Pasar al contenido principal

El mercado de los smartphones está en declive y nada va a venir a salvarlo

Eligiendo entre dos iPhone XR
El colorido iPhone XR de Apple se supone que es más asequible, pero se vende a partir de 859 euros. Apple
Análisis Faldón
  • El mercado de los smartphones está mostrando signos de estancamiento, y esta semana Apple, Samsung y Google han reportado que resulta más difícil vender un smartphone premium de lo que solía costar en el pasado.
  • Esto se debe a varias razones relacionadas: mayores costes por mejoras incrementales, que la gente se queda con sus móviles o que compra modelos más baratos.
  • Apple está luchando contra esta ralentización de los smartphones centrándose en servicios como Apple Pay o el servicio de streaming Apple TV Plus, donde puede ganar más dinero por usuario.
  • Samsung está apostando por nuevos desarrollos como Internet 5G y las pantallas plegables.
  • Ambas apuestas son arriesgadas a su manera, y ninguna de ellas parece compensar completamente el lento declive del mercado de los smartphones en general.
  • El próximo gran gadget ya está aquí: las gafas de realidad aumentada. Pero no está listo para el prime time, y puede que no lo esté por un tiempo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El último trimestre de Apple ha significado una de cal y otra de arena.

La mala noticia es que las ventas de los iPhone bajaron un 17% con respecto al mismo periodo de 2018. La buena noticia es que Wall Street parece creer que no hay ningún otro camino para el iPhone que no sea mejorar ventas, lo que ha hecho que las acciones de Apple se disparen.

Sin embargo, hay peores noticias, no sólo para Apple, sino para toda la industria de los teléfonos inteligentes.

La firma de análisis IDC ha informado de que los envíos de smartphones durante el primer trimestre de este año han descendido un 6,6% con respecto al mismo periodo de 2018, la misma semana en que el CEO de Google, Sundar Pichai, ha afirmado que es más difícil vender smartphones de gama alta ahora que en el pasado. Samsung, por su parte, también ha informado de sus beneficios esta semana y ha manifestado que espera que la competencia en la industria de los smartphones "maduros" ejerza una mayor presión sobre su negocio en la segunda mitad del año.

Es difícil adivinar de qué manera o si realmente el mercado de los smartphones volverá a crecer en el futuro.

Una nueva realidad

Ya en 2017, había indicios de que la gente se aferraba a sus móviles durante más tiempo. En 2018, el reputado hedge fund Maverick Capital dijo que los "días de gloria" de la revolución de los smartphones habían terminado, ya que las diferencias cada vez más escasas entre los dispositivos más antiguos y los más nuevos hacen cada vez más difícil justificar las sucesivas actualizaciones.

También va a ser difícil encontrar nuevos clientes, al menos a nivel nacional, ya que casi el 80% de los estadounidenses tienen teléfonos inteligentes en la actualidad. En España ese número todavía es más elevado.

Cada empresa está adoptando diferentes tácticas para protegerse de esta desaceleración.

Apple, por ejemplo, ha duplicado su negocio de servicios (Apple Music, iCloud y Apple Pay) para ayudar a la empresa a generar más ingresos por usuario de iPhone, lo que podría compensar la reducción de las ventas de dispositivos. Es de esperar que esta estrategia se intensifique en el futuro, a medida que el servicio de streaming del Apple TV Plus y la tarjeta de crédito de Apple se extiendan a los consumidores.

Este enfoque está mostrando algunos signos preliminares positivos, ya que Apple ha informado esta semana de que sus ingresos por servicios en el último trimestre han aumentado un 16% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Otros, como Samsung, Huawei y Motorola, están avanzando en el mercado de los teléfonos inteligentes, con apuestas de que las nuevas tecnologías como el 5G y las pantallas plegables atraerán a la gente a actualizarse. Se espera que Samsung distribuya este año una versión compatible con 5G del Samsung Galaxy S10, así como el smartphone plegable Galaxy, que ha retrasado su lanzamiento.

Así se dobla el Samsung Galaxy Fold
Hollis Johnson/Business Insider

Siendo realistas, va a pasar mucho tiempo antes de que el 5G realmente llegue a todo el mundo, y el desastre en torno al Samsung Galaxy Fold (algunos periodistas descubrieron que el dispositivo se había roto después de sólo un par de días de uso) demuestra que puede pasar un tiempo antes de que los smartphones plegables estén realmente listos para el prime time, si es que llegan a estar preparados algún día.

Y nadie puede ignorar que los smartphones estrella son cada vez más caros: El Samsung Galaxy S10 se vende desde 909 euros; el último modelo del iPhone X a partir de 1.159 euros. Los precios, al menos a corto plazo, subirán todavía más. El Galaxy S10 equipado con 5G de Samsung se venderá por 1.099 euros, y el Galaxy Fold lo superará con un precio inicial de 2.000 euros.

Con el tiempo, es probable que los precios se nivelen, como siempre ocurre en los años posteriores a la introducción de las nuevas tecnologías. Aún así, esto va a ser una venta difícil a corto plazo - con pantalla plegable o sin ella, y con Internet 5G o sin él, estos dispositivos en realidad funcionan con las mismas aplicaciones y sitios web que los teléfonos menos costosos, con una diferencia funcional poco significativa. Además, empresas como OnePlus están fabricando teléfonos de calidad, a precios asequibles.

Por lo tanto, aunque el mercado de los smartphones no es totalmente pesimista, es probable que los días de gloria del primer boom de los smartphones no se vuelvan a repetir para nadie.

Entonces, ¿qué viene ahora?

La buena noticia es que ya podemos ver lo que viene después del smartphone. Casi todas las empresas de tecnología de Silicon Valley y de otros lugares están como mínimo experimentando con la realidad aumentada (RA), la tecnología que permite proyectar imágenes digitales en el mundo real.

Compañías como Apple, Facebook, Microsoft, Samsung, Magic Leap (respaldada por Google) e incluso el desarrollador de "Fortnite", Epic Games, consideran que la RA es la próxima gran interfaz informática. Microsoft y Magic Leap ya tienen gafas RA en el mercado, y Apple ha dicho que está trabajando en "gafas inteligentes" que podrían ser presentadas este mismo año.

Está bastante claro que todas estas compañías están mirando a la tecnología de RA como la próxima gran fiebre del oro, tras el lento estancamiento de la industria de los smartphones.

Puede que tengan razón, es difícil imaginar que no ocurra, dada la magnitud de la inversión que cada empresa está haciendo en el mercado.

El problema, sin embargo, es que la realidad aumentada no está ni mucho menos cerca del punto en el que pueda reemplazar al smartphone en ningún aspecto. Estrictamente en términos de funcionalidad, estos cascos son demasiado caros (las HoloLens 2 de Microsoft cuestan 3.500 dólares), demasiado limitados (tanto las HoloLens 2 como Magic Leap One tienen campos de visión algo pequeños) y, francamente, pareces un idiota llevando uno de estos cascos, como yo mismo he podido comprobar:

Prueba de las HoloLens 2
El periodista de Business Insider Matt Weinberger prueba las Microsoft HoloLens 2. Matt Weinberger/Business Insider

Por lo tanto, aunque se avecina una gran novedad, como siempre, está claro que no será lo suficientemente rápida como para salvar al mercado de los smartphones.