Pasar al contenido principal

Así suele responder la Bolsa cuando un ciclo alcista tan largo como el actual acaba

Traders en Wall Street operando
Reuters
  • El S&P 500, el Dow Jones y el Nasdaq se encuentran en cotas de máximos históricos y eso genera incertidumbre a los inversores.
  • Los mercados alcistas especialmente largos no siempre tienen la respuesta de Bolsas bajistas largos y duros.
  • En la medida en que el futuro haya un comportamiento como el que se ha observado en el pasado, es de esperar que los mercados alcistas de mayor duración tengan más probabilidades de que le precedan mercados bajistas más cortos que la media y viceversa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los parqués de todo el mundo se encuentran muy pendiente de lo que pueda suceder en Estados Unidos. El S&P 500, el Dow Jones y el Nasdaq se encuentran en cotas de máximos históricos y eso genera incertidumbre a los inversores.

¿Eso quiere decir que cuando se acabe la fiesta tendremos que abrir el paraguas durante mucho tiempo? No necesariamente. 

Los mercados alcistas especialmente largos no siempre tienen la respuesta de Bolsas bajistas largas y duras. De hecho, la mayoría de las veces, son seguidos por descensos más cortos que la media.

Si la expresión de “cuanto más suben, más abrupto será el descenso” fuera cierta, entonces el próximo mercado bajista sería especialmente duro. Sin embargo, la historia no respalda ese argumento: no existe una correlación entre la duración de un mercado alcista y la duración; y la gravedad del mercado bajista posterior.

Los inversores también pueden relajarse por otra razón, según expone el analista financiero, Mark Hulbert. A pesar de la narrativa actual de que el mercado alcista tiene 11 años de vida, en realidad es mucho más joven: De hecho, tiene menos de cuatro años

Ha habido dos mercados bajistas desde 2009, según el calendario alcista publicado por Ned Davis Research. Eso significa que, incluso si a los mercados alcistas más largos les siguieran los mercados bajistas más largos, no habría ninguna razón en particular para preocuparse en estos momentos.

Leer más: 21 maneras de ganar dinero sin hacer prácticamente nada

La estadística como base

Para medir la correlación entre la duración de un mercado alcista y bajista, basta con fijarse en el modelo de Ned Davis, según el cual ha habido 36 mercados bajistas desde 1900 y 37 mercados alcistas.

Al introducir esas fechas en el software estadístico se puede observar una correlación inversa entre la duración de un mercado alcista y la del mercado bajista posterior. Esta resulta significativa al nivel de confianza del 95% que los estadísticos utilizan a menudo para determinar si un patrón es fiable

Esto quiere decir que, en la medida en que el futuro haya un comportamiento como el que se ha observado en el pasado, es de esperar que los mercados alcistas de mayor duración tengan más probabilidades de que le precedan mercados bajistas más cortos que la media y viceversa.

Además, si se mide la correlación entre la duración de un mercado alcista y la magnitud de la pérdida en el mercado bajista posterior, no hay claras conclusiones. Eso significa que no se puede concluir que los mercados alcistas largos suelen ir seguidos de pérdidas por debajo de la media del mercado bajista. Y es que todavía no hay razón para preocuparse de que esas pérdidas “sean mayores que el promedio”, argumenta Hulbert.

Sin duda, ninguno de estos resultados ofrece ninguna garantía de que el próximo mercado bajista no sea terrible. En cambio, la lectura del registro histórico desvela que, si deseas argumentar que el próximo mercado bajista sea terrible, tendrás que basar tu análisis “en factores distintos de la supuesta longitud del mercado alcista actual”, asegura.

Hay muchos otros factores en los que enfocarse, si lo deseas, tal y como destaca Hulbert. Actualmente, por ejemplo, la Bolsa está extremadamente “sobrevalorada” según una serie de indicadores como “la relación PER ajustada cíclicamente, o el CAPE, que actualmente es superior al 96% de las lecturas mensuales desde 1871”, concluye. 

Y además