Los jóvenes menores de 35 años cobran 815 euros al mes menos que los mayores de 45

Un grupo de jóvenes pasea por Madrid con mascarilla en plena pandemia de coronavirus
REUTERS/Javier Barbancho
  • Los mayores de 45 cobran 2.280 euros, frente a los 1.465 de los menores de 35.
  • El 61% de los menores de 25 años cobra menos de 1.337 euros al mes.
  • La alta temporalidad entre jóvenes explica la brecha salarial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El abismo que separa a millennials y boomers puede verse en algo más que memes. A la hora de hablar de salarios, los jóvenes se llevan la peor parte. Los menores de 35 cobran 815 euros al mes menos que los trabajadores de más de 45 años. Casi la mitad.

"La generación más formada de la historia cobra bastante menos que el resto, e incluso menos que sus predecesores cuando eran jóvenes", explica Gonzalo Bernardos, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona.

Los últimos datos del INE sobre salarios vuelven a evidenciar la brecha salarial que sufren los jóvenes. Mientras que el salario medio bruto de los mayores de 45 años se situó en 2.280 euros al mes en 2020, los menores de 35 cobran de media 1.465 euros mensuales, 815 euros al mes menos.

La diferencia es todavía mayor si sólo se tiene en cuenta a los menores de 25 años: éstos cobran 1.207 euros al mes, más de 1.000 euros de diferencia respecto a los 2.280 que ganan los mayores de 45.

Es más, el 61% de los menores de 25 cobraban menos de 1.337 euros al mes en 2020, frente a apenas un 25% de los mayores de 45 años.

"Los jóvenes han sido los más afectados por la anterior crisis. Los que más han padecido, los que más trabajo temporal encadenan y, en consecuencia, son los que económicamente peor lo han pasado", añade Bernardos.

Y aunque los salarios de los jóvenes aumentaron en 2020 respecto a 2019, apenas lo hicieron en un 1,8%, en el caso de los menores de 25 (22 euros al mes de diferencia). Los jóvenes de entre 25 y 34 años, en cambio, experimentan la mayor subida de sueldos en 2020, del 3% interanual.

Así son los millennials que bordean los 40 años: ganan 2.000 euros al mes, viven peor que sus padres y se les conoce como "geriátricos"

En ambas subidas, sin embargo, puede haber influido el aumento del salario mínimo hasta los 950 euros al mes, aprobado por el Gobierno en 2020.

El salario medio bruto mensual fue de 2.038 euros en 2020, un 2,8% más que en 2019, a pesar del parón económico sufrido por la pandemia. El 40% de los asalariados ganó entre 1.336 y 2.295 euros. Un 30% ganó 2.295 euros o más y el 30% restante menos de 1.336 euros, la mayoría jóvenes.

¿Por qué la generación más preparada de la historia cobra menos?

Según apunta Bernardos, "si a la encuesta salarial le descuentas la inflación acumulada y lo comparas con 2007, los jóvenes de entre 16 y 24 y entre 25 y 29 años siguen cobrando menos que antes de la última crisis".

Pero, ¿por qué los jóvenes cobran menos si son la generación más preparada de la historia? La clave está en la estructura de los contratos.

Dejando a un lado la alarmante cifra de paro juvenil en España, que supera el 30% según los datos de la OCDE, lo cierto es que la mayoría de los trabajadores jóvenes acumulan contratos temporales. El 53% de los jóvenes afiliados a la Seguridad Social tiene un contrato temporal, frente a sólo un 33,7% con contrato fijo.

En promedio, explica Bernardos, un empleado fijo cobra un 40% más que uno temporal. Es como si existiera una doble escala salarial: una para indefinidos, y otra para el resto. 

Por otro lado, incluso dentro de los contratos indefinidos, la antigüedad cotiza al alza, por lo que la mayoría de jóvenes con contrato fijo también cobra menos. 

"Todo esto repercute en la productividad. Un país con una tasa elevada de contratos temporales es menos productivo. Los empleados siguen la lógica de por qué yo me he de sacrificar cuando la empresa no se sacrifica por mí", añade Bernardos.

¿Por qué no se hacen más contratos fijos para jóvenes?

Esto tiene que ver con los costes laborales (seguridad social y costes de despido), la principal partida de costes en las empresas. Éstos son mucho más altos en el caso de los empleados fijos que en el de temporales, lo que lleva a las empresas a preferir los contratos temporales. Esto es algo que la nueva reforma laboral busca revertir.

Por ejemplo, la indemnización por despido en el caso de un empleado fijo es de 33 días por año trabajado con 24 mensualidades como máximo de indemnización, frente a sólo 12 días en el caso de los temporales.

Para Bernardos, sólo hay dos formas de solventar esta situación, dependiendo de a quién se quiera proteger más, si al empleado o a la empresa. Por un lado, está la opción de igualar las indemnizaciones hacia arriba, con 20 días de indemnización como mínimo. La otra, que protegería más a la empresa, es rebajarlas a 12 días.

 

Otros artículos interesantes:

Los menores de 30 años cobran 52 euros menos al mes que hace una década: su salario medio ya no llega a mileurista y uno de cada 3 está en riesgo de pobreza

El contrato temporal: qué tipos existen, requisitos, duración y cuándo se produce fraude de ley en su aplicación

Este es el sueldo que gana de media un español según su edad

Te recomendamos

Y además