Pasar al contenido principal

The North Face, la primera gran empresa en boicotear a Facebook: se intensifica la presión a los anunciantes para que abandonen la red social en julio

A North Face on London's Carnaby Street.
John Keeble/Getty Image

The North Face se ha convertido en la primera gran marca en boicotear a Facebook tras la creciente presión de las organizaciones de derechos civiles sobre la moderación de contenido y el discurso del odio en la red social.

En un tuit bajo el lema "We're in. We're Out" —"Estamos dentro. Estamos fuera"—, la compañía de ropa deportiva anunció que dejará de comprar anuncios de Facebook en Estados Unidos en solidaridad con organizaciones como la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés).

En declaraciones a Business Insider, la empresa dijo que también pondría fin a los anuncios de pago en Instagram, que es propiedad de Facebook. 

Leer más: Mark Zuckerberg se compromete públicamente a revisar las normas de moderación de contenidos dentro de Facebook y envía un mensaje de apoyo al movimiento 'Black lives matter'

"Sabemos que durante demasiado tiempo la retórica y la desinformación racista y dañina ha hecho que el mundo sea desigual e inseguro y apoyamos a la NAACP y las otras organizaciones que están trabajando para #StophateforProfit", apunta Steve Lesnard, vicepresidente global de marketing de The North Face. 

Un portavoz de la compañía explicó que han parado toda publicidad con Facebook en Estados Unidos hasta que se implementen políticas más estrictas para detener la circulación de contenido y desinformación racista, violenta o que incite al odio en la plataforma

Antes de The North Face, algunas compañías pequeñas, como Talkspace y la empresa de pagos Fons, habían anunciado que dejarían de anunciarse en Facebook. 

Carolyn Everson, vicepresidenta de negocio global de Facebook, dijo que la compañía está en conversaciones con vendedores y organizaciones de derechos civiles con el objetivo de trabajar con ellos para "ser una fuerza para el bien". 

"Respetamos profundamente la decisión de cualquier marca y seguimos centrados en el importante trabajo de eliminar el discurso del odio", explica Everson. 

Facebook ha sido criticada por sus políticas de moderación de contenido, particularmente por el manejo de las publicaciones del presidente de EEUU, Donald Trump, tras el asesinato de George Floyd. Si bien es cierto que se ha enfrentado a críticas sobre política de gestión de datos de usuarios y de difusión de información errónea anteriormente, estas nunca han desembocado en una acción colectiva más amplia contra Facebook. 

Pero los anunciantes tienen claro que esta vez es diferente. Elijah Harris, de IPG Mediabrands, señaló a Business Insider la semana pasada que la reacción contra Facebook ha sido un problema de "seguridad de la marca, no de activismo político".

Facebook, que genera el 98% de sus ingresos a través de anuncios, obtuvo 17.400 millones de dólares (15.532 millones de euros) de publicidad en el último trimestre, a pesar de que las marcas paralizaron su estrategia comercial ante la pandemia. 

Y además