Pasar al contenido principal

El aceite de pescado y los medicamentos para reducir el colesterol pueden ayudar a aliviar los síntomas de la depresión

Depresión
Getty Images
  • Un nuevo estudio demuestra que los antiinflamatorios que incluyen omega 3 y los medicamentos para la artritis pueden ser efectivos para tratar la depresión.
  • Esta publicación advierte que las inflamaciones también están relacionadas con la salud mental.
  • No significa que los antiinflamatorios sean un sustituto de las terapias tradicionales para la depresión, y de hecho son más efectivos si se combinan con otros fármacos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La depresión es una enfermedad extendida en todo el mundo. Las encuestas señalan que los trastornos depresivos han aumentado un 30% en los últimos años, especialmente entre la población más joven.

Además, puede poner en peligro la vida: el número de suicidios se ha disparado entre los estadounidenses menores de 24 años, siendo la principal causa de muerte en este grupo de edad.

Una nueva investigación ha encontrado posibles soluciones en lugares hasta ahora inesperados: los tratamientos antiinflamatorios. Aquí se incluyen medicamentos comunes como las aspirinas para la artritis, las estatinas (utilizadas para reducir el colesterol) y los ácidos omega 3, que se encuentran en alimentos como el pescado y las nueces.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de la Universidad de Huazhong en la ciudad de Wuhan, China, analizaron 30 estudios en los que se recogían las respuestas de 1610 encuestados. Gracias a ello descubrieron que los fármacos antiinflamatorios estaban relacionados con una reducción de los síntomas depresivos, al contrario que otros medicamentos placebo utilizados.

Leer más: Las 13 mejores dietas de 2019 para mejorar tu salud y perder peso, según 23 expertos

Las inflamaciones son un mecanismo de defensa con el que el cuerpo libera proteínas para combatir amenazas como las infecciones, bacterias y alérgenos. Están relacionadas con problemas de salud que van desde pequeños achaques hasta algunos tipos de cáncer. Los medicamentos antiinflamatorios ayudan a proteger el organismo contra su propio sistema inmune.

Pero un nuevo estudio publicado el pasado 28 de octubre en la revista Journal of Neurology, señala que las inflamaciones están estrechamente vinculadas con la salud mental,y que algunos compuestos antiinflamatorios pueden ser de ayuda para el tratamiento de estas enfermedades.

Anti-inflammatory aspirin might ease depression symptoms too.
Las pastillas antiinflamatorias podrían aliviar los síntomas de la depresión Bojan Milinkov/Shutterstock Bojan Milinkov/Shutterstock

Los medicamentos antiinflamatorios no reemplazarán el tratamiento contra la depresión

Los científicos descubrieron que los antiinflamatorios son eficaces a la hora de tratar la depresión. De todos los voluntarios que participaron en el estudio, sólo uno de ellos experimentó reacciones adversas ante estos medicamentos, y fue por culpa de una alergia.

Los fármacos antidepresivos tradicionales, que funcionan regulando los neurotransmisores del cerebro, pueden provocar efectos secundarios de gravedad como insomnio, náuseas, ansiedad, fatiga e incluso pensamientos suicidas.

También son difíciles de recetar adecuadamente, ya que tienen efectos muy diferentes dependiendo de la persona que los consuma.

De ningún modo los antiinflamatorios servirán como reemplazo de los tratamientos tradicionales contra la depresión. De hecho, algunos estudios demuestran que los antiinflamatorios funcionan mejor cuando se combinan con ciertos fármacos antidepresivos; es el caso de la sertralina (Zoloft) y la fluoxetina (Prozac).

Leer más: Qué le sucede a tu cuerpo cuando empiezas a hacer deporte regularmente

Los pacientes que combinaron la toma de estatinas y suplementos de omega 3 con los fármacos antidepresivos mostraron una mejor reducción de los síntomas que aquellos que participaron en el ensayo tomando sólo los medicamentos tradicionales.

Los científicos concluyeron que si bien los antiinflamatorios redujeron los síntomas depresivos, tampoco mejoraron significativamente la calidad de vida de los pacientes. Esto podría deberse a que el estudio no fue demasiado profundo, llegando a durar sólo 12 semanas. Se necesita una investigación más completa para comprender la relación entre las inflamaciones y los trastornos de salud mental.

Sin embargo, los resultados sí que son prometedores para aquellas investigaciones previas que advertían que reducir las inflamaciones ayuda a mitigar los síntomas de la depresión.

Y además