El nuevo telescopio de la NASA detectaría posibles señales de vida alienígena en solo 20 horas, según investigaciones de un astrónomo

Imagen conceptual del telescopio espacial James Webb.
Imagen conceptual del telescopio espacial James Webb.
NASA
  • Si no se produce otro retraso, el telescopio espacial James Webb se pondrá en órbita el 22 de diciembre e inmediatamente se convertirá en la herramienta más potente para observar el universo más lejano.
  • Tras una serie de análisis, el astrónomo Thomas Mikal-Evans ha concluido que, en el mejor de los casos, el James Webb tardaría solo 20 horas en detectar posibles señales de vida alienígena en la atmósfera de exoplanetas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando el telescopio espacial James Webb sea lanzado el 22 de diciembre, este observatorio espacial no solo ofrecerá una mejor visión del universo más cercano. El considerado telescopio más grande y potente jamás construido a la fecha sería capaz de detectar señales potenciales de vida extraterrestre en poco más de 20 horas según explican en Science Alert.

El astrónomo Thomas Mikal-Evans, especializado en el estudio de las atmósferas de los exoplanetas, ha investigado el potencial del James Webb dentro del campo de la transmisión espectroscópica, un método que puede detectar la composición de una atmósfera planetaria a partir de cómo la atraviesa la luz de las estrellas vecinas.

Mikal-Evans decidió usar como ejemplo a TRAPPIST-1e, planeta extrasolar con masa, radio, densidad y gravedad similares a los de la Tierra. Es uno de los exoplanetas con más posibilidades de ser habitable para la raza humana y, debido precisamente a sus prometedoras condiciones, podría dar cobijo a vida alienígena.

El astrónomo ha calculado cuánto tardaría el telescopio espacial James Webb en detectar metano (CH4) y dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera de TRAPPIST-1e. Según los resultados de su estudio, que aún debe ser analizado por expertos para obtener validación, el observatorio podría tardar como mínimo 5 tránsitos en detectar ambos elementos.

Se considera tránsito al proceso de lectura de luminosidad realizado por el telescopio. Un tránsito suele durar unas 4,3 horas. Así que, en el mejor de los escenarios posibles, el James Webb tardaría solo 20 horas en verificar la atmósfera del planeta extrasolar.

"Si TRAPPIST-1e tiene una composición atmosférica similar a la de Tierra durante el eón arcaico (hace unos 4.000 millones de años), se podrían realizar detecciones fuertes tanto de metano como de dióxido de carbono en 5-10 tránsitos, siempre bajo el marco de que los instrumentos funcionen correctamente, y dejando de lado el efecto de la variabilidad estelar". explica el astrónomo.

Si el James Webb detecta ambos elementos, no significará necesariamente que este planeta contenga presencia alienígena, pero las posibilidades serán altas, ya que los astrónomos buscan CH4 y CO2 como factores de vida extraterrestre.

Esas 20 horas para detectar vida alienígena solo serán posibles en el mejor de los casos. Los datos analizados por Thomas Mikal-Evans sugieren que el observatorio espacial podría tardar más de 200 horas en realizar sus lecturas. Todo dependería de cuán nublada sea la atmósfera de TRAPPIST-1e. Además, cabe la posibilidad de que dicha atmósfera tenga una composición anómala.

Ensamblado del espejo principal del telescopio espacial James Webb en el Centro de vuelo espacial Goddard.
Ensamblado del espejo principal del telescopio espacial James Webb en el Centro de vuelo espacial Goddard.
NASA

A falta de ser verificado, los resultados del informe son esperanzadores porque confirmarían que el James Webb será una "herramienta esencial para el estudio de exoplanetas" gracias a la rapidez de su análisis. 

El telescopio espacial James Webb es una colaboración entre 17 países y está siendo construido conjuntamente por la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense. Será el sustituto de los míticos telescopios Hubble y Spitzer, y entre sus objetivos está el observar los eventos u objetos más distantes del universo, como exoplanetas o novas.

Si todo va bien, el lanzamiento del James Webb se realizará el 22 de diciembre. No obstante, es posible que se retrase su puesta en órbita debido a unas vibraciones inesperadas en su aparato que han obligado a volver a examinar todos los instrumentos para cerciorarse de que todo va bien.

No sería el primer retraso que sufriera este observatorio espacial. El proyecto surgió originalmente en el siglo XX, y el objetivo inicial era lanzarlo en 2007. Muchos problemas económicos y retos técnicos han ido posponiendo su puesta en marcha, incluyendo la pandemia del Covid-19, el último gran problema global.

Independientemente de si a finales de diciembre, o ya en 2022, el lanzamiento del telescopio espacial James Webb es cuestión de tiempo. ¿Qué será lo primero que encuentre allá arriba?

Otros artículos interesantes:

La NASA estudia cómo crear una red wifi en la Luna, con el objetivo de solucionar la brecha digital en la Tierra

Descubren en el Océano Pacífico isótopos radiactivos que podrían ser alienígenas, fruto de una supernova violenta reciente

Cuáles son los 4 mundos potenciales para que haya vida extraterrestre, según la ciencia

Te recomendamos

Y además