Desarrollan un nuevo sistema de propulsión para satélites basado en yodo, más barato y eficiente que el actual, que utiliza xenón

Lanzamiento del Long March-2F Y13 con el satélite Shenzhou-13, el 13 de octubre de 2021.
Lanzamiento del Long March-2F Y13 con el satélite Shenzhou-13, el 13 de octubre de 2021.

Reuters

  • Se estima que durante la próxima década se lanzarán al espacio alrededor de 24.000 satélites, aunque la tecnología de propulsión actual, basada en xenón, es cara y difícil de conseguir.
  • Por ello, la compañía ThrustMe ha creado un nuevo sistema de propulsión basado en yodo, mucho más barato y el cual ya ha podido ser comprobado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La tecnología de propulsión de los satélites en el espacio es, en la actualidad, realmente cara. Concretamente, se utiliza casi exclusivamente xenón y, en menor medida, kriptón.

Por su parte, el xenón es raro, ya que solo existe en 1 de cada 10 millones en la atmósfera, a lo que se suma su elevado coste, alrededor de 3.000 dólares por cada kilogramo.

Esto contrasta con los datos que ofrece ThrustMe, una compañía enfocada en la tecnología espacial, que prevé que en la próxima década se lanzarán al espacio más de 24.000 satélites.

De ser así, el coste de propulsarlos ha de ser menor y, para ello, diferentes universidades, empresas y agencias espaciales han estudiado cómo el yodo podría usarse como la alternativa revolucionaria de propulsión.

Jeff Bezos afirma que la gente algún día nacerá en el espacio y "visitará la Tierra” de vacaciones

"El yodo es significativamente más abundante y más barato que el xenón, y tiene la ventaja adicional de que se puede almacenar sin presión como un sólido", explica en un comunicado de prensa Dmytro Rafalskyi, CTO y cofundador de ThrustMe.

En este sentido, la compañía ThrustMe ha conseguido probarlo y ha mostrado sus conclusiones a la comunidad en un estudio de la revista Nature.

Yodo para propulsar satélites de forma más barata y eficiente

El sistema de propulsión de yodo se enciende en una cámara de vacío.
El sistema de propulsión de yodo se enciende en una cámara de vacío.

ThrustMe

Todo comenzó con la prueba exitosa del primer NPT30-I2, el cual se integró en el satélite Beihangkongshi-1, operado por Spacety, y que fue lanzado al espacio por un cohete Long March 6 el pasado 6 de noviembre de 2020. 

"La demostración exitosa del NPT30-I2 significa que podemos pasar al siguiente paso en el desarrollo de la propulsión con yodo", dice Rafalskyi.

"Paralelamente a nuestras pruebas en el espacio, hemos desarrollado nuevas soluciones que permiten un mayor rendimiento y hemos comenzado una extensa campaña de pruebas de resistencia en tierra para ampliar aún más los límites de esta nueva tecnología", agrega.

Ahora, tal información ha podido ser revisada y publicada en una de las mejores revistas científicas de todo el mundo. Por ello mismo, la tecnología de propulsión a base de yodo podría ser el futuro de toda la industria.

"La publicación de estos resultados históricos no solo es importante para ThrustMe, sino también para la industria espacial en general", ha declarado Ane Aanesland, directora ejecutiva y cofundadora de ThrustMe. "Tener nuestros resultados revisados

por pares y accesibles al público proporciona a la comunidad más confianza y ayuda a crear un punto de referencia dentro de la industria".

Así, esta década podrían multiplicarse las posibilidades para conseguir satélites más eficientes y menos costosos, con una alta implicación en el desarrollo, por ejemplo, de productos de Internet, como los Starlink de SpaceX.

Otros artículos interesantes:

SpaceX acusa a Amazon de intentar frenar su internet por satélite, Starlink, por no poder competir contra él

El Internet por satélite de la compañía Starlink de Elon Musk es tan rápido como la banda ancha fija, según un estudio

Rusia planea lanzar una nave espacial de propulsión nuclear que pueda viajar desde la Luna hasta Júpiter

Te recomendamos

Y además