Pasar al contenido principal

Nissan cerrará su fábrica de Barcelona si se acaba produciendo un Brexit duro que imponga aranceles a las exportaciones

Seat Martorell montaje
  • Reino Unido salió oficialmente de la Unión Europea el pasado viernes 1 de febrero y, aunque el periodo de transición se extiende hasta 2021, ya se pueden escuchar los primeros ecos del divorcio.
  • Nissan pondrá en marcha un plan de contingencia si se imponen aranceles después del Brexit, y esto supondría el cierre de su fábrica en Barcelona, según informa The Financial Times.
  • La compañía japonesa de automóviles también especula con detener su fabricación en Francia y mantener la planta de Sunderland, en Reino Unido.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde que se celebró el referéndum en el que Reino Unido decidió salir de Europa, se han formulado decenas de preguntas sobre cómo afectaría el divorcio al resto del continente.

Una vez oficializada su marcha se empiezan a conocer algunas noticias al respecto, sobre todo las que incumben al mundo de la economía y la empresa.

El diario británico The Financial Times ha publicado este lunes que la compañía automovilística Nissan está preparando un plan de contingencia que pondrá en marcha en caso de que se produzca un Brexit duro.

Dentro de las estrategias y decisiones que manejan en la multinacional, se encuentra la de cerrar la fábrica de Barcelona. También planean cesar su actividad en Francia y mantener la planta de Sunderland, en Reino Unido.

Leer más: Estas son las empresas que más facturan en cada provincia

De este modo, pretenden hacer frente a los aranceles que se impondrían a las exportaciones después de un Brexit duro.

Llegado el caso, la empresa nipona prefiere centrar la fabricación en el mercado británico, ya que sus competidores más inmediatos (Ford y Volskwagen) tendrían que afrontar aranceles que aumentarían el precio de sus coches en la isla, según explica el medio.

El pasado octubre, la compañía ya advirtió que un Brexit sin acuerdo haría inviable su actividad en Europa, ya que supondría un incremento en los aranceles de hasta un 10%.

Hay que recodar que en la planta de Barcelona trabajan actualmente 2.400 empleados, y que genera 25.000 puestos de trabajo indirectos debido a su actividad, advierte El Periódico.

Y además