Pasar al contenido principal

El gobierno de Theresa May incumple su promesa de contratar a 1.000 trabajadores fronterizos para hacer frente a un Brexit sin acuerdo

Theresa May
Theresa May en un encuentro con trabajadores de la Fuerza Fronteriza. Getty
  • Exclusiva de Business Insider: el gobierno de Reino Unido no ha contratado a los 1.000 nuevos trabajadores fronterizos que prometió antes del Brexit, a pesar de que se comprometió a hacerlo hace un año.
  • La demora significa que Reino Unido podría no estar preparado para hacer frente a la presión de un Brexit no negociado en sus fronteras.
  • Un líder sindical principal que representa a trabajadores fronterizos le dice a Business Insider que "[el personal de la Fuerza Fronteriza] apenas puede gestionar el negocio de costumbre, y mucho menos enfrentarse estos nuevos desafíos".
  • El Ministerio del Interior insiste en que continúan contratando personal.

El gobierno de Theresa May no ha contratado a los 1.000 empleados fronterizos que prometió contratar a tiempo para el Brexit, lo que genera temores de que las fronteras de Gran Bretaña puedan verse superadas si Reino Unido abandona la UE sin un acuerdo.

Un informe de la Oficina Nacional de Auditoría el año pasado sugiere que Reino Unido necesitaría hasta 2.000 trabajadores de la frontera adicionales a largo plazo para hacer frente a un Brexit sin acuerdo.

Sin embargo, varias fuentes han declarado a Business Insider que el gobierno ni siquiera ha contratado a los 1.000 nuevos empleados de aduanas e inmigración que prometió contratar el año pasado en previsión de nuevos controles fronterizos cuando Reino Unido abandone la UE.

Alrededor de 600 de los empleados adicionales prometidos se iban a preparar específicamente para la capacidad adicional necesaria para Brexit, con otros 450 contratados para reemplazar al personal saliente.

Pero la Fuerza Fronteriza aún no ha contratado a muchos de esos nuevos trabajadores mientras el reloj marca la cercanía del Brexit, a pesar de que los funcionarios dijeron que el proceso estaba "muy en marcha" en julio del año pasado, y a pesar de la intención original del departamento de contratar a 600 empleados adicionales para el Brexit en marzo de 2019.

"Hemos atraído, creo, algo más de 10.000 solicitantes para esos hasta 1.000 puestos", dijo el secretario permanente del Ministerio de Interior, Philip Rutnam, a los diputados en julio.

"Los postulantes están siendo entrevistados mientras hablamos, por lo que también está en marcha", aseguró.

Leer más: 5 alternativas al plan B de Theresa May: desde un segundo referéndum a un Brexit sin acuerdo

Sin embargo, las fuentes han contado a Business Insider que la mayoría de los nuevos trabajadores no serían contratados a tiempo para el Brexit el 29 de marzo.

Eso significa que el personal no estará en su lugar si Reino Unido no logra asegurar un período de transición de Brexit y deja la UE sin un acuerdo, una medida que supondría una tensión aún mayor.

Lucy Moreton, secretaria general del Sindicato de Servicios de Inmigración, que representa al personal de la frontera en el Reino Unido, afirma que el proceso de contratación se enfrenta a grandes retrasos porque no está claro dónde debían asignarse los recursos después del Brexit, en puertos, aeropuertos, centros postales o centros de carga, por ejemplo.

"En marzo de 2018, nos prometieron que 1.000 empleados estarían en funciones para marzo de 2019", se queja.

"La mayoría de ellos no ha sido contratado debido a la falta de certeza sobre dónde serán necesarios".

"En este momento, [la Fuerza Fronteriza] apenas puede gestionar el negocio de costumbre, y mucho menos enfrentarse estos nuevos desafíos".".

Moreton afirma que aproximadamente 300 nuevos oficiales han sido contratados y desplegados hasta el momento, y añade que es inevitable que la carga de trabajo de la Fuerza Fronteriza aumente en caso de un Brexit sin acuerdo, en particular porque los oficiales necesitarían aumentar significativamente el número de controles sobre la carga que entra desde Europa.

El Ministerio del Interior no ha revelado la cantidad de personal contratado hasta la fecha, pero se considera que el total oficial no es suficiente para el objetivo de contratar aproximadamente 600 oficiales adicionales específicamente para el Brexit.

A partir de octubre de 2018, el departamento solo había aceptado 149 ofertas de contratación, según un informe de octubre de la Oficina Nacional de Auditoría (NAO).

Leer más: Un documento del Gobierno británico filtrado a la prensa desvela las consecuencias de un Brexit sin acuerdo para Reino Unido

Un portavoz del Ministerio del Interior afirma que un "grupo de trabajo de preparación" de 300 empleados de la Fuerza Fronteriza, contratados antes de la última campaña de contratación, permitiría al personal existente realizar una capacitación relacionada con el Brexit e insiste en que el gobierno está preparado para todos los posibles resultados del Brexit.

"Es deber de cualquier gobierno responsable prepararse para cada eventualidad, incluido el escenario de que lleguemos a marzo de 2019 sin un acuerdo", afirma el portavoz.

"La Fuerza Fronteriza ya ha reclutado un grupo de trabajo de preparación para proporcionar resistencia operativa a la frontera y permitir que el personal existente realice la capacitación relacionada con la salida de la UE".

"Además, la Fuerza Fronteriza está contratando alrededor de 600 oficiales adicionales de la Fuerza Fronteriza para responder a las nuevas situaciones a las que se enfrentará como resultado de la salida de la UE".

"La Fuerza Fronteriza siempre se asegurará de tener los recursos necesarios para mantener la seguridad y los flujos de apoyo en la frontera, y estamos desarrollando planes de contingencia detallados que podrían ser necesarios para la Fuerza Fronteriza en caso de que no se logre un acuerdo".

Se necesitan hasta 2.000 empleados si no hay acuerdo

(RE) Camiones en el puerto de Dover-
Gareth Fuller/PA Images via Getty Images

Brexit ha ejercido una gran presión en el Ministerio del Interior, que es responsable de gestionar las fronteras, así como de implementar la política de inmigración del gobierno y de otorgar la residencia a más de 3 millones de ciudadanos de la UE.

El ex secretario de Interior Amber Rudd dijo en marzo que 1.000 funcionarios adicionales estarían en su puesto al final del período de transición programado para diciembre de 2020 para hacer frente a los cambios en la política de fronteras.

Pero ese personal no estaría en su lugar si Reino Unido no asegura un período de transición y se va sin un acuerdo.

La Oficina Nacional de Auditoría advirtió en octubre de que la Fuerza Fronteriza corre el riesgo de no estar suficientemente preparada para un resultado negativo, ya que los sistemas críticos debían ser reemplazados y el personal tenía que contratar personal significativo, señalando que los delincuentes organizados serían "rápidos para explotar cualquier debilidad o brecha que perciban" en el régimen de control de fronteras.

La Fuerza Fronteriza podría requerir 2.000 funcionarios adicionales en caso de no acuerdo, según el informe de la NAO sobre las estimaciones del propio departamento, pero un régimen de cumplimiento reducido significaría que los niveles de personal no serían operativamente necesarios inmediatamente después de que Reino Unido abandonara la UE

Y además