Noviembre y diciembre son los mejores meses para que los autónomos ahorren en impuestos: esto es lo que puedes hacer

Trabajadores autónomos, pequeño negocio

Getty Images

  • Casi un 35% del ahorro anual de los trabajadores autónomos procede de las acciones ejecutadas durante los últimos 3 meses del ejercicio fiscal, según un informe de Declarando.
  • Estas son algunas formas de controlar los gastos y los ingresos hasta el 31 de diciembre, de forma que intentes evitar el salto al siguiente tramo del IRPF y, por tanto, no tengas que pagar más impuestos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si eres autónomo y buscas formas (que no estén fuera de la ley) de pagar menos a Hacienda y ahorrar en el pago de impuestos, este es el momento del año adecuado.

Así lo plantean desde la asesoría online Declarando, con un informe que expone que casi un 35% del ahorro anual de los trabajadores autónomos procede de las acciones ejecutadas durante los últimos 3 meses del ejercicio fiscal, como informa autonomosyemprendedor.es.

De esta manera, octubre, noviembre y diciembre son la mejor parte del año "para que los autónomos tomen decisiones financieras que les permita ahorrar en los impuestos que tendrán que pagar en el futuro", lo que hace ver la importancia de simular la renta cuando se acerca el cierre del ejercicio fiscal, para intentar reducir la factura con Hacienda en uno de cada 3 euros, explican desde la asesoría.

Aunque la declaración de la renta se presenta a mediados de año, realizar antes un ejercicio de simulación de la declaración del IRPF puede ser importante, ya que "lo que hagan los trabajadores por cuenta propia hasta el 31 de diciembre puede aumentar o reducir sus tributos", explica Marta Zaragozá, cofundadora y CEO de Declarando, según recoge el medio.

El resultado simulado que aparezca no será el definitivo, sino que se pueden hacer algunos cambios para reducir el importe, evitar saltar al siguiente tramo del IRPF y pagar así menos impuestos

Cómo evitar pasar a un tramo más alto del IRPF para pagar menos impuestos a Hacienda

Hay varias formas de controlar los gastos y los ingresos hasta el 31 de diciembre, de forma que se evite saltar al siguiente tramo del IRPF y, por tanto, no tengas que pagar un porcentaje mayor.

Según explican desde Declarando y recoge autonomosyemprendedor.es, entre estas vías se encuentra retrasar las últimas facturas del año hasta el siguiente ejercicio o no aceptar nuevos clientes, así como anticipar gastos o inversiones —por ejemplo, la compra de un ordenador para trabajar—, invertir en productos financieros o planificar la jubilación.

Suscribirse a un seguro relacionado con tu actividad profesional antes de final de año (son deducibles los de responsabilidad civil, vida, médico o salud) y estar muy atento a otros gastos deducibles por tu trabajo como autónomo son otras maneras de reducir la base imponible y pagar menos a Hacienda.

Los gastos de suministro y del hogar (incluidos el Impuesto de Bienes Inmuebles y el seguro), los de manutención y los del vehículo son algunos de ellos

Por último, los contribuyentes que compraron su vivienda habitual o realizaron algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013 también pueden deducir hasta el 15% de las cantidades pagadas.

Otros artículos interesantes:

Qué gastos te puedes deducir exactamente como autónomo si trabajas desde casa

Los autónomos podrán deducirse las comidas de negocios, según una sentencia del Tribunal Supremo

Las tablas de la renta 2022: así puedes calcular tu retención

Te recomendamos