Los médicos rusos recibirán la primera vacuna contra el COVID-19 en 2 semanas

Médicos rusos equipados con trajes de protección durante la pandemia de coronavirus

REUTERS/Maxim Shemetov

  • Rusia ha sido el primer país en desarrollar una vacuna contra el COVID-19, aunque parte de la comunidad internacional desaprueba la falta de transparencia en su aprobación.
  • Los primeros en recibirla serán los médicos patrios, que esperan inocularse las primeras dosis de aquí a dos semanas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Rusia ha confirmado que el primer lote de vacunas contra el COVID-19 estará listo para su aplicación en personal sanitario en dos semanas, una decisión que ha despertado críticas de parte de la comunidad científica, temerosa de lo rápido que Moscú ha aprobado el medicamento. 

La vacuna rusa, la primera del mundo en aprobarse, aún no ha completado sus pruebas finales, tiene alrededor de un 10% de éxito en ensayos clínicos y algunos científicos temen que Moscú esté poniendo el prestigio nacional por encima de la seguridad, según ha adelantado Reuters.

"Algunos colegas extranjeros están alabando las bondades de nuestro fármaco, pero otros están tratando de expresar opiniones que son completamente infundadas", ha señalado el Ministro de Salud, Mikhail Murashko.

Según ha confirmado la administración, la vacuna —desarrollada por el Instituto Gamaleya de Moscú— se administrará a la población de forma voluntaria, con especial prioridad en médicos y enfermeros, de aquí a dentro de dos semanas, dice Murashko.

Leer más: La vacuna de Rusia contra el coronavirus es peligrosa porque podría "destruir" la aceptación pública a futuras vacunas si el experimento sale mal, según alerta Alemania

Por su parte Alexander Gintsburg, director del Instituto Gamaleya, ha asegurado que los ensayos clínicos se publicarán para la revisión por pares internacionales e independientes una vez que hayan sido evaluados por los propios expertos rusos. Según ha confirmado el científico, la primera remesa del país podría llegar a producir hasta 5 millones de dosis entre los meses de septiembre y diciembre.

Así, el anuncio de la cura ha despertado el interés de países vecinos como Kazajstán, que planea enviar representantes a Moscú a finales de mes para discutir posibles entregas de la vacuna, según su oficina presidencial. Claro que no toda la comunidad internacional ha aprobado el anuncio.

El propio ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn, ha alertado que la nueva vacuna de Rusia no ha sido probada adecuadamente —por no haber pasado por revisiones exteriores e independientes— y podría echar por tierra la aceptación de las vacunas futuras por parte de la gente, que desarrollaría miedo si acaba siendo insegura o ineficaz.

Por contra, Putin ha insistido en que la vacuna ha sido probada a fondo.

"Sé que funciona bastante bien, crea una fuerte inmunidad, y, repito, ha pasado todos los controles necesarios", ha expresado el mandatario, quien asegura que una de sus hijas había sido inoculada con una inyección del tratamiento y se encontraba bien.

LEER TAMBIÉN: Consultoría, textil, alimentación o logística: estos son los 10 sectores que crearán más empleo tras el coronavirus y los que afrontan más despidos

LEER TAMBIÉN: La app de rastreo de contactos no será "un punto de inflexión" en la lucha contra el COVID-19 sin una estructura "sólida" de Salud Pública, según expertos

LEER TAMBIÉN: Estas son las 9 pandemias que más han afectado a la economía en los últimos 100 años

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Rusia
  3. Enfermedades
  4. Medicina
  5. Trending