Pasar al contenido principal

Madrid podría estar emitiendo el doble de gases de efecto invernadero de los contabilizados

Madrid doble gases invernadero
Wikimedia Commons

Madrid podría estar emitiendo hasta el doble de gases de efecto invernadero que los contabilizados hasta el momento. Así lo demuestra una investigación reciente de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) que ha desarrollado una metodología nueva a través de la cual realizar el computo de estas emisiones.

Según informan desde El Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC), el estudio, realizado en colaboración con la Universidad Federal de Bahía (Brasil), se basa en un nuevo sistema de medición en el que además de tener en cuenta las emisiones asociadas a la producción de los bienes y productos, se incluyen también las derivadas por consumo. Lo que según los investigadores conlleva un sistema de medición más preciso.

Hasta la fecha, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de una ciudad han sido medidas limitándose "al cómputo de las emisiones de GEI asociadas a las actividades productivas que tienen lugar dentro de sus límites geográficos". Frente a esto algunos especialistas consideran que esta forma no es del todo precisa a la hora de valorar el impacto real de las ciudades sobre el calentamiento global y la salud de sus ciudadanos.

Leer más: Madrid estrena un radar para medir la contaminación real de cada coche

La nueva metodología propuesta por la UPM tiene en cuenta, además de las emisiones generadas por las actividades productivas desarrolladas en la ciudad, aquellas basada en consumo.  Es decir, pasan a medirse también las emisiones asociadas a las cadenas de suministro (transporte y distribución) de aquellos productos que se generan fuera de Madrid pero que son consumidos por sus ciudadanos.

Bajo la nueva medición, que por el momento ha sido tan solo probada en la ciudad de Madrid, las emisiones per cápita de la capital española resultarían ser casi el doble que los datos actualmente basados en el inventario tradicional de emisiones.

Según dicho inventario, las emisiones contaminantes a la atmósfera de la ciudad de Madrid estarían en 3,5 y 4 toneladas de CO2 equivalente por habitante y año, para el periodo comprendido entre 2010-2015.

Leer más: La UE llevará a España a los tribunales si no reduce la contaminación del aire

Unas cifras que llegan a duplicarse al pasar a tener en cuenta las emisiones generadas por el consumo, y no solo por la producción. Desde esta perspectiva se estaría minimizando el impacto de las ciudades al cambio climático, que resultaría ser mucho mayor del considerado hoy en día.

Este nuevo cómputo capaz de aportar una cifra más precisa del impacto de las ciudades sobre el cambio climático esta basado en la metodología utilizada en Londres, una ed las pocas grandes ciudades que ha desarrollado un cómputo más completo a la hora de llevar a cabo sus mediciones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

España se encuentra hoy en día entre los países más infractores en cuanto a políticas de calidad de aire de la Unión Europea, al exceder los límites de contaminación del aire por partículas finas (PM10) y por dióxido de carbono (NO2) impuestos por esta a sus estados miembros. Un problema que ya causa en el territorio europeo 400.000 muertes prematuras al año.

Te puede interesar