Estos son los nombres prohibidos por ley en España con los que no podrás registrar a tu bebé

Mujer embarazada buscando nombre para su bebé.

Hasta hace unos años en España solo se admitían los nombres cristianos, sin embargo, es cada vez más frecuente buscar inspiración en la televisión, en el cine, o en la música.

De hecho, ni Paula ni María, últimamente no paramos de conocer a niños que se llaman Arya o Daenerys, en referencia a los personajes de la serie Juego de Tronos;  incluso Miley y Shakira, como las famosas cantantes.  

Estos son solo algunos ejemplos, una muestra de que la innovación se abre paso y escala posiciones frente a los nombres del santoral.

No obstante, la originalidad puede tener límites, y es que la elección de nombre para neonatos, aunque es libre, está regulada. 

En España, los nombres de los bebés se regulan en base a la ley del 8 de junio de 1957 del Registro Civil. Dicha ley ha sido actualizada en diversas ocasiones para ir adaptándose a los nuevos tiempos y haciéndose cada vez más permisiva. Sin embargo, siguen existiendo algunos nombres prohibidos

Prohibido usar el mismo nombre entre hermanos

Queda prohibido poner el mismo nombre entre hermanos, incluso aunque se hubiera traducido a otra lengua. Por ejemplo, los padres de un niño que se llama Juan no podrían llamar John a su hermano, para evitar confusiones. 

"No puede imponerse al nacido nombre que ostente uno de sus hermanos, a no ser que hubiera fallecido, así como tampoco su traducción usual a otra lengua".

Prohibidos los nombres con connotaciones negativas

El Registro Civil rechaza nombres que puedan tener connotaciones negativas o puedan atentar contra la dignidad del niño. Así como Hitler, Caín, Judas, Stalin u Osama Bin Laden no están permitidos por la legislación española. 

También están prohibidos otros como Loco o Caca. Son nombres cuyas connotaciones sociales pueden causar un perjuicio al niño y ser objeto de mofas y burlas.

Nombres compuestos, sí, pero no más de dos

?No podrá consignarse más de un nombre compuesto, ni más de dos simples?. Esta norma es bastante reciente porque en el pasado sí se permitían tres o incluso cuatro nombres. Se terminaron los José Juan Antonio de Todos los Santos, o las Maria Mercedes Purificación Sagrario.

Los apellidos no son nombres

Por mucho que te guste y te identifiques con tu apellido, no podrás llamar a tu hijo Gutierrez, ni Martinez. Aunque no se recoge de forma específica, la ley dice que ?no se pueden imponer nombres que hagan confusa la identificación?, en este sentido, la recomendación es evitar los apellidos. 

Normalmente no son aceptados en el Registro Civil:

Los diminutivos

Es decir, no se permite inscribir bebes con nombres como: Andreita, Teresita, Pepita, Anita o Juanito.

Los acrónimos 

A pesar de que en España gusta poner a los negocios nombres que mezclen el nombre de los socios, esto no es aplicable a los niños. Pues bien, en el Registro Civil no se admite como válido un nombre a partir de abreviaturas o siglas.

Las nomenclaturas de frutas

Mandarina Sánchez o Pera Martínez no son nombres que puedas encontrar inscritos en el Registro Civil. Los nombres de las frutas no están permitidos.

Deberás evitar las marcas, los nombres de famosos y de ciudades

Aunque no se legisla de forma específica, existen algunos tipos de nombre que suelen ser rechazados en el Registro Civil, por eso la recomendación es evitarlos, estos son algunos de ellos:

Nombre y apellidos de famosos

A muchos padres les gustaría que su hijo se llamara Rafa Nadal o Iker Casillas, pero a la hora de inscribir al bebé, estos nombres serán rechazados. No podrás ponerle nombres completos que resulten famosos, por ejemplo Indiana Jones o Anna Karenina. 

La única forma de hacerlo posible es que tu apellido coincida; en este caso, solamente el nombre sí seria aceptado. Por ejemplo si te apellidas Prats, podrás llamar a tu hijo Matias y el pequeño acabará llamándose como el presentador de televisión.  

Nombres de ciudad o de capital

Después de ver La Casa de Papel, seguro que son muchos los padres que quieren llamar a sus hijos como alguno de sus actores: Tokio, Río, Berlín

Sin embargo, hasta ahora, elegir un nombre de ciudad o de capital era poco recomendable, ya que podía ser rechazado en el Registro Civil. De hecho, el hijo de Shakira y Piqué se llama Milan, sin tilde, un nombre eslavo que no tiene nada que ver con la capital de la moda. 

Una mujer embarazada con cara de preocupación

Marcas y términos comerciales

Es posible que tengas problemas en el Registro Civil si decides poner a tu bebé el nombre de alguna marca o firma comercial, por ejemplo Gucci, Nutella o Colgate. Aunque esto es bastante extraño en España, sí que es relativamente frecuente en países de Latinoamérica.

Cabe destacar que, en caso de que el nombre propuesto por los padres sea rechazado y no se haga llegar otra nueva propuesta en menos de tres días, el Ministerio de Justicia tiene la potestad de intervenir y elegir un nombre para el niño.

¿Los nombres tienen género?

En definitiva, el nombre propio es algo que puede ser elegido libremente por los padres, es un derecho de todos, no obstante la legislación debe ir adaptándose a los tiempos para no quedar obsoleta.

Uno de los principales reclamos hacia estas regulaciones está referida a los nombres y a la identificación de los mismos con el sexo de la persona, sin contemplar en ningún caso que algunos puedan tener género neutro.

Así es como tu nombre puede afectar a tu personalidad, según la ciencia

Según la ley de 1958: ?Quedan prohibidos los nombres que hagan confusa la identificación y los que induzcan a error en cuanto al sexo?. También establece que no es posible cambiar el género en el nombre en los casos en que no existan.

Por ejemplo, María sí que puede ponerse como Mario o Antonio como Antonia, pero no Marta como Marto para el género masculino. Esto podría tener lógica, sin embargo, también prohiben los nombres que induzcan a error en cuanto al género, por ejemplo no se podría usar Juan para mujer, y Juana para hombres.

Estas prohibiciones podrían ser obstáculos en la libertad de algunas personas y colectivos como el trans, personas de género fluido o no binario. 

Te recomendamos