ha sido una casa en Tribeca que vendió por 43 millones de dólares (casi 36 millones de euros). En 2009, Steinberg también formó parte del acuerdo de 32 millones de dólares (casi 27 millones de euros) por un ático para el diseñador de Dolce & Gabbana Domenico Dolce en la Undécima Avenida de nueva York.

Hemos pasado hace poco un día con Steinberg y cuando le preguntamos qué barrio de Nueva York era el más popular entre los compradores más pudientes, su respuesta nos sorprendió.

"Los compradores se han vuelto más y más agnósticos del barrio que en cualquier otro momento de la historia", contestó. "[Un comprador] mirará viviendas en SoHo, Hudson Yards, Upper East Side y Tribeca".

¿La razón? Steinberg señala las aplicaciones de transporte con conductor como Uber, Lyft y Juno como responsables de este cambio de mentalidad.

"Hoy, en nuestro mundo tecnouber, puedo estar en la parte de atrás de un coche con mi iPhone sin perderme nada. Eso ha cambiado [los desplazamientos diarios] drásticamente. El tiempo de ir al trabajo ya no es una pérdida de productividad", explicó.

"El tiempo es el último lujo. Si puedes no perder tiempo, puedes vivir en muchos sitios", defiende.

Te puede interesar