Pasar al contenido principal

Más allá del streaming: Netflix sigue ganando millones de dólares con el alquiler de películas en DVD

Netflix DVD
Flickr / Mark Bonica

Netflix no siempre fue el gigante del streaming online. Mucho tiempo antes de Breaking Bad y Stranger Things, la compañía era un negocio de alquiler de DVDs a domicilio. Veinte años más tarde, con 120 millones de suscriptores y un beneficio neto de 558,9 millones de dólares en 2017 gracias al streaming, el servicio de alquiler de DVD continúa en funcionamiento y sigue siendo rentable. 

Netflix fue fundada por Marc Randolph y Reed Hastings en 1997. La idea surgió después de que Hastings pagara una multa de 40 dólares por no devolver a tiempo la película Apolo 13 que había alquilado en un Blockbuster. Hastings quiso crear una plataforma en internet para alquilar DVD sin esas limitaciones.  El alquiler se parecía al de un videoclub convencional. A través de la web podías elegir entre un catálogo y recibías la película en casa en un par de días. Con el tiempo, añadieron un sistema de recomendación, implantaron tarifas de suscripción y eliminaron el plazo de devolución. 

En 2007, Netflix comenzó a ofrecer un servicio de contenidos en streaming llamado "Watch Now". El éxito fue enorme y el alquiler de DVD pasó a ser una actividad secundaria. De hecho, en su oferta internacional, Netflix solo tiene la plataforma de contenidos en línea. Actualmente, la compañía, valorada en 100.000 millones de dólares, es líder en el mercado de los contenidos y apuesta más que nunca por el contenido original, pero no abandona su negocio original. 

La empresa decidió relanzar la entrega de DVD a domicilio por correo tradicional el año pasado a través de DVD.com, y no es por mera nostalgia de los inicios en Silicon Valley. Aunque el negocio del alquiler es mucho menor que el del streaming —cuenta solo con 3 millones de suscriptores— ha generado unas ganancias de 56 millones de dólares (unos 47 millones de euros) debido a las ventajas competitivas que Netflix está explotando.

Por un lado, el catálogo es mucho más amplio que su plataforma de streaming, con 93.000 títulos entre los que figuran opciones de otras plataformas como HBO. Para aquellos que no utilizan el servicio en streaming, el catálogo también incluye las series originales de Netflix. Además, la clave del servicio de alquiler son las novedades. En su plataforma streaming Netflix no ofrece estrenos porque las distribuidoras privilegian primero sus propios canales de distribución. Sin embargo, en el catálogo del alquiler figuran los nuevos títulos para aquellos que deseen verlos desde casa. Eso sí, solo en Estados Unidos. 

Leer más: Netflix estaría planeando comprar sus propios cines

Netflix y Blockbuster: una historia de éxito y otra de fracaso

A pesar de ser un modelo de éxito, los inicios de Netflix no fueron fáciles y la compañía no generó ganancias hasta 2003. El fundador intentó llegar a un acuerdo con Blockbuster para mejorar la distribución, pero no fue aceptado. En el año 2000 incluso quiso vender la compañía a Blockbuster por 50 millones de dólares, y la oferta también fue rechazada. Diez años más tarde, cuando Netflix valía más de 2.200 millones de dólares, Blockbuster se declaró en bancarrota. 

El éxito del streaming se comió a la compañía líder en alquiler de vídeo. La de Blockbuster era una historia de buenas oportunidades de negocio bien aprovechadas. Sus acuerdos con los grandes grupos de entretenimiento y con la industria de los videojuegos, y su adaptación a los nuevos formatos que iban surgiendo, lo colocaban siempre en la vanguardia de la industria de distribución de contenidos. Sin embargo, no quiso sacrificar sus locales e invirtió todos sus esfuerzos en mantenerlos en pie mientras el contenido online se alzaba como el rey del negocio

Finalmente, en 2013 la compañía anunció el cierre de la mayoría de sus locales por su incapacidad para competir con Internet. De los 9.000 videoclubes que llegó a tener por todo el mundo, quedan actualmente menos de diez. Quién sabe qué habría ocurrido si Blockbuster hubiese comprado Netflix cuando tuvo la oportunidad. 

Te puede interesar

Lo más popular