Pasar al contenido principal

Por qué Netflix cancela tantas series: estas son las tres últimas que han pasado por la guillotina

the oa

Netflix

  • Netflix acaba de cancelar tres de sus series, una de ellas con tan solo una temporada de vida. 
  • La plataforma está ganando fama como un servicio sin piedad que exige un éxito inmediato de sus contenidos para darles continuidad. 
  • La amplia oferta del catálogo y los costes de renovar las temporadas son la causa de esta política. 
  • La última en pasar por la guillotina ha sido la ficción de culto The OA, cuyos fans esperaban una tercera temporada. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Netflix parece no tener piedad cuando se trata de las series de su plataforma. El servicio de contenido en streaming cancela programaciones incluso al poco de ser estrenadas, como ocurrió con Chambers, ejecutada tan solo 56 días después de ver la luz. 

La serie no logró una aceptación inmediata pero, en su defensa, solo tuvo una temporada para ganarse a la audiencia. Este fenómeno parece ser ya algo normal en la estrategia de Netflix, que no da mucho tiempo a sus series: la primera impresión es lo que cuenta. 

Algunas cancelaciones del último año han sido forzadas por las circunstancias, como el fin de Jessica Jones (puntuada con un 8 en IMDb) por la necesidad de eliminar a Marvel de la plataforma ante el inminente lanzamiento de Disney+. Sin embargo, las demás parecen motivadas por una política que no quiere perder el tiempo invirtiendo en series que no cosechan un éxito instantáneo. 

Además, las series más consolidadas tampoco están a salvo porque Netflix está adoptando una estrategia guiada al milímetro por los presupuestos. 

Así lo demuestra la reciente cancelación de The OA, una de las series de culto de la plataforma que gozaba de una gran base de fans que no verán una tercera temporada. 

Leer más: 5 maneras de ver series y películas de Netflix en tu televisión

La razón es simple, a medida que Netflix aumenta su producción propia y su oferta, es consciente de que los usuarios lo tienen más complicado para encontrar una serie que no sea un taquillazo al momento. Y eso es especialmente cierto en una plataforma que casi ha triplicado el número de series que ofrece desde 2010. 

La plataforma basa su modelo de negocio en ofrecer novedades periódicamente, por lo que si esas nuevas adiciones no funcionan ya se sabe que un clavo saca a otro clavo. A la hora de decidir si renovar una serie más consolidada, si la balanza de los presupuestos no se inclina claramente en favor de Netflix, a la plataforma tampoco le tiembla el pulso para cancelarla. 

Netflix cancela una de sus series de culto: The OA 

La estrategia de Netflix no perdona ni a sus series de culto. The OA (un 7,8 en IMDb y un 8,4 en Rotten Tomatoessorprendió al mundo con su estreno en 2016 y los fans contaban con tener una tercera temporada. 

Sin embargo, los presupuestos de la compañía han debido de decidir que una temporada más de la serie no merece la pena. Esto podría tener que ver con los costes de renovación de una serie. Una información de este año revela que las series de Netflix se vuelven económicamente menos rentables tras las dos primeras temporadas. Según Deadline, el coste puede pasar de miles a millones en tan solo un año. 

Leer más: Una película japonesa de hace 20 años ha destrozado a Toy Story en la taquilla de China en lo que parece un inédito y sorprendente capítulo de la guerra comercial

The OA atraería a una audiencia más pequeña en sus siguientes episodios que una serie nueva, por lo que Netflix ha decidido cancelarla. 

The OA cuenta la historia de una joven que reaparece después de haber estado desaparecida durante siete años y curada de su ceguera.  La actriz protagonista y creadora de la serie Brit Marling ha publicado una sentida carta de despedida en Instagram asegurando estar muy triste  "por no lograr terminar la historia". 

Tuca Bertie y Sucesor Designado también han pasado por la guillotina 

La política que reclama éxito instantáneo podría explicar también una de las últimas cancelaciones, la de la serie de animación Tuca Bertie. La creadora es Lisa Hanawalt, la ilustradora de BoJack Horseman. Tuca Bertie probablemente esperaba seguir los pasos de BoJack, que es una de las series de culto de la plataforma y una de las favoritas de su CEO, y al no poder conseguirlo ha sido sacrificada. 

Más tiempo aguantó Sucesor Designado, otra de las recientes cancelaciones de Netflix protagonizada por Kiefer Sutherland que interpreta a un funcionario de urbanismo que se ve obligado a asumir la presidencia del Gobierno de Estados Unidos tras un atentado terrorista. 

Leer más: Las 5 mejores series de risa y comedia de Netflix

Sucesor Designado cuenta con tres temporadas y, lo curioso, tal y como explica La Vanguardia, es que Netflix la rescató de la cancelación del canal ABC solo para producir una temporada más. 

Para una serie como Sucesor Designado, que no está entre los títulos más populares de la plataforma, el dinero requerido para la renovación no merecería la pena.

Estas cancelaciones ayudan a entender aún mejor la estrategia de Netflix. Ante las cifras, está claro que nuevas series y con menos temporadas salen más rentables que contenidos más antiguos y por los que hay que pagar más. 

Y además