Estancias largas, más teletrabajo y menos turismo: la apuesta de Airbnb para la nueva forma de viajar que traerá 2021

teletrabajo-España_ventajas_desventajas
  • Airbnb confía en promover un nuevo modelo de viajes de cara a 2021 centrado en estancias más largas y el turismo de proximidad.
  • Debido a los miedos inculcados por la pandemia, los usuarios de la aplicación están buscando alojamientos donde permanecer una temporada alejados de las grandes concentraciones y donde poder teletrabajar junto a sus familias.
  • Este hecho, unido a la incertidumbre de qué pasará en el futuro, está llevando a muchos ex-viajeros a considerar la posibilidad de mudarse definitivamente, eso sí, pudiendo "probar" su nuevo hogar a través de Airbnb.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En cuanto la pandemia de coronavirus confirmó su expansión por todo el mundo, una de las empresas que salieron peor paradas por el impacto económico fue Airbnb. La plataforma dedicada al alojamiento a particulares y turistas estuvo durante varios meses trabajando bajo mínimos y despidió al 25% de su plantilla a los apenas tres meses desde el inicio del confinamiento, pero los mercados lo tenían claro: si aguantaban el impacto, volverían más fuertes que nunca.

Aunque tampoco se puede decir que estén en su mejor momento, lo cierto es que los de Brian Chesky ya ven la luz al final del túnel y piensan en reflotar la empresa con un negocio más próspero que antes del brote de COVID-19, tal y como predijeron los analistas.

La clave: cambiar el modelo de viajes y turismo que la propia plataforma promocionaba con anterioridad.

Así, la plataforma centrará sus esfuerzos de cara a 2021 en promover la baja estacionalidad, esto es, aprovechar que el teletrabajo y la educación a distancia podrían asentarse en la sociedad, cambiar de foco y pasar a difuminar las diferencias entre el teletrabajo y los viajes, una óptica muy distinta a la actual, centrada en el turismo.

Para ello, las prioridades de cara al próximo curso están claras: garantizar la seguridad y la limpieza y alejarse de los viajes internacionales de larga distancia, los más golpeados por el miedo a la pandemia.

Leer más: Si Airbnb consigue sobrevivir a la crisis del coronavirus volverá con un negocio más próspero y fuerte, según los analistas

Según la teoría de Chesky, el nuevo negocio no se encuentra en las grandes escapadas, sino a utilizar los viajes para reconectar con en el círculo más cercano de familia y amigos, de manera segura y controlada.

Al final, el enfoque pasará del clásico "viajar por turismo" a "compartir momentos y relacionarse de manera segura, en un entorno único o diferente, fuera de la vivienda habitual", según explica la compañía; también aunque tengan que trabajar, ya que podrán hacerlo desde cualquier lugar.

Así, las principales tendencias identificadas por Airbnb de cara al futuro de los viajes pasan por los siguientes puntos:

Vivir y trabajar en cualquier lugar

Airbnb

Airbnb

En 2021, el concepto de trabajar desde casa puede convertirse, según espera el negocio, en "trabajar desde cualquier lugar". Aunque hasta hace no mucho era una práctica poco común, el trabajo en remoto o teletrabajo es ya una realidad para mucha gente, lo que abre nuevas posibilidades y escenarios. 

Según una encuesta realizada para Airbnb en España, el 78% de los trabajadores de oficina ha teletrabajado en los últimos 6 meses y sus ganas de viajar no han mermado desde entonces, pero sí su preocupación por hacerlo. Ahora lo desean pero por otras razones.

Casi un tercio de los encuestados (32%) ha ampliado desde el inicio de la pandemia la duración de un viaje para poder quedarse más días trabajando desde el destino; de hecho, desde el inicio de la desescalada, el 57% de los trabajadores de oficina que participaron en la encuesta se han ido de viaje, y casi un tercio de quienes se fueron de vacaciones trabajó durante ese tiempo, pero fuera del lugar habitual.

Leer más: Airbnb planea salir a bolsa en diciembre y buscará recaudar unos 2.560 millones de euros

Pero los cambios no afectan sólo a las vacaciones o viajes esporádicos, sino a los modelos de vida en general. Así, la incertidumbre causada por la COVID-19 también está llevando a muchas personas a considerar la posibilidad de mudarse de manera permanente a través de la aplicación, esto es, utilizar Airbnb para probar nuevos barrios y ciudades antes de comprometerse con una decisión a largo plazo. A ojos de la encuesta, uno de cada tres trabajadores de oficina en España ha pensado o está pensando en mudarse tras la pandemia, principalmente a un entorno rural o a una localidad más pequeña.

La supuesta tendencia también se refleja en el comportamiento de los huéspedes de todo el mundo, puesto que, de julio a septiembre de este año, han incrementado un 128% las evaluaciones de huéspedes en Airbnb que mencionan conceptos como "mudanza", "mudarse", "teletrabajo" o "probar un barrio nuevo", en comparación con el mismo periodo del año pasado.

El confinamiento tiene mucho que ver en estos cambios, con un incremento de los destinos frente al mar (44%), en la montaña (22%) o a las orillas de un lago (11%), aunque sean un par de semanas en los que haya que trabajar. Muchos cambios en poco tiempo.

Este cambio en las condiciones de trabajo lleva a muchos a soñar con la vida en el campo o a la orilla del mar. Entre los trabajadores de oficina encuestados en España, para pasar una semana trabajando de forma remota en los próximos 6 meses, escogerían:

Auge del turismo de proximidad

La playa de Ambolo en Jávea, cerca de Alicante.La playa de Ambolo en Jávea, cerca de Alicante.
La playa de Ambolo en Jávea, cerca de Alicante.
Rudolf Ernst/ Getty Images

Si en 2019 las vistas de la población estaban puestas en destinos urbanos como París, Londres, Madrid, Barcelona o Lisboa, la incertidumbre del 2020 apunta más a zonas rurales, ciudades medianas y poblaciones de montaña y de costa, principalmente las cercanas al lugar de residencia. Una cosa va ligada a la otra.

Así, Airbnb ha identificado, en sus propias palabras, "un cambio de tendencia hacia los viajes alejados del turismo de temporada" y una preferencia por las escapadas durante todo el año, cambiando París por Jávea, Londres por San Sebastián y Lisboa por Barbate, entre muchas otras. La mayor parte de los viajes seguirán siendo nacionales, pero con el enfoque de buscar un alojamiento único (de hecho, los propietarios de estos últimos han ingresado más de 1.000 millones de dólares desde que se declaró la pandemia el pasado mes de marzo).

Leer más: 38 fotos que reflejan cómo han cambiado los lugares más turísticos del mundo con el confinamiento por coronavirus

Pero no sólo cambia la localización geográfica, sino también el tipo de alojamiento deseado. De esta forma, las casas enteras han sustituido a los apartamentos como la modalidad de espacio más popular en 2021, puesto que permiten contar con un espacio más controlado. Otras estancias menos comunes en otros años, como cabañas o casitas de campo, también han incrementado su popularidad de cara a estancias más prolongadas donde compaginar descanso y trabajo. Las llamadas staycations.

Viajes cápsula y planes de futuro

Airbnb

© Airbnb, Inc.

Si se comparan los deseos del usuario con los de 2019, este año hay una palabra que parece más presente que nunca: "familia". En comparación con el año pasado, los viajeros recurren "cada vez más" a Airbnb para reconectar con los suyos de forma segura sin alejarse de las posibilidades que ofrece el trabajo a distancia. Así, lo que antes eran pretensiones de turismo rápido por grandes ciudades han mutado en buscar entornos seguros donde pasar una temporada, aunque sea "encerrados" en el domicilio.

Son los que se conoce como "viajes cápsula": viajar en un entorno conocido, con gente de confianza, y preferir pasar el tiempo que teletrabajan con su familia (51%) más que con desconocidos o compañeros de trabajo (10%), sobre todo si existe la posibilidad de un entorno abierto en el que poder trabajar al aire libre sin miedo a contagiarse del COVID-19. Esto también se evidencia en los grandes cambios del turismo a larga distancia, con objetivos más centrados en América Latina y las maravillas naturales de México, Brasil o Colombia.

Lo dicho, un futuro menos centrado en el turismo y más enfocado en difuminar la línea entre el trabajo y los viajes.

LEER TAMBIÉN: Airbnb lanza una herramienta de monitorización de la regulación local que podría ayudar a acabar con las fiestas en las casas

LEER TAMBIÉN: Aviso a los fans de 'El Príncipe de Bel-Air': Airbnb permite que te alojes en la mansión de la popular serie

LEER TAMBIÉN: Airbnb planea salir a bolsa en diciembre y buscará recaudar unos 2.560 millones de euros

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Airbnb
  2. Viajes
  3. Turismo
  4. Coronavirus
  5. Trending
  6. Top