OpenAI no tiene previsto ofrecer a Microsoft o a otros inversores externos un puesto en el nuevo consejo de administración

Kai Xiang Teo,
Bret Taylor, nuevo presidente del consejo de administración de OpenAI (izquierda), y Satya Nadella, CEO de Microsoft.
Bret Taylor, nuevo presidente del consejo de administración de OpenAI (izquierda), y Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Mark Wilson y Justin Sullivan vía Getty

  • OpenAI, la famosa desarrolladora de herramientas de inteligencia artificial como ChatGPT o DALL·E, no tiene previsto ofrecer a inversores externos como Microsoft ningún puesto en su nuevo consejo de administración.
  • La firma de Redmond es el mayor inversor de OpenAI, con más de 10.000 millones de dólares aportados a sus cuentas, y Satya Nadella, CEO de Microsoft, ya había insinuado anteriormente la posibilidad de obtener un puesto en su consejo.

Incluso después de la reorganización que ha experimentado la junta directiva de OpenAI con la salida —forzada— y posterior retorno de su director ejecutivo, Sam Altman, es poco probable que algunos de los principales inversores de la desarrolladora de ChatGPT obtengan un puesto en su consejo de administración.

Así lo han publicado este martes medios de comunicación como Reuters o The Information, que han aludido a fuentes cercanas a la situación de la compañía que han asegurado que la nueva junta de OpenAI no tiene previsto ofrecer puestos en el consejo a inversores externos como Microsoft, Thrive Capital o Khosla Ventures. 

Según The Information, esta medida daría a entender que la nueva junta directiva prioriza la seguridad de la inteligencia artificial por encima de la búsqueda de beneficios para sus inversores.

Microsoft es el mayor inversor de OpenAI, con unos 13.000 millones de dólares aportados hasta la fecha. Khosla Ventures fue uno de los primeros inversores de la empresa de IA en 2019, mientras que Thrive Capital lidera el último acuerdo de compra de acciones de empleados de OpenAI que valoró a la compañía en más de 80.000 millones.

Teniendo en cuenta el nivel de inversión de Microsoft, la tecnológica no tendría intención de "sentarse pasivamente" en la mesa del consejo de administración, ha explicado Thomas Hayes, presidente del fondo de cobertura Great Hill Capital a Reuters.

 

El cofundador y CEO de OpenAI, Sam Altman, fue despedido por la junta directiva de su propia empresa el pasado 17 de noviembre, que dio lugar a un espectacular regreso tan solo cinco días después. La desarrolladora de ChatGPT anunció el 22 de noviembre la vuelta de Altman y la salida de dos miembros de la junta que habían estado implicados en su destitución.

El nuevo consejo de administración de OpenAI va a estar formado inicialmente por el exsecretario del Tesoro de Estados Unidos Larry Summers, el antiguo codirector ejecutivo de Salesforce Bret Taylor y el fundador de Quora Adam D'Angelo. Según The Verge, se espera que este nuevo consejo valore candidatos para formar una nueva junta directiva compuesta por nueve personas.

OpenAI tiene una estructura inusual, en la que su división con ánimo de lucro está dirigida por el consejo de administración de la entidad sin ánimo de lucro. Este consejo tiene por objetivo mantener a la compañía centrada en el cumplimiento de su propósito: desarrollar una inteligencia artificial que beneficie a toda la humanidad.

Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft, ya había manifestado su deseo de modificar la estructura de gobierno de OpenAI tras la destitución de Altman. Nadella y otros inversores presionaron para que el cofundador volviese a su antiguo puesto en la empresa de IA.

El CEO de Microsoft también sugirió la posibilidad de que su compañía tuviese un puesto en el consejo de administración de OpenAI durante una entrevista con la periodista tecnológica Kara Swisher el pasado 21 de noviembre. "Lo veremos si ocurre, pero creo que tendremos que asegurarnos de que nuestros intereses son claros", declaró Nadella a Swisher.

OpenAI, Microsoft, Thrive Capital y Khosla Ventures no han respondido a las peticiones de declaraciones de Business Insider, enviadas fuera del horario de trabajo habitual.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.