Pasar al contenido principal

Nora Real Food pasa de llevar la comida a las oficinas de Barcelona a cuidar de los sanitarios en plena pandemia de coronavirus: reparte hasta 300 menús saludables al día entre los hospitales

Better Capitalism
Un equipo de sanitarios con los paquetes de comida de Nora Real Food
Un equipo de sanitarios con los paquetes de comida de Nora Real Food Nora Real Food
  • La startup catalana Nora Real Food ha puesto en marcha una iniciativa para llevar al personal sanitario hasta 300 menús saludables cada día.
  • Para poder llegar a un número mayor de profesionales, la empresa optó por crear un crowdfunding con el que han levantado 20.700 euros.
  • Ahora mismo, la compañía sirve a 300 personas al día entre los hospitales barceloneses de Bellvitge, el hospital del Mar y el hospital Sant Pau y el hospital de Sant Joan Despí, Moisès Broggi.
  • A diario atienden hasta 500 pedidos, en condiciones normales. La mayor parte de sus clientes son grandes compañías: Telefónica, Isdin, Sanofi, Lindt o PepsiCo entre otras
  • Nora Real Food cerró el ejercicio con una facturación de 700.000 millones de euros y se encuentra en proceso de cerrar una ronda de financiación de 800.000 euros
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El personal sanitario se desvive por cuidar a los pacientes en unos hospitales desbordados por la pandemia del coronavirus. Trabajan hasta el agotamiento. Pero, ¿quién cuida a los que cuidan? Algunas iniciativas buscan, cuanto menos, facilitarles un poco la vida. Una de ellas es la de la startup catalana Nora Real Food, que lleva al personal sanitario comida saludable cada día. “Parece una tontería pero les das ánimos, fuerzas, un momento de descanso y de comer bien. A nosotros no nos cuesta nada y lo agradecen mucho”, señala la cofundadora de Nora Real Food, Nora Valcorba.

“Hacemos comida, así que nos movilizamos para aportar nuestro granito de arena”, explica VallCorba, que fundó la startup el pasado año junto con su madre Nora Barrata. Los sanitarios tienen poco tiempo para comer en unas cantinas, estos días, abarrotadas. “Hay mucha presión. Su prioridad es salvar vidas, no comer”, contextualiza Vallcorba en una entrevista con Business Insider.

La iniciativa empezó de forma benéfica, como una idea entre las dos fundadoras de la empresa. Pero no tardaron en sumarse, de forma voluntaria, los demás trabajadores de la startup. Para poder llegar a un número mayor de profesionales sanitarios, optaron por crear un crowdfunding con el que han levantado 20.700 euros. Un dinero con el que, sencillamente, abastecen de alimentos su cocina. 

Nora Barrata y Nora Vallcorba, madre e hija, fundadoras de la startup Nora Real Food
Nora Barrata y Nora Vallcorba, madre e hija, fundadoras de la startup Nora Real Food Nora Real Food

Ahora mismo sirven a 300 personas al día entre los hospitales barceloneses de Bellvitge, el hospital del Mar y el hospital Sant Pau y el hospital de Sant Joan Despí, Moisès Broggi. “Dentro de cada centro se coordina quién recibe los menús. En general, va rotando de departamento porque ya sólo en Bellvitge hay 600 trabajadores. Podíamos intentarlo pero no llegaríamos a todos”, explica la fundadora los límites de su proyecto.

Leer más: Signaturit, la startup española que permite firmar a distancia documentos a empresas y autónomos sin necesidad de escanearlos ni imprimirlos, dispara su negocio con el confinamiento

En el menú hay comida de batalla, como pasta,  pero “también intentamos que haya pescado y ensalada”, detalla Vallcorba. “En el texto del crowdfunding pone que los menús salen a 5 euros pero en realidad salen a 3,5 euros o 4 euros. Hacemos un mayor número de menús e intentamos hacerlo económico”.

Reciben peticiones desde muchos hospitales pero atender a todos es algo que les resulta imposible. Aun así, la startup está acostumbrada a satisfacer una elevada demanda. Hasta 500 pedidos atienden a diario, en condiciones normales. La mayor parte de sus clientes son grandes compañías: Telefónica, Isdin, Sanofi, Lindt o PepsiCo entre otras. Empresas, todas ellas, que pretenden ofrecer una alternativa saludable a sus trabajadores en sus dietas diarias en sus cantinas colectivas. 

La compañía echó a andar el pasado año con el objetivo de ofrecer menús saludables a sus clientes en Barcelona, especialmente para empresas.  "No había un servicio de comida sana casera para oficina. De ahí surgió la idea de Nora Real Food. Encontramos este hueco en el mercado y los office manager nos dijeron que los trabajadores querían este tipo de comida. Nuestra empresa fue evolucionando como cantina digital", relata Valcorba.

Leer más: Nannyfy reorienta su negocio por el coronavirus y factura en marzo lo mismo que en todo 2019: ahora las canguros de esta startup española dan clases por videollamada y vigilan a tus hijos

Nora Real Food cerró el ejercicio con una facturación de 700.000 millones de euros. Entre sus planes estaban operar en Madrid en 2022 y cerrar el 2020 con una facturación de 1,6 millones de euros.“Ahora no sé como cerraremos”, reconoce Valcorba ante la casuística del coronavirus si bien avanza que la empresa ya era rentable.

Nora Real Food se encuentre en pleno proceso de cerrar una ronda de financiación de 800.000 euros. Aún con algunos acuerdos por cerrar para alcanzar la cifra, la startup ya cuenta entre los inversores al grupo de restauración Comaypunto, dueño de marcas como La Burguesa. 

Los clientes de esta startup son, en su mayoría, los trabajadores de grandes compañías que optan por una dieta más saludable. “Cada vez más empresas tratan de cuidar a los trabajadores millennials, porque cambian mucho de trabajo”, explica la fundadora uno de los mecanismos de retención de talento de grandes compañías. 

Leer más: La industria europea de bebidas alcohólicas se transforma para frenar al coronavirus: sus fábricas se lanzan a producir desinfectantes para combatir el desabastecimiento

Entre sus competidores Valcorba cuenta Glovo Lunch, lanzado el pasado enero, o Apetit si bien la cofundadora reconoce que las secciones de comida para llevar de las cadenas de supermercado también suponen competencia, sobre todo en precio. Los menús tienen un precio de 10,95 euros y su valor añadido es la elaboración con productos de primera calidad. “Quieren productos frescos, sanos y de proximidad sin que sea el típico pollo a la plancha”, matiza Valcorba la clave del éxito de su proyecto empresarial. 

Y además